24 mayo 2022

Recuerdos de un oficio de ayer

* Reconocido talabartero, aprendió el oficio siendo niño.
* Después de desempeñarse en varias talabarterías, abrió su propio taller en la calle Vedia entre Urquiza y Sarmiento.
* Con el tiempo, cuando los trabajos de talabatería comenzaron a ser menos demandados, se dedicó a la tapicería.
* Entrevistado por EL 9 DE JULIO, nos cuenta aspectos de aquel tiempo que pasó.

Hoy, a modo de homenaje a todas aquellas personas que dedicaron su vida a al noble oficio de la talabartería, recogemos la trayectoria de Oscar Luis Sicca, un excepcional talabartero, conocedor de los secretos de este arte y, sobre todo, un Artesano con mayúsculas.
Oscar ejerció este oficio durante varias décadas, es un testimonio de vida pues conoce de primera mano los cambios experimentados desde aquella época de las maquinarias tiradas por caballos a la actualidad, cuando la tecnología ya se encuentra presente plenamente en el campo. Hoy, lejos de aquel tiempo en que el caballo tenía el protagonismo esencial en las actividades agropecuarias, Oscar nos trae los hermosos recuerdos de aquel entonces.
Sicca nació el 24 de febrero de 1924 en la localidad de Dennehy, donde su padre era propietario de un bar. Poco tiempo después su padre se trasladó con su familia a la localidad de Norumbega.
De aquella época, Oscar, en su amable diálogo con Diario EL 9 DE JULIO, recuerda la difícil situación económica que se vivía, sobre todo cuando se produjo la invasión de langostas que generó considerables daños al sector agropecuario. En la memoria del entrevistado se encuentra también otro acontecimiento histórico de esos años: la caída de la ceniza de abril de 1932, cuando erupcionó el volcán «El Descabezado».
Radicados en 9 de Julio, sus padres fijaron el domicilio en la avenida Garmendia y Sanfa Fe.

OBRAS DE ARTE
Oscar aprendió el oficio siendo niño. Es un auténtico artista en el uso del cuero. Basta con observar algunos de sus trabajos artesanales, tales como una yerbera, realizada en cuero y calabaza y un banco de polero, para advertir la calidad de los mismos a primera vista.

EL FUTBOL
Oscar Sicca, en su juventud, frecuentó al deporte. Como futbolista fue integrante de los primeros equipos del Club Atlético San Martín, desempeñándose en la defensa. Más tarde, pasó a Juventud Unida y, luego, se incorporó a las filas del Club Atlético «9 de Julio».
Oscar recuerda con claridad la ocasión en que se fundó el Club Atlético San Martín, en tiempo en que se encontraba en la talabartería de Gornatti.

SU FAMILIA
Casado con Josefina Ester Lombardo, su familia está formada por una hija, Liliana Ester; tres nietas, Carolina, Mariela y Natalia y dos bisnietos, Malena y Lázaro. Al mencionar a su familia, tanto Oscar como su esposa Josefina, expresan en su rostro la emoción, el cariño y el orgullo por ese regalo de la vida.

PALABRAS FINALES
Don Oscar Sicca, al evocar aquella época en que la talabartería era parte de la vida cotidiana nuevejuliense, no traza una trama interesante de recuerdos y anécdotas. En el hogar que comparte junto a su esposa desde hace más de cuarenta años, en la calle Vedia, Oscar vecino estimado, honesto y de trabajo, a quien sus vecinos reconocen con sincero aprecio.
Quien conoce a don Oscar sabe de su excelencia como talabartero y tapicero; pero sobre todo conoce su gran dimensión de persona de bien, honrada y auténtica.

Últimas noticias

El Centro de Jubilados de 9 de Julio suma actividades

Con el objetivo de la Comisión de recuperar el nivel de socios después de las consecuencias de la pandemia,...

Noticias relacionadas