3 diciembre 2021

El cierre de una clínica implica la pérdida de más de 200 puestos de trabajo

comodinLa Federación de Clínicas, Sanatorios, Hospitales y otros Establecimientos de la Provincia de Buenos Aires (FECLIBA) se encuentra en estado de alerta frente a la posibilidad de nuevos cierres de instituciones médicas.

La comisión directiva de FECLIBA ha mantenido durante el último año infinidad de reuniones a nivel nacional y provincial para poder revertir la pésima situación que viene atravesando el sector salud por el aumento de servicios, la mala categorización del sector y la carga impositiva que ello implica.

El cierre de una clínica deja sin trabajo un promedio de 200 familias que incluyen enfermeros, camilleros, personal administrativo, personal de limpieza, entre otros y a su vez, se pierden los contratos con empresas relacionadas al sector como son lavaderos, empresas de comidas y proveedores de insumos (material esterilizado descartable, por ejemplo).
“El problema mayor es que la Salud no está en la agenda del Gobierno Nacional”, afirma el presidente de FECLIBA, el Dr. Eduardo Cardús.

Uno de los inconvenientes por los que atraviesan estas instituciones está ligado a la falta de una tipificación del sector. “Somos un híbrido, y para el Estado no somos una inversión, somos un gasto”, sintetiza el Lic. Néstor Porras, tesorero de FECLIBA.

“Necesitamos una nueva tipificación del sector. No somos S.A. o S.R.L. con las mismas obligaciones que una PYME de producción”, explica Porras. Si bien están luchando por pertenecer a la categoría PYME, la diferencia radica en que sean considerados una PYME que brinda un servicio. “Somos entidades privadas que atienden netamente la seguridad social”, finaliza Porras.

“Hay una reunión pendiente con Gustavo Lopetegui, Vicejefe de Gabinete del Gobierno Nacional, donde le plantearemos todas estas cuestiones”, agrega el Dr. Cardús.

PLAN DE FACILIDAD DE PAGO

Otro frente es el pago de la deuda impositiva que el sector salud mantiene con AFIP y que necesita una solución urgente, ya que en diciembre de este año se vence la protección que les otorga la LEY DE EMERGENCIA SANITARIA, y que les permite continuar con sus puertas abiertas.

Es por ello, que desde la Confederación Argentina de Clínicas, Sanatorios y Hospitales (CONFECLISA), donde el Dr. Eduardo Cardús representa a FECLIBA, en 2016 se presentó un Plan de Facilidad de Pagos.

Dicho proyecto contempla el pago de la deuda en 180 cuotas con una tasa de interés de 6% anual, para todo el sector. Esta medida posibilitará que los establecimientos puedan regularizar su situación sin descuidar sus obligaciones diarias. “Eso nos daría un oxígeno muy importante, porque la deuda suma interés por segundo”, explicó el Dr. Cardús.

El proyecto obtuvo su media sanción en la Cámara de Senadores Nacional, fue aprobado por comisión en Diputados nacional, pero quedó parado en el recinto al faltarle un voto para la aprobación. “En marzo, tenemos una reunión con Emilio Monzó, Presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, quien prometió sacar el plan adelante”, expresó el Dr. Eduardo Cardús.

PAMI

Con las autoridades de la obra social de los jubilados las reuniones son permanentes. Hoy en día el motivo de los encuentros tienen que ver con el nuevo modelo de arancel que PAMI está implementando a nivel nacional, y para el cual la Provincia está aportando su experiencia.

El Dr. Cardús en primer lugar aclaró que “PAMI no brinda un servicio, son los prestadores quiénes lo hacen” y existen muchas clínicas en la Provincia que son “PAMI dependientes”. “Lo que se está conversando es un nuevo modelo, claro y con nuevos valores, porque si el médico prestador tiene malos aranceles, el servicio no es bueno”, comentó el presidente de FECLIBA.

En definitiva, un mal servicio afecta directamente a los afiliados. Grandes demoras para un turno, falta de medicamentos en farmacias, falta de prótesis, son consecuencias de una mala administración.

RESOLUCIÓN 2519

En el ámbito provincial, FECLIBA está trabajando en que se incluyan modificaciones en la Resolución 2519/15, que plantea una serie de cambios en la estructura e infraestructura de un establecimiento asistencial médico para su habilitación. De aprobarse, obligará a muchas de las clínicas y sanatorios a cerrar.

“La Resolución 2519/15 lo único que va a traer son más cierres, porque las clínicas no van a estar en condiciones edilicias, impositivas y estructurales para afrontar las nuevas categorías”, comentó el Lic. Néstor Porras.

CONVENIOS CON IOMA

Actualmente, a través de comisiones mixtas, se está negociando el aumento de los haberes que regirá para 2017. A su vez, se está trabajando en la deuda que IOMA aún mantiene del convenio 2016, que corresponde a una suba del 3% en los aranceles, que debía regir desde enero de este año.

La Federación, en representación de las clínicas, sanatorios y hospitales y otros establecimientos de la Provincia, aceptaría la «Cláusula Gatillo» que implica un aumento del 18% con una revisión en el mes de septiembre, y si la inflación supera ese porcentaje, se completa la diferencia, de acuerdo a lo planteado por el Gobierno.

La diferencia, explicó el Dr. Eduardo Cardús, Presidente de FECLIBA, es que «las Clínicas están solicitando comenzar con el piso del 21%, 18% inicial propuesto y el 3% adeudado».

El cierre de más clínicas deja sin atención a un gran número de afiliados que deben acercarse a otras instituciones, llevando al colapso el sistema de salud en todas sus categorías.

Últimas noticias

Oscar Ormaechea escribió el libro “Solano Lima y la pacificación nacional”

El jueves 16 de diciembre, a las 19:30 horas, en el salón de convenciones del Hotel Libertad, en un...

Noticias relacionadas