29 noviembre 2021

Nota de opinión

Por Eduardo Gallo Llorente  gallollorenteedu@gmail.com
Por Eduardo Gallo Llorente
[email protected]

El deterioro de las Fuerzas Armadas Argentinas
Hace 18 años tuvimos oportunidad de viajar a Rio Gallegos con Patricia, mi esposa. La avenida principal de dicha ciudad patagónica se llamaba Julio Argentino Roca, uno de los defensores más importantes de la Patagonia que tuvo la Argentina, gracias a quien hoy poseemos ese importante territorio, de otra forma sería chilena. La semana pasada volvimos a la capital de Santa Cruz y constatamos que ahora dicha avenida se llama Néstor Kirchner, quien a pesar de lo que diga Cristina refiriéndose a Néstor como “el mejor presidente en 200 años”, tiene a mi entender mucho menos mérito que el Presidente Roca, para reemplazarlo. Durante este último viaje al sur también estuvimos en la ciudad chilena de Punta Arenas y una de sus calles principales se llama Julio A. Roca en homenaje al ilustre presidente argentino. Ello se debe a que a fines del siglo XIX se encontraron en el estrecho de Magallanes, frente a dicha ciudad chilena, el presidente argentino y su par chileno, Federico Errázuriz, quienes firmaron un tratado de paz y amistad declarando el principio de Argentina en el Atlántico y Chile en el Pacífico.
Como argentino y descendiente de españoles e italianos sentí un poco de vergüenza que la ciudad chilena de Punta Arenas conmemore al Presidente Roca y en Rio Gallegos le hayan cambiado el nombre a la avenida principal.
Nuestro país tiene hoy el honor de presidir el grupo del G20 donde están los principales países del mundo y el año próximo se desarrollará en Buenos Aires una reunión donde estarán presentes los presidentes y primeros ministros de las principales potencias. Con el fin de brindar protección a las importantes autoridades que asistirán, Argentina deberá alquilar aviones de combate que no posee.
Durante los 12 años de gobierno kirchnerista, las fuerzas armadas argentinas perdieron más aviones que durante la Guerra de Malvinas por obsoletos y falta de mantenimiento. Con el submarino ARA San Juan hay denuncias que hubo irregularidades en la reparación de media vida del mismo. No quiero profundizar en este delicado y polémico tema por desconocimiento de la materia, por falta de información oficial y por respeto a las familias de los tripulantes. Lo cierto es que el gobierno de Néstor y Cristina destinaron el menor presupuesto de la historia como porcentaje del PBI (0,75%) al área de defensa y también mucho más bajo comparado con nuestros vecinos Chile, Perú y Brasil.
Ha habido una política deliberada del kirchnerismo de sumir a las Fuerzas Armadas a un castigo inmerecido como institución, no me refiero a la cúpula de la dictadura genocida de Videla y compañía, sino a las Fuerzas Armadas de la República como institución fundamental para la defensa de nuestra soberanía y nuestros recursos naturales, como la pesca. Los sueldos de los suboficiales jóvenes se encuentran por debajo de la línea de pobreza y las autoridades militares tienen que facilitarle a esos hombres que puedan conseguir un segundo empleo luego de las siete horas que prestan servicio en los distintos puestos militares. Para formarse los futuros oficiales de los submarinos, buques y aviones no pueden realizar las horas de entrenamiento que serían recomendables por falta de equipamiento y presupuesto, pero para el Fútbol para Todos había dinero.
Los gobiernos kirchneristas atacaron duramente al sector agropecuario generador de riqueza y principal exportador y al sector militar por errores cometidos por algunos de sus hombres en otros tiempos dejando desguarnecida a la nación y achicando la misma.

Últimas noticias

Se realizó la 6ta Marcha del Orgullo LGBTIQNBA+

El día sábado 27 de noviembre se llevó a cabo en 9 de Julio la 6ta Marcha...

Noticias relacionadas