30 septiembre 2020

Santiago Zaratiegui: Me preocupa el avance del riego artificial intensivo en mi zona

[12 de agosto de 2010] Santiago Zaratiegui (foto), abogado, vecino de Mones Cazón, ex presidente del Concejo Deliberante de Pehuajó, ha vuelto a dirigirse a dicho organismo requiriendo su intervención, ante la falta de respuesta del Ejecutivo a distintas notas elevadas respecto de un tema en el que viene trabajando desde hace tiempo, aún cuando fue concejal, referido al riego artificial y sus efectos sobre el acuífero, en la zona de Mones Cazón.

Al respecto, Zaratiegui explicó que «las aguas subterráneas son la única fuente de agua potable disponible en esta zona, ante las grandes distancias a fuentes superficiales de agua dulce, como son los ríos».

«Los problemas principales que padecen las aguas subterráneas son la contaminación y la sobreexplotación», puntualizó, acotando que «la sobreexplotación es el resultado del aumento excesivo de la extracción del agua, cada vez más demandada para usos urbanos, agrícolas e industriales, lo que produce descensos continuados del nivel de agua en el acuífero y un deterioro de su calidad».

LOS RIESGOS DEL RIEGO

«El riego -sostuvo- no sólo modifica el sistema natural por intervención directa sobre el mismo, sino que da origen a dinámicas de cambio más profundas que pueden ser indeseadas o negativas tanto desde el punto de vista socioeconómico como del ambiental y ecológico. Entre estas últimas hay cuatro que caracterizan los sistemas de riego mundial y son causa de preocupación creciente por sus efectos sobre la disponibilidad de tierras agrícolas, los recursos de agua, la biodiversidad y los hábitat naturales, las pérdidas que significan para la producción agrícola, la alteración o deterioro de ecosistemas y recursos naturales. Estas cuatro causales de cambio están asociadas a los problemas de salinización y alcalinización de suelos, el anegamiento, la eutrofización y el agotamiento de acuíferos, con su consiguiente fenómeno de destrucción de humedales, intrusión de agua de mar y hundimiento de suelos».

Apuntó en ese sentido que «estudios recientes lo ratifican y confirman, que los acuíferos ubicado entre el sur de Santa Fe y el norte de Buenos Aires, están mostrando signos de agotamiento y de contaminación, por distintos motivos: por agroquímicos, por conectar un acuífero de agua dulce con uno de agua salada. En varias zonas se ha verificó que los productores mezclaban dos acuíferos y salinizaban lo dulce».

«Los especialistas recomiendan que la conservación de las aguas subterráneas debe regirse por el principio de prevención, evitando que se produzca su contaminación y su sobreexplotación, estableciendo los medios y normativas que limiten el vertido incontrolado y la instalación de actividades peligrosas sin las debidas medidas de seguridad», destacó.

NO SE CUMPLE CON LA LEY

Zaratiegui puntualizó que «la utilización del agua subterránea para fines agropecuarios -principalmente riego- se incrementó significativamente en los últimos años en la provincia de Buenos Aires, y en algunos distritos se han cuadruplicado las superficies de riego. Si bien esta actividad -que siempre estuvo permitida pero sujeta a las limitaciones de la Ley Nº 12.257 del Código de Aguas de la Provincia de Buenos Aires y por resoluciones dictadas por la Autoridad del Agua bonaerense, como organismo de aplicación de dicha norma- la realidad demuestra que el grado de cumplimiento de esta ley es prácticamente nulo, al igual que el ejercicio de poder de policía que ostenta el organismo provincial antes mencionado. Como consecuencia de esta falta de controles se extrae el doble de agua que lo recomendado para preservar el recurso y permitir otros usos; y que muchas de las excavaciones ubicadas en la provincia no poseen los permisos legales ni cumplen con las condiciones técnicas mínimas, ya que muchos pozos se realizan sin control ni “encamisado”, lo que genera la contaminación y sobreexplotación de los acuífero y de las napas freáticas de las que también se extrae agua para consumo humano».

