Flores de Bach: Liberar Emociones

Publicado el: Lunes 18 junio 2018 a las 12:14 pm

Hay quien llora en silencio, durante un breve instante y en discreta soledad. Sin embargo, el único modo de reiniciarnos, de drenar tristezas, frustraciones y tensiones es a través del llanto emocional. El desahogo auténtico solo es posible mediante esas lágrimas que se derraman como océanos templados por una voz rota.
Los expertos en psicobiología nos indican que pocos comportamientos nos hacen tan humanos como la risa y el llanto. De hecho, ambas expresiones emocionales tienen muchos aspectos en común. Disponen, por ejemplo, de un componente de “perseveración”. Es decir, cuando se inicia la risa o las lágrimas tienen una duración determinada que no puede acortarse con facilidad. Además, ambos consiguen un mismo fin: hacernos sentir mejor.

El alma descansa cuando dejar ir sus lágrimas, pero el dolor necesita del llanto para encontrar auténtico alivio
Por otro lado, todos sabemos que el llanto emocional -el que produce el auténtico desahogo– no está bien visto socialmente. En cambio, la lágrima discreta que resbala en un discurso político o en esa mirada temblorosa emocionada por el orgullo o por la contemplación de la belleza es más aceptada.

Quizá por ello, la mayoría evitamos lo que se conoce como el “llanto vocal”. Siempre resulta más cómodo buscar un rincón a oscuras donde nadie nos vea para dejar ir las lágrimas, pero eso sí, en discretísimo silencio. No sea que alguien nos oiga, nos vea y descubra que no somos tan fuertes como aparentamos.

Sin embargo, psiquiatras y neurobiólogos nos lo dicen bien claro: el desahogo, ya sea en soledad o con alguien, debe ser auténtico, catártico y liberador. Todo lo que implique cierto “autocontrol” sigue generando un componente de tensión y estrés. El llanto es necesario para el ser humano

La mayoría de bebés cuando llegan al mundo, lloran. Ahora bien, sus llantos carecen de lágrimas. El mecanismo cerebral que hará que sus glándulas lagrimales segreguen lágrimas aún no está maduro. Sin embargo, sus lloros ya cumplen una función biológica imprescindible: garantizar su supervivencia al conectar con sus semejantes para recibir atención, cuidados, consuelo y afecto.
Asimismo, a medida que crecemos y maduramos el llanto va cumpliendo diferentes funciones tan interesantes como útiles. Aunque en realidad, no siempre sacamos partido de ellas.

En primer lugar, uno de los propósitos del llanto es eliminar las toxinas del organismo ocasionadas por el estrés y la ansiedad. No es necesario que nos haya sucedido nada negativo, que sintamos tristeza o desconsuelo. En ocasiones, también lloramos por simple agotamiento, y el hecho de hacerlo, es tremendamente saludable.

El llanto cumple también una función de advertencia. Es como un toque de atención a la propia conciencia. Hay épocas en que nos sentimos frustrados, abrumados por algo sobre lo que deberíamos reaccionar y no lo hacemos.

Sin embargo, el simple hecho de dejar ir las lágrimas pone en marcha sofisticados mecanismos biológicos para permitirnos ver las cosas con mayor claridad.

Los científicos nos explican que el llanto emocional es en realidad una innovación evolutiva excepcional. No se trata solo “dejar caer las lágrimas”. El llanto profundo, auténtico y que nos permite desahogarnos plenamente activa la función de las neurotrofinas. Se trata de un tipo de proteínas capaces de favorecer la plasticidad neuronal.

Por decirlo de otro modo, “nos repara”. Favorece nuevos aprendizajes y nos ayuda a ser más creativos para poner en marcha nuevas conductas que nos permitirán adaptarnos mucho mejor a nuestros entornos. Muchos buscan un momento a parte para desahogar dramas, tensiones cotidianas. Sin embargo, en ocasiones, esos instantes no son suficientes. No hay una “reparación” auténtica. Hasta que poco a poco llega la sobrecarga, el bloqueo, la ansiedad… Y esa espina que ya no nos deja respirar.

Para concluir, a pesar de lo complicado que resulta permitirnos estos instantes de auténtico desahogo emocional, ya sea en soledad o en compañía, es necesario concedérnoslos de vez en cuando. Drenar el alma es una necesidad biológica y psicológica. No podemos olvidar la clásica frase de “emoción expresada, emoción superada”

Las flores de Bach te ayudan a liberar las emociones de una manera natural y simple. No tiene contraindicaciones ni límite de edad.

Viviana Tardella. Terapeuta floral

Cel. 2317-15474200

bach-flower-remedies-flowers-that-heal

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.

Portada    -    El Diario    -    Contacto    -    Publicidad    -    Suplemento 100 años    -    Temas del Mes    -    Mapa del sitio    -     Ediciones anteriores


SECCIONES
Actualidad
Rural
Arte
Salud
Deportes
Economía
General

Institucionales
Locales
Policiales
Política
Regionales
Salud
Turismo
SERVICIOS
Clima
Teléfonos Útiles
Farmacias de turno
Horóscopo
Resultados de Quiniela
Necrológicas
Resultados deportivos
Horarios de colectivos
SUPLEMENTOS
Deportes
Interés General
Vivamos mejor
La movida del 9
Mensajes para el alma
9 de Julio Rural
DATOS
Diario El 9 de Julio S.A
9 de Julio - Bs As - Argentina
Av. Vedia 198
(02317) 521052 / 611111
administracion@diarioel9dejulio.com.ar
(Publicidad)

redaccion@diarioel9dejulio.com.ar
(Redacción)

Edición impresa del dia

© 2011 "El 9 de Julio" - Diario vespertino fundado el 15 de mayo de 1909 | Directora: Manfredi Estela Rosa - Registro DNDA: En trámite - Nro de Edición: 3581

Sitio realizado por desarrollomiWeb