spot_img
spot_img
27 noviembre 2022

Se cumplen 24 años de la muerte de Roberto Mouras

Fue un histórico del Turismo Carretera y se consagró en la década del ’80, ganando tres campeonatos seguidos.
El 22 de noviembre de 1992, el circuito semi permanente de Lobos se llevó la vida de una de las máximas figuras de la historia del Turismo Carretera, Roberto José Mouras, ídolo de Chevro let, que fue además tricampeón con Dodge.
La fatalidad, fiel aliada de los riesgos del automovilismo, se devoró aquella mañana la vida del Toro o el Príncipe, como se lo conocía en el ambiente, cuando marchaba rumbo a una nueva victoria en la categoría más popular del mundo motor argentino. Con su espíritu ganador y combativo, Mouras se la jugó en el trazado bonaerense en pos de descontarle puntos a Oscar Aventín, por entonces líder del campeonato. La ruta 205 fue el escenario de la tragedia, cerca del cruce con la 41, donde una multitud presenció con incredulidad cómo un montículo de tierra frenó a la Chevy de Mouras, que venía a 230 kilómetros por hora y descontroló su curso al reventarse una goma delantera.
El golpe fue seco y escalofriante, como lo fue el silencio de los miles de fanáticos que presagiaron en ese momento lo que nadie quería: el final de la vida de un enorme piloto de 46 años, que sólo quería ganar la carrera y su cuarto título de TC.
Roberto José Mouras había nacido el 18 de febrero de 1948 en Moctezuma, pero por cuestiones laborales, su familia se trasladó a una ciudad cercana, Carlos Casares, donde afincó sus sueños de futuro campeón. Tuvo su paso fugaz como futbolista del club de la ciudad, donde se desempeñaba como un rústico número cuatro, pero fue la música de un motor de carrera lo que le provocó una verdadera seducción.

robertomouras22

Últimas noticias

Estudiantes secundarios de 9 de Julio recibieron netbooks

En la tarde del jueves 24 de septiembre se entregaron netbooks del programa Conectar Igualdad a estudiantes de las...

Noticias relacionadas