6 diciembre 2021

Mensaje semanal que enriquece el alma: anécdota de Bill Gates

Un día estaba sentado Bill Gates en un restaurante de lujo, comiendo tranquilamente. Cuando terminó y estaba por retirarse le dió 5 dólares a la mesera, que se le quedó mirando un tanto triste y molesta. Al notarlo, Gates le preguntó qué era lo que sucedía, a lo que ella respondió que su hijo, John Gates había estado comiendo en la misma mesa la noche anterior, y que le había dado 500 dólares de propina, mientras que él, que era el hombre más rico de Estados Unidos, le había dado solo 5 dólares.
Bill no se molestó en lo absoluto, y en completa serenidad le respondió: Lo que pasa es que a quien usted atendió a noche era hijo del hombre más rico de Estados Unidos, mientras que yo solo soy el hijo de un leñador.
Tomen de buena forma esta anécdota y no empiecen a sacarle pulgas al gato, por favor: Nunca olviden de dónde vinieron.

bill gates

Últimas noticias

Empataron Quiroga y San Agustín

Los equipos del Club Atlético Quoroga y del Deportivo San Agustín siguen sin ganar en el torneo. Por la...

Noticias relacionadas