19 octubre 2021

Irma Mendoza: Vocación y amor por la docencia

irma mendozaIRMA Y GUILLERMO

Historias de vida

* Fue una de las primeras nuevejulienses que obtuvo el título de maestra en Educación Inicial.
* Durante más de cinco décadas ejerció la docencia en diferentes niveles de la enseñanza, inicial, primario, medio y superior.
* Amor de madre y ternura de amiga fueron las cualidades que se acentuaron en su paso por las aulas.
* Madre de cuatro hijos, abuela y bisabuela, hoy, ya retirada de la vida pública, conserva la ternura que le fueron características en sus años juveniles

Generalmente, salvo extrañas excepciones, los adultos suelen recordar con complacencia las experiencias vividas durante la llamada «educación preescolar» (hoy Inicial). La imagen de la primera maestra -»la señorita» con su guardapolvo de tela azul o celeste a cuadros- tomando las manos del niño, esbozando una sonrisa amistosa casi cómplice, o acariciando la mejilla con suavidad maternal, forma parte de los recuerdos de quien ha pasado por el Jardín de Infantes.
La ternura de los niños, quizá sólo puede ser correspondida por aquellas personas dotadas de un corazón tanto o más tierno; donde el amor es manifestado a través de muchas formas concretas, aún más allá de las teoría pedagógicas.
Irma Nélida Mendoza fue una de las maestras jardineras con más trayectoria, en 9 de Julio. Su capacidad de «mirar internamente» en el alma del niño le permitió ganarse un sitio en el recuerdo de sus ex alumnos, quienes no dejan de significarle su afecto por doquier.
Nacida en esta ciudad, sus estudios primarios y parte de los secundarios los cursó en el Colegio Jesús Sacramentado. Cuarto y quinto, sin embargo, debió proseguirlos en la Escuela Normal, de 25 de Mayo, donde obtuvo su título de Maestra hacia 1947.
Dos años más tarde concluía sus estudios como maestra en Educación Preescolar, junto a la recordada docente Susana Eceizabarrena de Beraza, en Trenque Lauquen. De este modo se convertía en una de las primeras nuevejulienses en obtener ese título; prosiguiendo la senda trazada por las hermanas Alasia, maestras jardineras arribadas a 9 de Julio desde otra ciudad, una vez organizada la creación de los primeros jardines de infantes.

LA ENSEÑANZA, UN DON
Sus primeras experiencias docentes las realizó tanto en 9 de Julio como en Trenque Lauquen, en cargos provisorios o suplantando a los titulares. De este modo podía costear, de su propio peculio, los gastos que le demandaban los estudios fuera de su lugar natal.
En la educación primaria fue profesora de Literatura en la antigua Escuela Nacional de Comercio y Anexos (hoy Escuela Normal Superior).
Como maestra jardinera, dejó importantes recuerdos en los jardines de infantes Nº 1, Nº 3 (de French) y de la Escuela Normal Superior.
Entre 1977 y 1978, hasta acogerse a los beneficios de la jubilación, ocupó el cargo de Inspectora de Educación Inicial, de la Región V, después de rendir los correspondientes exámenes en la capital de la Provincia. Esa jurisdicción integraba los distritos de Carlos Casares, Pehuajó, Dai- reaux, Henderson y Carlos Tejedor.

EDUCACION
SUPERIOR Y
CAPACITACION
En 1983 asumió el cargo de Práctica de la Enseñanza en la carrera de Magisterio en Educación Inicial, en el Instituto de Formación Docente Nº 4. Por espacio de catorce años contribuyó a la formación de un centenar de docentes, muchos de los cuales hoy se encuentran al frente de las salas, en los establecimientos de 9 de Julio.
Asimismo, a mediados de la década de 1990, desempeñó la misma tarea en la carrera de aplicación en Educación Maternal, dictada en la misma casa de estudios. Irma Mendoza se había especializado en esta rama, en 1986 y 1987, en el Instituto Superior de Formación Docente Nº 6, de Chivilcoy.
A lo largo de su carrera como docente buscó capacitarse en cuanto curso le fue posible hacerlo. Si bien no resultaría factible citar un detalle de ellos, se destaca su participación en el «IIIº Congreso Argentino», desarrollado por el comité argentino de la Organización Mundial para la Educación Preescolar, en carácter de miembro titular, hacia diciembre de 1973; en la Reunión Internacional de la Academia Nacional de Medicina, como miembro titular, en octubre de 1980.
Participó, de igual modo, del Congreso de Estimulación Temprana, promocionado por «El Cisne», en octubre de 1993 y en el «Cuarto Encuentro de Intercambio y Actualización Docente», organizado por «Novedades Educativas», en febrero de 1994, entre muchos otros.

ENCUENTRO CON EVA PERON
Irma tuvo el privilegio de conocer a Eva Duarte de Perón. Fue recibida por la esposa del entonces presidente de la República en la Fundación, cuando acompañó a una amiga desde 9 de Julio.
Aún recuerda la cantidad de máquinas de coser prontas a ser distribuidas a mujeres humildes de todo el país.

PALABRAS FINALES
La síntesis del espacio periodístico nos impide un mayor desarrollo en diversos aspectos de la carrera vital de quien nos ocupa. Aún así, es factible advertir la significación de esta vida, donde la palabra DAR se ha manifestado de tantísimas maneras.
Vale citar, como breve epílogo, un fragmento de las palabras que Irma Mendoza pronunciara en el acto de clausura del Curso de Educación Estética, realizado en noviembre de 1967:
«Todo lo sembrado en este curso tiene una meta, la más pura y auténtica; DAR al niño, usar nuestras manos y DAR hasta que queden vacías. Vacías porque nada se ha guardado, ni la caricia, ni el estímulo, ni el amor; vacías, porque nunca se cansaron de ofrecer».

Últimas noticias

Sentido homenaje a Walter Battistella a un año de su fallecimiento

En la localidad de Facundo Quiroga, dónde dió sus primeros pasos en la política y trabajo durante varios años...

Noticias relacionadas