24,1 C
Nueve de Julio

Renovada muestra de fe en la 40º Peregrinación

Uniendo Fátima con el Monasterio

El sábado por la noche y durante la madrugada del domingo tuvo lugar la tradicional Peregrinación que une 9 de Julio y Los Toldos. En esta ocasión los peregrinos marcharon desde el Santuario de Fátima hasta el Monasterio Benedictino. Dio inicio pasadas las 21 horas, después de la Misa que dio el Obispo Ariel Torrado Mosconi, arribando minutos después de la hora 7.
Bajo el lema “Recibir la vida como viene”, participaron cientos de fieles la Cuadragésima edición de la Peregrinación Diocesana. Las columnas principales partieron como siempre, desde las ciudades de Los Toldos y Nueve de Julio, que recibieron a los peregrinos de las demás localidades de la Diócesis.
Desde la organización se destacó que la Peregrinación estuvo muy animada, y al mismo tiempo en esta ocasión la cantidad de peregrinos fue menor a otras ediciones. La partida de Fátima se hizo desde Avenida Cardenal Pironio hacia calle O’Higgins, hasta Mitre, continuando hasta la Rotonda y por Ruta 65 hacia el Monasterio.
Esta nueva edición tuvo la particularidad que adoptó el lema que trabajan desde hace años todos los Hogares de Cristo del país. Su intención fue incorporar activamente la participación de los jóvenes recuperados de las adicciones que actualmente concurren a estos centros.
Con este propósito, llegaron a Nueve de Julio miembros de los Hogares «Cristo Obrero” del Padre Mujica (Villa 31) y “Beato Ceferino Namncurá” del barrio Wiliam Morris (par-tido de Hurlingham), quienes acompañaron la peregrinación por la ruta, brindando sus testimonios personales sobre las azarosas situaciones de vida que los llevaron a caer en las adicciones y sobre su recuperación, que fue posible gracias al descubrimiento de su fe.
MENSAJE DEL OBISPO
El Obispo Diocesano, Monseñor Ariel Torrado Mosconi exhortó a los Peregrinos antes de la salida, para que la peregrinación permita “redescubrir el sentido más hondo y más profun-do de la vida».
El domingo por la mañana a la llegada de los peregrinos, monseñor Ariel Torrado Mosconi celebró la tradicional misa al aire libre en el monasterio benedictino.
Durante su homilía, hizo una firme exhortación a los presentes para que respeten y cuiden la vida en todas sus manifestaciones y en todos sus ciclos vitales. “El señor nos ha regalado la vida para siempre, esta vida terrena, germen y semilla de la eterna. Por eso queremos dar un Sí a la vida”, aseguró el prelado.
Asimismo destacó que “ante todo, cada uno debe renovar su amor y su pasión por la vida, cuidando la suya y la de los demás. Nuestra vida cobra sentido cuando amamos y vivimos para los demás. Y la misión de la Iglesia es justamente esa: ayudar a sus hijos a querer la vida, a darla en el amor, en el sacrificio, en la entrega generosa”.
Por eso exhortó a los fieles a “comprometerse para valorar y redescubrir el sentido más hondo y más profundo de la vida”. “Ella jamás es una amenaza, siempre es un regalo; jamás es un problema, es el principio de una solución”, puntualizó.

Últimas noticias

Fiesta del Lechón en Morea

Se realiza en la localidad de Morea (en el predio del Balneario) la 11º...

El Instituto Nº 4 despidió a sus egresados

Se llevó a cabo en el Salón de Usos Múltiples de la Escuela Normal...

French: se robaron equipos de iluminación

La comunidad de French amaneció con una noticia desagradable. Autores ignorados se robaron tres...