4 diciembre 2020

Carta de lectores: ¿Alguien recuerda quién fue Carlos Robacio?

[14 de junio de 2011]

Por Paolo Barbieri.

Mi mente repleta de preguntas pensaba ¿alguien sabe quién fue este hombre? ¿Cuántos lo recuerdan?, Pero si hasta uno de los mejores hijos de esta tierra, el mismísimo General Belgrano, había muerto solo y sumido en la pobreza, entregando en parte de pago su reloj personal al médico que lo atendió en sus últimos días aun pese a la negativa de este.

Una crisis interna atravesaba el corazón de la incipiente Nación allá por 1820, y las autoridades no tuvieron ni tiempo ni ganas de honrar al héroe de Tucumán, solo un cura lo recordó en algún periódico, ya que ni la prensa se acordó de él.

Si ese fue el destino de Belgrano, que supo pertenecer a una de las familias mas ricas de la época y su paso por la revolución lo dejó en la ruina, que puede quedar para Carlos Robacio cuyos laureles si bien muchos no fueron tantos comparados con los de aquel.

Llegué a la incipiente conclusión de que tal vez siempre en esta tierra los hombres de bien que pusieron su vida, honor e intereses en juego por ser libres o para recuperar territorios usurpados en este caso, son victimas de las circunstancias de su tiempo y relegados por politiquería barata, conveniencias, y/o ignorancia.

También pensé que tal vez la desmalvinizacion ha logrado su cometido y ya nadie, o mejor dicho casi nadie, se interesa por lo acontecido en la guerra; o peor aún ningún combatiente es digno de ser recordado por el inconciente colectivo, salvo los conscriptos rescatados del olvido no ya por la etiqueta de héroes sino más bien por la de víctimas.

Tal vez la desmantelación actual en que se ven inmersas las fuerzas armadas ayuda a cavar hondo en el olvido.

Ahondando en la cuestión, no pude más que lamentar la injusticia en que hemos dejado caer a la institución que dio vida a este país, que no es otra que el Ejercito Argentino.

Los hombres cometen delitos y actos aberrantes, nunca las instituciones y no es correcto culpar a una institución de lo que hicieron hombres que ya no se encuentran en ella.

Si así fuera qué quedaría para el Ejecutivo! Qué para el Congreso y sus eternas corruptelas! Qué para la Corte! Todos fueron representados alguna vez por personas que cometieron actos nefastos y repudiables, delitos aberrantes y nadie hoy piensa en desmantelar a las instituciónes, más sí en criticar o reemplazar a quienes representan a las mismas.

Si basta decir que el único hombre electo en tres oportunidades y que mayor cantidad de votos ha obtenido en una elección presidencial (cerca del 60% en 1974) es hijo y fruto del Ejército, es un General!

Pero volviendo a la actualidad, se puede decir que hoy día se recuerdan muchas cosas de nuestro pasado, pero nadie nos recuerda hechos heroícos que representaron fielmente la herencia sanmartiniana. Nadie nos cuenta que un 13 de junio de 1982 un militar con coraje y muchas agallas decidió enfrentar al enemigo inglés altamente superior; Que un grupo de soldados decidió presentarle batalla y derrotarlo en el campo que nos pertenece y nos han usurpado.

Ese hombre fue el por entonces Capitán de Fragata Carlos Robacio, comandante del BIM 5 el batallón que mejor luchó en la guerra de Malvinas y que causó la mayoría de las bajas enemigas. Fue valiente en la lucha y digno en la victoria al permitir el rescate de los heridos cuando el combate finalizó. Sólo se rindió cuando agotó las municiones, no sin antes haber diagramado un contraataque que no pudo concretar. Sus soldados, conscriptos en su mayoría, desfilaron cantando la marcha de la infantería de Marina al momento de rendirse. Robacio, ha sido reconocido por sus enemigos en varias ocasiones. Sin embargo nosotros lo dejamos olvidado, tapado tras un manto.

Hoy, 29 años después, lo he querido recordar ya que Robacio me  recordó a mí que en este país aun quedan personas con el espiritu de los hacedores de la Patria.

Basta solo un hombre para cambiar las circunstancias sin importar que estas sean favorables o no, los hombres dirigen las ocasiones siempre que no se dejen dominar por su aspecto negativo, y así como lo hizo Belgrano en Paraguay, Robacio en las Malvinas, alguien lo hará en un futuro no tan lejano, no ya con armas en la mano, sino con la fuerza de la honradez, la grandeza y la hombría de bien.

N. del autor: El contraalmirante Carlos Hugo Robacio falleció el domingo 29 de mayo pasado en la ciudad de Bahía Blanca.

E-mail: Paolobarbieri83@gmail.com

Últimas noticias

Concientización sobre la Discapacidad

  https://www.youtube.com/watch?v=W5pq2hTAbVw A través de la organización "Tendiendo Redes" en el marco del Día de las Personas con Discapacidad se llevaron...

Extienden el horario comercial en todo el Partido

La Municipalidad de Nueve de Julio informa que ante el cambio de estación y la llegada del verano, se ha tomado la decisión de...

Son once los nuevos casos

El Comité de Comité de Crisis en Salud informó este jueves que se confirmaron 11 nuevos casos de Coronavirus (3 por hisopados y 8...

Padre Mamerto Menapace: “la siembra es el gran gesto de esperanza”

Anoche tuvo lugar una interesante charla brindada por el Padre Mamerto Menapace, filmada y grabada en la Abadía Benedictina de Santa María en Los...

Hoy es el Día del Médico

Se celebra el 3 de diciembre de cada año el Día del Médico. En medio de la pandemia los médicos, como otros trabajadores de...

Noticias relacionadas

- Advertisement -