spot_img
spot_img
20.5 C
Nueve de Julio
miércoles, febrero 28, 2024

Encuentro de Egresados Promoción 1954


El 2 de noviembre se realizó en el Restaurante Box, un almuerzo donde se festejaron los 65 años de finalización de los estudios secundarios.
Los bachilleres, todos hombres, emigraron a la ciudad de La Plata en busca de un título universitario.
Las maestras se quedaron en 9 de Julio para continuar la carrera del Magisterio. En aquella época sus padres no le permitían ir a la Capital para vivir en pensiones. Gracias a ellas muchas generaciones de niños y jóvenes se formaron, se educaron y se incorporaron a la vida de la ciudad haciendo de 9 de Julio una ciudad pujante y progresista. Merecen un gran reconocimiento!
Los peritos mercantiles con su título ya podían ejercer la profesión en la ciudad o emigrar a la Capital para seguir la carrera de Contador Público Nacional.
Los bachilleres que consiguieron concretar su sueño regresaron con el título obtenido y pudieron ejercer en su pueblo natal.
Roberto Egidio Villa, con el título de ingeniero, se hizo cargo de la empresa más antigua de la ciudad, que fue fundada por familiares, y que es un orgullo para los nuevejulienses.
Héctor Lizarralde, con su título de médico, ejerció en la ciudad con mucho éxito.
Aldo Lizarralde con su título de ingeniero realizó obras importantes en la ciudad.
Rubén Barroso con el título de médico también ejerció en la ciudad exitosamente. Y su hijo actualmente es el intendente de 9 de Julio. Todo un honor.
Luis María Pérez con sus conocimientos de agrimensura fue un destacado colaborador de la industria de Roberto Villa. Actualmente en actividad realizó varias obras importantes en la ciudad.
Walter Murua, recibido de médico se quedó en Buenos Aires habiendo atendido a importantes personajes de la televisión argentina e inclusive interviniendo en programas de TV.
Eduardo Bortini, recibido de médico, no ejerció en la ciudad. Pero merece un párrafo aparte. Su madre, Maria Luisa Moledo, fue hija de don Eduardo Moledo, una persona muy destacada que vivió en una casa de 1880 que todavía está en pie, ubicada en las calles Urquiza y Granada. Este Eduardo Moledo fue un hombre de bien y brindó ayuda generosa a millares de personas que llegaban hasta él en busca de consuelo o de una palabra de aliento. Su grandiosa ayuda humanitaria alcanzaba a todos. La casa de este hombre de bien merece ser declarada Patrimonio Arquitectonico mediante ordenanza municipal.
Luis Alberto Carlos no realizó su sueño de ser arquitecto por falta de recursos y falta de apoyo familiar. Pero fue beneficiado con la obtención de un lugar de trabajo en el Banco Municipal de Préstamos por su abnegada colaboración en la campaña del Dr. Arturo Umberto Ilia. Hizo la carrera de Tasador de Objetos varios, antigüedades y arte hasta alcanzar la máxima jerarquía siendo auditor del Directorio. Después de retirarse se recibió de Técnico Superior de Museologia Histórica en la ENAM, dependiente de la Comisión de Monumentos, Lugares y de Bienes Históricos de la Presidencia de la Nación. Fue asimismo profesor adjunto en las carreras de Peritaje y Valuación de obras de arte, Conservación de Bienes Culturales y Museologia en la Facultad de Arte de la UNSA (Universidad del Museo Social Argentino).

Más noticias