27 septiembre 2021

Inés Ordoñez de Lanús invitó a realizar un «camino al corazón»

Inés Ordoñez de Lanús25-3
Inés Ordoñez de Lanús durante la charla

En la noche del lunes último, en la Catedral de 9 de Julio, finalizada la misa vespertina y ante un numeroso número de concurrentes, tuvo lugar una disertación a cargo de Inés Ordoñez de Lanús, fundadora del Centro de Espiritualidad Santa María (CESM), que cuenta con una filial en esta ciudad. La disertante, autora de varios libros, la mayoría de los cuales fueron publicados por la Editorial Camino al Corazón, es una mujer que, inserta en las realidades del mundo del trabajo y la familia, vive y enseña una espiritualidad mística para la vida cotidiana.
El CESM, una asociación privada de fieles fundada y presidida por Inés Ordónez de Lanús, con una vida institucional de más de cuarenta años en el país, brinda acompañamiento gratuito a unas 1300 personas. Cuenta con más de 200 acompañantes, hombres y mujeres profesionales que además de abocarse a sus trabajos dedican tiempo a escuchar a otros y a ayudarlos a encontrar sentido a sus vidas. Para capacitarse, estudian filosofía, psicología y teología durante cuatro años.
En la conferencia brindada en 9 de Julio, Inés Ordoñez de Lanús invitó a realizar un «camino al corazón», iniciar un camino de interioridad, camino al propio corazón, para encontrar allí la respuesta a todas las preguntas. Para ello, recordó la importancia de emprender un camino  «desde el ser, donde estamos y dónde queremos aprender a amar, sabiendo que somos hijos de Dios y que queremos aprender a amar».
En esta introspección al corazón, juegan un rol significativo el camino del autoconocimiento y la oración contemplativa.
En efecto, en un pasaje de su disertación, recordó que «la oración es el medio privilegiado, el tiempo del silencio, donde juega un rol importante la manera en que comenzamos el día y la manera en que lo terminamos, para saber agradecer el día que se nos da con cada mañana».
En efecto, esta autora ha recordado que  «los cristianos creemos que Jesucristo es Camino, Verdad y Vida; anunciamos que su vida y su mensaje son una buena noticia para todos los hombres».
«Él vino para enseñarnos a vivir, y nos ha prometido su alegría y felicidad si vivimos en conformidad con sus enseñanzas. Él nos insistió en que debemos orar incesantemente y sin desanimarnos. Pero hemos dejado de orar y, por lo tanto, no sabemos vivir.
Cabe destacar que, «El Camino al Corazón», es precisamente el título de una trilogía que, Inés Ordoñez de Lanús, ha publicado abordando esta temática. En esas obras, como en la charla brindada el lunes, busca ahondar sobre algunas cuestiones esenciales en la vida del cristiano, a partir de ciertas preguntas motivadores: ¿Dónde estoy? ¿Cuál es mi lugar en la vida? ¿Cómo estoy viviendo cada uno de los lugares en los que transcurre mi vida? ¿Cuáles son los deseos más profundos de mi corazón?.
«Nuestros corazones -dice Inés Ordoñez de Lanús- desean el Todo. Quieren ser abrazados por el Todo y poder abrazarlo Todo. Anhelan la Eternidad. Cualquier otra esperanza se queda demasiado corta. Dios es eterno; la eternidad es un continuo presente. Cuando hablamos de la presencia de Dios estamos diciendo que Dios está presente en todo tiempo y en todo lugar. Cada aquí y cada ahora está preñado de su eterna omnipresencia.
Dios está aquí. Nos toca a nosotros aprender a “estar aquí” para poder experimentar a Dios».

ETAPAS DEL CAMINO AL CORAZON

Según Inés Ordoñez de Lanús, «el camino al corazón es un itinerario espiritual que nos conduce, paso a paso, al encuentro con Dios que habita en lo más profundo de nuestro corazón, dándonos vida».

Inés Ordoñez de Lanús25-2
«Dios -afirma la autora en varias de sus publicaciones- está con nosotros y “en” nosotros. Este descubrimiento es revolucionario. Mientras lo vamos experimentando descubrimos la fuerza de la atracción y el deseo. No sabemos por qué “deseamos” incursionar nuestros adentros. Es el deseo de Dios que se manifiesta en nosotros como fuerza vital, como impulso que nos anima a caminar; como chispa que nos alumbra; como fuego que nos purifica y enardece».
¿Cómo encaminarnos hacia nuestro propio corazón? ¿Cómo acompañarnos en este camino? Por medio de un itinerario que atraviesa sucesivos umbrales y recorre distintas etapas:

* Primer umbral: del afuera hacia adentro: -Primera etapa: Decidiéndonos; -Segunda etapa: Despertándonos; -Tercera etapa: Integrándonos.
* Segundo umbral: Del control a la entrega: -Cuarta etapa: Despojándonos; -Quinta etapa: Identificándonos; -Sexta etapa: Trascendiéndo- nos.
* Tercer umbral: La consumación del Amor: -Séptima etapa: Parte y Uno; -Octava etapa: Todo y Nada; -Novena etapa: Así SEA .
Todo este proceso se encuentra ahondado en las obras publicadas por Inés Ordoñez de Lanús.-

Últimas noticias

La Niña, pueblo turístico

A través de las redes sociales desde el área de Turismo de la Provincia de Buenos Aires se difundió...

Noticias relacionadas