spot_img
spot_img
6 diciembre 2022
spot_img

Alimentación: el pepino tiene mucho que aportar

Este alimento originario de las regiones tropicales del sur de Asia, es una de las hortalizas que más se producen a nivel mundial.
Es el fruto de una planta trepadora de la familia botánica de las cucurbitáceas, a la que también pertenecen la calabaza, el zuccini, el melón y la sandía.
Las características saludables de este fruto lo convierten en un alimento que tiene mucho que aportar en toda alimentación equilibrada.
Tiene un contenido calórico muy bajo. Aporta solo 13 kilocalorías cada 100 gramos de alimento, por lo que se la suele incluir en los regímenes para reducir o controlar el
peso corporal.
Contiene abundante vitamina C, que actúa como antioxidante en la piel y contribuye al buen funcionamiento de los cartílagos y los huesos.
También porta, en menor cantidad, vitamina A (retinol). Esta contribuye a formar el colágeno, una proteína que ayuda a mantener la piel hidratada y protegida de los
agentes externos, favoreciendo también el mantenimiento de la visión.
Esta hortaliza contiene pequeñas cantidades de folatos, una vitamina B que ayuda a producir el material genético del organismo e interviene en la producción de los
glóbulos rojos.
Asimismo, el pepino posee otros beneficios como la tiamina y niacina, dos vitaminas del grupo B. Estas ayudan a las células del organismo a convertir los carbohidratos de
la comida en energía para el cuerpo.
El mineral más abundante en el pepino es el potasio, que regula la presión arterial.
Contiene menores cantidades de fósforo, magnesio y hierro, los cuales cumplen múltiples funciones en el organismo, como ayudar a que los músculos, los nervios, el
metabolismo y el sistema inmunitario funcionen normalmente, y a que los huesos y dientes se mantengan en buen estado.
Cerca del 96% del pepino es agua. Por ello, resulta un alimento muy útil para quienes tengan dificultades para tomar el mínimo diario de líquido recomendado o tengan la
piel seca o deshidratada.
El pepino, combinado con otras verduras, tiene beneficios que aumentan el aporte de fibra al sistema digestivo. Esto facilita las digestiones y aumenta la sensación de
saciedad, reduciendo el apetito y mejorando el tránsito intestinal. Además, es diurético y favorece la actividad de los riñones.
Los compuestos antioxidantes del pepino reducen los daños provocados por los radicales libres, unas moléculas implicadas en el envejecimiento y el deterioro celular.
El pepino se puede incorporar a todo tipo de ensaladas, asado, a la plancha, en rellenos o en jugos (licuandolo).
Para mantener la calidad (color, textura y nutrientes) y las propiedades beneficiosas de esta hortaliza, y evitar que le crezcan microorganismos, es importante almacenarla de
modo correcto para alargar su vida útil y garantizar que su consumo sea seguro.
Si no se va a consumir esta hortaliza en el momento de su compra se la puede almacenar en la heladera hasta una semana, teniendo la precaución de no colocarla en
la parte más fría.
Tampoco es conveniente colocar el pepino al lado de manzanas, bananas o tomates, ya que estas frutas y verduras producen etileno, un compuesto al cual es sensible esta
hortaliza cucurbitácea y que puede hacer que madure más rápido, produciendo una maduración excesiva.

Sofía Villarrica
Lic. en nutrición
M.N.: 7103 M.P.: 2763
Atiende en:

Consultorios Ceinsa – Yrigoyen 1339 – Turnos: 520111
Consultorios GEN – La Rioja 866 – Turnos: 613760

Últimas noticias

Problemas en el servicio de agua en Ciudad Nueva

La Municipalidad de 9 de Julio, a través de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos, informó esta mañana...

Noticias relacionadas