24 octubre 2021

Santiago Graziolo se desempeña como productor en las transmisiones de fútbol

Detrás de cada periodista hay una historia, como la del nuevejuliense Santiago Graziolo que después de cursar dos años de abogacía, vivió una experiencia mediática que le cambio la carrera. O en todo caso, ahí descubrió que tenía la misma pasión que su padre Carlos, director de «La Ventana». Actualmente se desempeña en la producción periodística en las transmisiones del Fútbol Argentino.
– ¿Cómo surgió tu interés por el periodismo deportivo?
– No podría marcar un momento, creo que es parte de un proceso que se fue desarrollando: el interés por lo narrativo en la etapa escolar?, la lectura de diarios y revistas en casa, la radio en tiempos de menos oferta televisiva fueron despertandome el interés. Pero sin duda fue determinante crecer con un padre que siempre mostró la misma vocación, que es comunicar.  Cualquiera sea el medio, lo importante es contar las cosas que ocurren y él lo ha hecho y sigue haciendo.
– ¿De qué manera comenzaste a nivel local?
– Mis comienzos en Nueve de Julio creo que fueron tardíos. En 2003, tenía 19 años cuando un domingo fuí a 12 de Octubre a ver un partido entre el local y Quiroga. Gabriel Maccaroni estaba relatando para una radio y tenía que reportar cada cierto tiempo cómo iba el partido pero para otra radio. Él relatando al costado de la cancha, frente a una mesita, muy cerca de la línea de cal. Yo seguía el juego parado cerquita. Hasta que me preguntó si me animaba a llamar cada vez que había un gol para informarlo. El destino quiso que ese día el partido termine en goleada visitante, lo que me permitió hacer varias salidas.
Luego de esa primera vez, a los pocos días me invitó «Tati» Pardavila a que vaya al programa que hacían él, junto a Juan Carlos Delamer, Carlos Tinetti y Jorge Mazzola, entre otros, en AM 1560 Radio 9 de Julio. Fue poco, unos meses, lo que pude compartir con ellos pero fundamental, porque yo venía de dos años en Abogacía y esa experiencia me indicó que debía dejar esa etapa y empezar con el periodismo.
– ¿En qué lugar estudiaste y qué rescatás de esa etapa de estudio?
– Al año siguiente, en 2004 comencé la Tecnicatura en Periodismo en DeporTEA. Me recibió y, sobretodo, aconsejó quien en ese momento era uno de los directores del establecimiento: Guillermo Blanco. Al año siguiente, y en simultáneo, empecé la Tecnicatura en Producción Integral de Radio en RadioTEA. En ambos caso rescato lo mismo: el contacto con el profesional, con el colega, las relaciones que uno va formando y la práctica de la actividad, incluida la pasantía de un año en el Diario Olé. En el debe queda la poca carga teórica, algo que alcanza a varios terciarios de periodismo. Por este motivo, en 2008 decidí complementar eso que creía que me faltaba y cursé la Licenciatura en Periodismo en la Universidad del Salvador.
– ¿En televisión empezaste en las transmisiones de América con el Argentino A? ¿Qué recordás?
– Lo primero que recuerdo es cómo comenzó aquello. Yo vivía con Manuel Labandeyra. Un día su cuñado, Agustín Caceras, llamó al departamento y pidió hablar conmigo: «¿querés laburar? Llámalo a Martín Liberman que está por empezar un programa en radio.» Lo llamé, me citó, y ahí tuve mi primer contacto con los medios de Capital. Me asignaron la cobertura de Vélez y al primero que puse al aire fue a Cubero. Pase de cubrir al campeón de Nueve de Julio, por entonces era French, al campeón del fútbol argentino. Duró sólo 15 días esa etapa. Fue cuando, en la misma productora del programa de radio, me ofrecieron ser parte de la producción de los partidos del Torneo Argentino A, que se transmitían por Canal 7 y América. Fueron seis meses de mucho viaje por el país y un gran crecimiento.
– ¿Cuándo y de qué manera te incorporaste al Fútbol para Todos?
– En las transmisiones del Torneo Argentino A conocí a Walter Illanes, un productor que me enseñó mucho de este oficio y que años más tarde fue clave para que me incorpore al Fútbol para Todos.
– ¿Cuál es tu rol en las transmisiones? ¿Estás en la producción? Concretamente cuáles son las tareas que realizás antes y durante el partido?
– Actualmente suelo ser el productor en la cabina del partido que me asignen. Confecciono una serie de planillas donde está la información que yo considero necesaria para el trabajo de los periodistas durante la transmisión: formaciones, tabla de posiciones, de promedios, de goleadores, fixture y algo más que sea pertinente. Durante la transmisión estoy en permanente comunicación con el productor que está en el móvil y con los dos productores que se encuentran en el campo de juego. Durante el juego se está atento a todo lo que ocurre porque es un evento en vivo y pueden surgir cuestiones y deben ser resueltas. La cabina es mí responsabilidad. Si lo requiere la ocasión también puedo ser el productor en campo de juego, algo que hice muchos años. Ahí uno se ocupa de la coordinación de horarios para salida de los equipos, corroborar que la ropa que van a utilizar los equipos sea visiblemente? diferente porque no deja de ser un espectáculo donde los dos equipos se tienen que notar diferentes para el televidente. Informar los cambios antes de que se produzcan para que la gráfica salga correcta y a tiempo al aire. En definitiva, las tareas son varias y diferentes como las circunstancias que se presentan y hay que resolver.
 – ¿Qué significa para vos participar en las transmisiones desde tu lugar?
– En cuanto a la transmisión de un partido por televisión considero que es un trabajo en equipo desde el remisero que nos traslada y conoce los atajos hasta el hombre que se luce que es el relator. Todos somos necesarios. Ninguno imprescindible. Hoy me toca ocupar ese lugar y lo hago de la mejor manera posible entendiendo que puede ser el paso previo a otra experiencia.
A veces me acuerdo cuando hace unos años la fila para inscribirse en la escuela de periodismo daba la vuelta a la manzana y las vacantes se cubrían en un día. La cantidad de ilusiones que había ahí. Muchos de ellos no consiguieron trabajar en esto. Esta situación se sigue dando y en muchos casos no es por incapacidad sino por falta de oportunidades debido a un mercado laboral cada vez más precarizado, a la gran cantidad de jóvenes proyectos de periodistas que egresan año tras año y no logran encontrar un lugar. Por otra parte, desde la explosión de las Redes Sociales el trabajo periodístico ha mutado y se lo puede encontrar en diferentes formatos y medios, abriendo un campo de oportunidades para cualquiera que tenga intenciones de ejercer este oficio.
– ¿Cómo ves la nueva etapa de las transmisiones televisivas? ¿Tenés posibilidades de continuar?
– Es una etapa diferente, aún desconocida en detalle. Seguramente cambiará la forma de consumir fútbol: de masivo y disponible en la televisión abierta pasará al cable y sus diferentes maneras de explotar el producto. Respecto a lo personal, existe la posibilidad de seguir porque uno ha laburado para generar esa situación. Habrá que esperar.

SANTIAGOGRAZIOLO15

Últimas noticias

Autos clásicos recorrerán cuatro localidades

La Asociación de Autos clásicos y maquinaria antigua de 9 de Julio tiene todo listo para vivir un recorrido...

Noticias relacionadas