27 septiembre 2020

«El PRO versus LA GENTE»

Por Andrés Tempo
Por Andrés Tempo

Por Andrés Tempo. Sin tiempo para llorar sobre la leche derramada, hoy la sociedad nuevejuliense se enfrenta con un grave problema que puede paralizar su economía; si es que antes no se toman las medidas necesarias para atenuar el impacto que tendrán las últimas medidas en materia energética.
Los argumentos esgrimidos por el gobierno nacional para justificar los aumentos en las tarifas de luz y de gas, hablan de un “sinceramiento de la economía”. En igual sentido, el tarifaso en las facturas de agua responde a la misma tónica; pero con voces que llegan desde el gobierno provincial. En principio, entonces, podría concluirse que quienes no son dueños de una compañía de servicios públicos no forman parte de la economía; o que si forman parte de ella, no merecen la misma sinceridad.
Hace sólo cinco meses, quienes pertenecían al entonces partido opositor PRO y que hoy son gobierno, calculaban con exactitud milimétrica cuánto dinero se iba de 9 de Julio a causa de las retenciones al agro. Sin ir tan lejos, el actual intendente Mariano Barroso (PRO) proponía en su campaña eliminar las retenciones, con el argumento de que todos esos recursos eran más útiles si se “quedaban” en 9 de Julio que si “marchaban” a formar parte de las arcas del gobierno nacional. Salvo por el hecho improbable de que la Cooperativa Eléctrica Mariano Moreno, decida devolver puerta a puerta los aumentos tarifarios, hoy la realidad refleja lo contrario.Los recursos que se extraerán de cada uno de los hogares nuevejulienses, como así también de las PyMES y de todo el rubro de comercio; tendrán un impacto brutal real y negativo mucho mayor al beneficio producido por la baja de retenciones. Beneficio que incluso según los dichos de varias de las entidades que agrupan al campo, casi ha sido neutralizado por el aumento también desmedido en los combustibles.  Basta con ver la situación de crisis por la que atraviesa la lechería, para imaginar el efecto que tendrá en esas industrias de capital intensivo el aumento brutal de sus costos, sumados a la baja en el consumo que ya se esta evidenciando en las góndolas.
Más allá del análisis social que pueda hacerse de la situación y que retrotrae la calidad de vida ciudadana medio siglo, (hoy la preocupación general pasa por saber si se podrá conservar los alimentos y ver de noche, abrigarse del frio y poder bañarse ), el tema central es el impacto recesivo que tendrá en la economía. En ese sentido no son pocas las propuestas que están apareciendo de la mano de diputados de la provincia de Buenos Aires.
La Cámara de Diputados bonaerense unificando los proyectos de la diputada marplatense Alejandra Martínez, Marta Corrado; y los diputados Walter Abarca y Ricardo Moccero (FpV-PJ), sancionó un proyecto en el que solicita que el Gobierno provincial gestione la tarifa de gas diferenciada para Mar del Plata y la zona, Olavarría y los 22 municipios de la Sexta Sección Electoral, en el sudoeste bonaerense. Los argumentos son muy validos y pueden aplicarse a 9 de Julio: los parámetros de consumo en estas localidades no pueden ser los mismos que en Capital Federal. Las temperaturas, los vientos y los descampados de las localidades del interior profundo en la provincia, no son los mismos que los que se viven en las capitales protegidas por el hormigón. De modo que los consumos que se necesitan para calefaccionar un hogar “en el medio del campo”; son muy superiores a los que se necesita en una gran urbe. Los mínimos son otros y es eso lo que los diputados están solicitando. Que se eleven los consumos mínimos sin aumento.
Otra de las propuestas presentada en la Comisión de Energía y Combustibles de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires por el diputado provincial Manuel Elías (FpV-PJ); es la derogación de las leyes que recargan las boletas de luz. En otras palabras, “sincerar las facturas de luz” y que los consumidores paguen por la energía que consumen y no por la enorme cantidad de leyes, decretos leyes y ordenanzas que abultan de forma exponencial los montos de las facturas. La ciudad de 9 de Julio es un claro ejemplo de este caso. Facturas que parten de un consumido de $200, llegan a un total de $500 después de pasar por un sin número de recargos que según esta iniciativa ya es tiempo de eliminar.
Ambos proyectos son muy interesantes, salvo por un detalle, han sido presentados por diputados que pertenecen al FpV-PJ, y algunos por el Frente Renovador. La ciudad de 9 de Julio es gobernada por la Alianza Cambiemos, y cuenta con dos diputados también de esa misma fuerza. Queda por dilucidar si la pertenencia al PRO pesará más que las necesidades de los nuevejulienses; o si la “rivalidad política” sumada al “sinceramiento de la economía”, arrastrará a la ciudad de 9 de Julio hacia una “realidad espantosa”.
De eso depende la economía nuevejuliense.

Últimas noticias

Cuatro años de labor de la Orquesta 9 de Julio

  La Orquesta 9 de Julio cumplió este miércoles 23 de septiembre 4 años de actividad. Sin dudas que en...

Encontraron muerto a un hombre en su casa

Este viernes la Policía encontró muerto a un hombre de 47 años en calle Cavallari al 2500, entre Joaquín V. González y Roca del...

Bolívar: un rayo cayó en la Municipalidad y debieron evacuar al personal

La caída de un rayo sobre el edificio de la Municipalidad este viernes durante una intensa lluvia generó un susto entre los empleados del...

Teatro de Cáritas: hoy especial 20.45 por tv

Este sábado 26 de septiembre se despide la temporada 2020 del Teatro de Cáritas que por el Aislamiento se difundió por televisión. A partir...

Los casos activos de Covid-19 son 80

El Comité de Crisis en Salud del Partido de 9 de Julio informó este sábado que recibieron el alta 9 pacientes que tenían Coronavirus,...

Noticias relacionadas

- Advertisement -