AGUA EN MONES CAZÓN Y MAGDALA.  QUÉ HACER

«Ante esta situación, algunos distritos de la provincia de Buenos Aires (de la Cuenca del Río Arrecifes), han efectuado varias propuestas para atacar esta problemática, una de ellas es lograr la delegación de facultades por parte de la A.D.A. a los municipios, para efectuar controles sobre las perforaciones clandestinas, la tasa del agua, etc.», remarcó, recordando la problemática que afecta a Pehuajó en cuanto al agua.

Agregó entonces que «estudios realizados en el año 2006, por el Instituto Nacional del Agua (INA) en la zona de Magdala y Mones Cazón han confirmado la presencia de depósitos subterráneos, con cantidad y calidad de agua como para abastecer las necesidades de las poblaciones de nuestro partido, por lo cual sería conveniente adoptar medidas concretas para proteger esas fuentes de agua dulce. Es de subrayar que sobre esta zona se encuentran emplazados la mayoría de los emprendimientos instalados en este distrito en el último tiempo».

PEDIDOS SIN RESPUESTAS

Mencionó entonces «que en el mes de noviembre de 2009, se aprobó por unanimidad la Resolución Nº 37/07, la que corre agregada al Expte Nº 3185/09 de ese H.C.D., mediante la cual ese H. Cuerpo manifestaba su preocupación y solicitaba al D.E. una serie de acciones e información vinculadas con el riego en nuestro distrito; y también en el mismo mes se presentó un proyecto de ordenanza vinculado con la preservación del recursos hídrico subterráneo en nuestro distrito, el cual corre agregado al Expte 3216/09, actuaciones éstas que evidencian la preocupación del Concejo Deliberante de Pehuajó por la problemática del agua. En igual sentido se ha manifestado la Comisión de Seguimiento de la Calidad del Agua de la ciudad de Pehuajo, la Sexta Asamblea Conjunta de los H.C.D. de Pehuajó, Carlos Casares y 9 de Julio -realizada en el mes de noviembre de 2009 en esta ciudad- y la Mesa del Agua en su reunión del 9 de diciembre de 2009 en la ciudad de 9 Julio», recordó.

SIMPLEMENTE, QUE SE CONTROLE

Por último, Zaratiegui aclaró que «de ninguna manera se pretende perjudicar la producción, la cual resulta indispensable para el crecimiento y desarrollo de la zona, sino simplemente, con la presente acción, se apunta a obtener información sobre las referidas actividades y lograr de esta manera, a través de la participación de los vecinos, el impulso de los controles pertinentes por parte de las autoridades y la observancia estricta de la legislación vigente en materia de uso y explotación de recursos hídricos subterráneos, a fin de garantizar el uso racional y sustentable de tan preciado recurso para la salud y la vida humana, evitando, de esta manera, eventuales perjuicios futuros a las poblaciones de la zona».  (de Diario Noticias de Pehuajó)

Últimas noticias

Licencias de conducir: desde el 1º de octubre se reciben solicitudes de turnos

La Oficina de Licencias de Conducir de la Municipalidad de Nueve de Julio informa que a partir del jueves...

En la semana del Día del Escritor Nuevejuliense

VAHO Por Carlos Crosa En toda fronda Hay algo de ser vivo, Dijo ella esa plateada madrugada Un poco fría para septiembre, Al acariciar la membrana de rocio En los capullos...

El Municipio evalúa si son necesarios los controles

Barroso: “nunca se detectó un caso de fiebre en las personas que ingresaban a nuestra ciudad” El Intendente Municipal de 9 de Julio, Mariano Barroso;...

Una mujer fue agredida por un hombre

Luego de recibirse un llamado 911, alrededor de las 23.00 horas personal de la Estación de Policía de 9 de Julio, concurrió a un...

Motociclistas sufrieron accidentes

En la tarde de ayer se registraron dos accidentes de tránsito con motociclistas involucrados, en ambos casos ante la presencia de perros en la...

Noticias relacionadas

- Advertisement -