24 septiembre 2021

Roque Serafín Callegaro

4762384399_9ecae070d9Un hombre al servicio de la investigación científica
* Nacido en 9 de Julio, desde su nacimiento su vida estuvo signada por la singularidad: como séptimo hijo varón, fue apadrinado por el presidente de la República.
* Doctorado en Química y Farmacia, sus estudios universitarios los cursó en la ciudad de La Plata, donde fue fundador del Centro de Estudiantes de 9 de Julio y Bragado.
* Profesional e investigador destacado, ejerció la docencia en la misma casa de altos estudios donde se hubo graduado.
* En mérito a su eximia labor científica y humanística recibió la distinción «Conciencia Nacional», entre muchos otros galardones.

Los buenos científicos combinan un temperamento científico con una formación rigurosa en las herramientas y los métodos de su área y del método científico en general. Precisamente, el doctor  Roque Callegaro reunió las cualidades necesarias para ser un buen científico, tanto en los rasgos de su personalidad como en el compromiso de una manera científica para abordar los problemas y buscar soluciones.
Había nacido en el Partido de 9 de Julio el 3 de enero de 1911, hijo de dos inmigrantes italianos, Modesto Callegaro, quien por entonces contaba 44 años de edad, y de Teresa Pironio, de 35. El 25 de mayo de ese mismo año, por ministerio del presbítero Félix Compairé recibió las aguas del Bautismo en la parroquia de Santo Domingo, en 9 de Julio.
Por haber sido el séptimo hijo varón, recibió el padrinazgo del entonces presidente de la República, doctor Roque Sáenz Peña -de ahí el origen de su nombre-, quien en la ceremonia bautismal estuvo representado por el intendente Nicolás H. Robbio y por Gregorio Illescas y Francisco Avancini.

JUVENTUD Y DEPORTE
Desde muy joven, Roque S. Callegaro se destacó como deportista. Concretamente, a comienzos de la décadas de 1930, descollaba como número 5 en las filas del Club Atlético «9 de Julio», cuando a la sazón su hermano Enrique lo hacía en el equipo del Football Club Libertad.
Como dato anecdótico conviene mencionar que cuando debió continuar sus estudios en la capital provincial, fue requerido por el Club Estudiantes para incorporarse a su plantel. Al anoticiar de ello de su padre, aquel le sugirió que rechazara la oferta puesto que, «a La Plata se iba a estudiar y no a divertirse». Muy respetuoso de la voluntad de su padre, prefirió declinar el ofrecimiento.
Más tarde, de incógnito y con nombre apócrifo, para evitar disgustar a su padre, se incorporó a las filas de Quilmes. Pero, a poco, un nuevejuliense le reconoció y, nuevamente, debió desistir de jugar al fútbol en un equipo.

FUNDADOR DEL CENTRO
UNIVERSITARIO BRAGADO-9 DE JULIO
Siendo estudiante, fue fundador del Centro Universitario Bragado-9 de Julio, constituido en la ciudad platense. Más aún, ese 24 de abril de 1936 fue elegido primer presidente de la novel institución.

SU LABOR CIENTÍFICA
Su mayor servicio a la ciencia lo desarrolló como catedrático e investigador. Había dado forma a un instituto de investigaciones en la misma casa de altos estudios donde dictaba clases.
Cada momento de su vida, puede afirmarse, está ligado de un modo u otro tanto a la investigación como a la docencia.
Una de las temáticas que abordó a lo largo de su carrera fue la potabilización del agua. Entre sus estudios más conocidos se encuentran la monografía  “El Fluor y los Abastos de Agua . Su Exceso y Posibilidad de Eliminación”, editado en 1957 por el Ministerio de Obras Públicas de la Provincia.
En 1962 escribió las “Normas para agua potable en la Provincia de Buenos Aires”. En 1976 trabajó sobre la influencia de la actividad industrial en la contaminación de las aguas y corrección del exceso de Arsénico, Vanadio y Fluor.
El tratamiento de líquidos de camiones atmosféricos provenientes del desagote de pozos negros también estuvo entre sus preocupaciones científicas, como así también la eliminación del exceso de arsénico en el agua, sobre lo cual dedicó varios trabajos monográficos.
Merece especial interés entre su monumental obra científica su estudio sobre plantas de defluoración de aguas para el consumo humano, desarrollado en diciembre de 1983  y dado a conocer por el Laboratorio de Ingeniería Sanitaria de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata.
En el Congreso Argentino de Saneamiento y Medio Ambiente, celebrado en Mar del Plata hacia octubre de 1993, presentó en co-autoría el estudio titulado “Reducción de excesos de fluor en aguas de bebida. Metodología propuesta”. Allí se refiere a los perjudiciales efectos que la ingesta crónica de aguas con elevadas concentraciones de flúor causa sobre la salud humana y ofrece un procedimiento de desfluoración para aplicar a las aguas de bebida. Este procedimiento genera un mínimo impacto sobre el medio ambiente y sus efluentes son aprovechables íntegramente. El proceso es aplicable tanto a suministros domiciliarios como a abastos públicos.

SUS CONVICCIONES CRISTIANAS
El doctor Callegaro, nacido en el seno de una familia de profundas convicciones cristianas -era primo hermano del cardenal Pironio-, mantuvo estas condiciones hasta las últimas horas de su vida. Ya siendo octogenario podía vérsele caminar hacia la iglesia platense de San Ponciano donde oraba frecuentemente o participaba de los actos litúrgicos.

PALABRAS FINALES
El  doctor Roque Callegaro falleció el 26 de octubre de 2003. Sus restos descansan en el cementerio Parque del Campanario, en la ciudad de La Plata.
Hombre de elevadas cualidades morales, su vida puede ser citada como un auténtico ejemplo de dedicación y servicio; una existencia donde jamás mediaron las ambiciones personales o los deseos de amasar fortuna. De hecho, su muerte le sorprendió en la humilde posición económica a que sólo pueden aspirar esos espíritus notablemente extraordinarios.

Últimas noticias

Sigue la campaña para ayudar al tratamiento de Bauti

El pequeño Bautista es un bebé de seis meses, hijo de la nuevejuliense Gabriela Trofimovich y Augusto Aguirre quienes...

Noticias relacionadas