30 octubre 2020

Un Intendente sin política de vivienda

En siete años, el Intendente en materia de hábitat y desarrollo humano no agregó un m2 de suelo, construyó menos de diez unidades, y promovió innumerables cambios violatorios del Código Urbano.

En 2011, el Grupo Esperanza junto al Dr. Delgado gestionó ante el Instituto de la Vivienda de la Provincia de Buenos Aires (IVBA), la construcción de unidades habitacionales en 9 de Julio, para adjudicar a familias con alguno de sus integrantes con discapacidad. Para ello, el HCD aprobó en 2012 un convenio por el cual el Municipio, por administración o licitación,se comprometía a realizar 10 viviendas íntegramente con fondos provinciales, en terrenos cedidos al IVBA para concretar la opera- toria Plan Solidaridad -Programa Bonaerense II.El 24 de febrero de 2012, el IVBA anticipó un 25 % (457.600,55 $) del importe total, para que el Intendente inicie las obras en 30 días, y las concluya en un plazo estimado de 12 meses. Ahora, transcurridos ocho meses, el Intendente reitera por la prensa su gastada estrategia de tergiversar la realidad para ocultar su falta de idoneidad en brindar respuestas en tiempo y forma, a las demandas sociales. Explicó por qué no inició la construcción, callando su culpa; mostró fotos con apertura de cimientos, y anunció rimbombante “Nuevo Plan de Viviendas para disca- pacidad  (¿Cuales son los otros?), y aseguró que acopió material para evitar mayores costos por tanta demora.
Tal afirmación es totalmente desmentida por la contabilidad oficial que suscribe Battistella, que señala que del monto recibido solo gastó 88.177$, (menos del 20 %), con lo cual encarecerá más la obra cuya ejecución está muy atrasada. En siete años, el Intendente en materia de hábitat y desarrollo humano no agregó un m2 de suelo, destinó fondos insignificantes en relación a los usados para pagar el cuadruplicado gasto de la burocracia partidaria, construyó menos de diez unidades, y promovió innumerables cambios violatorios del Código Urbano. Al abandonar la búsqueda del bien común, Batistella perjudica la calidad de vida de las mayorías, agrava el déficit habitacio- nal y el hacinamiento, eleva en forma desmesurada el precio del suelo y los alquileres, y colapsa todos los servicios públicos y sanitarios. Lamentablemente Battistella, reemplazó la búsqueda del bien común, para transferir con sus decisiones millonarios beneficios a corporaciones que usufructúan el esfuerzo de los demás. La conflictividad y la marginalidad social inherente al déficit habitacio- nal, dismuye sólo con gestiones públicas equitativas, eficaces, eficientes y transparentes, como las habidas desde 1991 hasta 2005 que brindaron respuestas fehacientes a 2600 familias, en todo el distrito, con la mitad de funcionarios y con el 60 % del extenso plantel actual.

Bloque de Concejales FPV K
Guillermo Rodríguez
Noelia Gatti
Alberto Capriroli
María Elena Defunchio

Artículo anteriorSe dice…
Artículo siguienteLos Cruzavías arman su fiesta de cumpleaños

Últimas noticias

Viernes y domingo, corre el TC 2000 en Alta Gracia

El TC2000 vuelve a correr este fin de semana con la presencia del nuevejuliense Tomás Cingolani quien buscará acercarse...

AUH: el gobierno suma a un millón de niños y adolescentes

El Presidente Alberto Fernández firmó este jueves en la residencia de Olivos un decreto que permitirá incorporar a la Asignación Universal por Hijo (AUH)...

La AFIP habilitó la inscripción al Programa ATP

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) habilitó el sistema de inscripción al Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP)....

Calendario de eventos turísticos virtuales

La primera semana de noviembre llega con música, danza, naturaleza y deseos de buenos augurios. San Isidro realizará una nueva edición de Jazz Virtual,...

Pedido por la rotonda de Urquiza y Agustín Alvarez

La obra de pavimentación del Acceso Urquiza realizada para conectar de forma segura la salida con Ruta 65 generó más tránsito en ese sector...

Noticias relacionadas

- Advertisement -