spot_img
spot_img
7.8 C
Nueve de Julio
sábado, mayo 25, 2024

Clara Billoch en 9 de Julio

 

lita-billoch17-3lita-artesanas
Durante la mañana hizo su presentación en un domicilio particular sólo para las Artesanas. Este momento fue propicio para dialogar y conocer experiencias en jardines de aquí y allá.
Al mediodía seguimos el recorrido de su visita, almorzamos en el Hotel Libertad, lugar donde disfrutamos de su presencia. Durante la tarde a la hora 15 a su arribo fue reporteada por el periodista Raúl Mascheroni.
Su capacidad asombró con su conocimiento sobre jardines, huerta, etc.
La audiencia hizo preguntas y se evacuaron dudas.
Mi mente voló hacia aquella época en la cual Don Pompeo Buonanno tenía hermosos rosales en la Plaza Belgrano, allá por el año 1950. No dejo de recordar a Julio de Vedia que le pidió al Ing. Vaschetti que le trajera algún atado de rosas para evitar el avance de los animales a su casa ubicada en lo que es hoy Plaza España.
Las Artesanas, las rosas, la huerta, jardines y consejos van de la mano con Clara Billoch.
LOS ROSALES JUNTO A
LAS VIDES EN SAN JUAN
Probablemente no existe ninguna flor que a lo largo de la historia haya sido tan apreciada, honrada y celebrada como la rosa. Se la considera como símbolo de belleza y del amor.
La rosa es estéticamente plena y hermosa en su madurez. Una flor que se puede contemplar desde el pimpollo, que abriéndose a la vida, va alcanzando su esplendor día a día, en una escala progresiva de perfección.
Esta planta y su esplendorosa flor, acompañan al hombre en los más diversos climas y latitudes, encontrando siempre adaptación en todas partes del mundo.
En San Juan, zona desértica, con soles brillantes, cielos luminosos, la rosa adquiere otra expresión, otro deleite y otro encanto para los rosicultores sanjuaninos, que han aprendido que una rosa en nuestro suelo es un regalo de Dios.
POR QUE LOS ROSALES JUNTO A LAS VIDES
En el año 1851, en Francia específicamente en Borgoña procedente de Bélgica entró una gran enfermedad a los viñedos llamada oídio. Pronto se identificó como una forma de mildiu llamada Oidium tuckeri, de origen inglés. Sus esporas se propagan con gran velocidad, de manera que en dos años la región se vio presa del pánico. Nunca antes se había enfrentado a una enfermedad seria la vid. El oidio atacó a diferentes variedades de vides y en tipos distintos de suelos. Mató a los brotes tiernos de las plantas y redujo prácticamente a nada la cosecha.
Solamente la Iglesia Católica que necesitaba vino para celebrar las misas era capaz de garantizar la continuidad y consiguió la supervivencia de la vitivinicultura. Los viñedos se encontraban precisamente alrededor de monasterio y catedrales.
Los monjes cistercienses de Borgoña fueron los primeros en estudiar el suelo y llegaron a probar realmente la tierra, y por eso tenían una percepción tan aguda de sus cualidades y de los puntos donde esas cualidades cambiaban. Se los describe realmente como geólogos que utilizaron la nariz y el paladar para averiguar la estructura del suelo y el subsuelo de la región.
Fueron los primeros en transformar los viñedos, seleccionando las mejores plantas, en experimentar con la poda y en elegir las parcelas no expuestas a las heladas, que eran las que daban las uvas más maduras. Cercaban sus mejores viñedos con rosales y los rodeaban con muros.

ARTESANAS DEL VERDE
Presentaron el pasado viernes 11 de agosto en la Cámara de Comercio a la paisajista Clara Billoch, quien en una intensa y fructífera jornada, transmitiera su enorme experiencia con los jardines y la huerta.
Billoch enfatizó que “la jardinería es un oficio que se aprende cien por ciento practicando”, donde uno luego recoge las flores, los frutos o logra un fin estético. “Nada es mágico” dijo la paisajista, “el trabajo de la jardinera/o es permanente”. Con el valor de la entrada se colaboró con “Brigadas Sonrisas” entidad que da la merienda y apoyo escolar a cuarenta niños en la capilla San Pedro y San Pablo.
Agradecemos a la Cámara de Comercio por su disposición para la realización del evento.
A la Señora Mabel D’Elía del vivero “La Azalea” por la donación de un ejemplar de orquídea que fue sorteado entre la concurrencia, y a todo el público asistente.
Invitamos a visitar la página de Brigada Sonrisas: www.facebook.com/prolife.php?id=100008272265670 para quienes deseen colaborar con la entidad mencionada.

Más noticias