27 julio 2021

Una semana astrológicamente energética.

Martes 16 de junio: 11:05 hora de Argentina. La Luna entra en fase Cuarto Menguante.solsticio
Viernes 19, sábado 20: desde las 18:30 horas, nuestro satélite, la Luna, el planeta Venus y el planeta Júpiter serán los astros visiblemente más brillantes del crepúsculo, entre Leo-Cáncer.  Y estarán armoniosamente marcando una conjunción Luna, Júpiter y Venus, que se repetirá el viernes 17 y el sábado 18 de julio, siendo solo superada por la gran conjunción del viernes 9 de octubre de 2015 que tendrá lugar entre la Luna, Júpiter, Venus y Marte.
Domingo 21 de junio: 13:38 horas de Argentina, (16:38 UT) comienza la estación del Solsticio de Invierno en el Hemisferio Sur (y el verano en el Hemisferio Norte). El Sol alcanza su mayor declinación Norte (+23.5º), y su menor altura en nuestros cielos al mediodía: en Buenos Aires y alrededores, nuestra estrella “transita” a tan sólo 32° de altura sobre el horizonte Norte. Saliendo por el Noreste a las 8:00 hs, y ocultándose por el Noroeste a las 17:50 hs (ambos horarios correspondientes a Buenos Aires), el Sol permanece apenas 9 horas y 50 minutos por encima del horizonte: es el “día” más corto del año.
La noche de San Juan
Cada año entre el 23 de junio a las 12 de la noche y el 24 de Junio, se conmemora la “festividad de la noche de San Juan”.
El 24 se celebra el nacimiento de Juan el Bautista, quien preparó a la humanidad para la llegada de Jesús el Cristo.
Celebrar su nacimiento tiene dos significancias. Juan el Bautista fue un hijo muy esperado. Por otro lado, la relevancia del festejo incide en que él fue el elegido quien debería bautizar al Cristo. Como se observa, su nacimiento estuvo regido por poderosas energías astrales, ya que  ocurrió una fecha cercana al solsticio de invierno en el hemisferio sur, o verano para el hemisferio norte.
La Noche de San Juan es una festividad de origen pagano, en la que se encienden hogueras, asociando el fuego con los festejos de la llegada del solsticio de verano, en el hemisferio norte.
El ritual tiene un  sentido purificador y está dirigido a «dar más fuerza al sol», para salir de la penumbra del invierno. Por ello, festejar el Solsticio de invierno y la Noche de San Juan, crean  un espacio energético muy grande, y muy recomendable para realizar cambios trascendentales.
Namasté, mi alma saluda a tu alma.
Rosana Garcia Torrelles
Analista de Sistemas
Maestra de Reiki Usui
Deeksha Giver Oneness
Practitioner de Flores de Bach
Facilitadora en Registros
Akáshikos
Especialista en Astromedicina,
Numerología y Tarot

Últimas noticias

Avance en la nueva playa de camiones

Se llevan a cabo los trabajos de movimientos de tierra para la construcción de la nueva playa de camiones...

Noticias relacionadas