spot_img
spot_img
8.2 C
Nueve de Julio
sábado, mayo 18, 2024

Fernando Aranda Martínez disfruta de su presente


El nuevejuliense Fernando Aranda Martínez sigue sus pasos adelantes con el baile, con la misma pasión que lo hacía desde muy pequeño y ahora de manera profesional. Después del impacto de la pandemia en el sector artí­stico, nacieron nuevos proyectos vinculados al tango y con nuevas posibilidades a futuro.
En enero de 2022 Fernando comenzó a trabajar en «Ventana» y «Aljibe», casa de tango de la ciudad de Buenos Aires, con dos shows en el mismo lugar. Cuando se preparaba para trabajando en el estreno de Michelángelo, la segunda casa que se abrió, por una lesión en su rodilla no pudo estar.
Eso no le impidió a Fernando pensar en el futuro, sacó fuerzas para seguir adelante. «Después de la lesión tuve que hacer rehabilitación en mi rodilla, tres meses después retomé y fui llamado para trabajar en El Viejo Almacén, una de las casas más emblemáticas de Buenos Aires, la primera casa de tango» comentó a EL 9 DE JULIO.
«Estar en El Viejo Almacén, al lado de Hugo Marcel, uno de los grandes cantantes de tango de aquella época, es muy lindo y estoy muy contento por eso. Empecé en mayo y desde ahí no paré. Estamos en temporada alta y hay días en que metemos dos shows en el mismo día. El director de la Orquesta es Fernando Marzán y el Director Coreográfico Mario Morales», sostuvo.
Mientras estaba trabajando en este proyecto le salió una audición con un empresario de Nueva York dedicado a montar la comedia musical «La Pasión según Magdalena». Se trata de un representante de comedias musicales que estaba buscando bailarines para una comedia musical de tango en El Ateneo de Buenos Aires.
«En la audición pedían que canten y bailen tango, como así que actúen. Fui porque tenía formación en las tres cosas, estuve tomando clases para estar preparados en estas ocasiones. No me dedico a cantar ni a actuar, pero cuando piden los requisitos hay que estar preparados para el trabajo aunque mi especialidd es el baile. Audiocioné y quedé», señaló.
Trabajaron tres meses. Se montó la obra en octubre y noviembre y en diciembre fueron las funciones. «Una de las cosas mas lindas que trabajé con la dirección coreografica de Laura Roata, muy reconocida en el mundo y en nuestro paí­s», comentó Aranda.
El bailarín resumió «eso es lo que me pasó en 2022 con trabajo y salud, cumpliendo el sueño de vivir de lo que uno ama: se puede, hay que ir en la meta y no perder el foco. Gracias a Dios, a mi madre -Selva-, a mis tíos y a mi amigo Javier Jerez, que son quienes me están apuntalando. Me siento cada vez mejor y estoy muy contento y feliz, haciendo lo que uno ama. He cumplido el sueño de mi vida, y lo disfruto mucho».
«Si bien sigue en el Viejo Almacén Para el 2023 cosas nuevas, con propuestas de viajes para algunos países, con posibilidades de giras, pero «hay que esperar», concluyó Aranda Martínez.

 

Más noticias