20 mayo 2022

Se realizó un «Veredazo» en 9 de Julio

El domingo pasado en la avenida Vedia entre Sarmiento y Avellaneda, tuvo lugar un simpático «Ve- redazo». En efecto, en el marco de una sencilla reunión, un  grupo de vecinos se congregó en la vereda de doña Valeria, para compartir un grato encuentro social, en el cual no faltaron el mate, la danza y la lectura de alguna poesía.

veredazo25
Alejandra Arostegui explica que, la feliz  iniciativa surgió de un grupo de alumnos que concurren a tomar clases de  danza con Mauricio Martinez Sasso.
«El martes pasado -comenta-, al terminar la clase nos preguntamos que hacíamos el próximo martes ya que era 24 de marzo. Todos queríamos bailar y entonces, tomando algo parecido que se hace en otros lares, se nos ocurrió bailar en la vereda, con los vecinos. Hoy la clase de baile fue  en la calle Vedia, en la vereda de Doña Valeria».
En el mismo sentido, Alejandra afirma que «pasó todo lo que queríamos que pase…», porque, concurrieron «los vecinos de cerca y de lejos, con las sillas, con los termos; se armó la guitarreada, el bailongo, la poesía, pero sobre todo… se armaron las charlas, las risas, los encuentros».
«El que -añade- pasó en bici, vio a alguno conocido, paro y se quedó. Los que fueron invitados, los que no sabían pero algo habían leído, escuchado… A 39 años de una terrible historia celebramos la vida con ganas de comunidad, en la calle, haciendo lo que nos gusta hacer con otros».

QUE SE REPITA
En un tiempo no tan lejano, la vereda fue el espacio de socialización por excelencia, para los niños, los jóvenes y los adultos. En un mundo cada vez apegado a las redes virtuales de comunicación, se hace necesario volver a la vereda, a ese compartir directo, inmediato; a la charla, a compartir un mate. Como espacio público, la vereda fue el ámbito en el que se daban las relaciones de encuentro, de intercambio; y, por cierto, algo así como «una representación condensada de la riqueza de la vida urbana», en el decir de Waisman. Por ello, recuperar la vereda como espacio social, como espacio de encuentro entre personas,  y hacerlo con actividades vinculadas al juego, la recreación, la expresión artística y la vida cultural del barrio, constituye una interesante posibilidad para retornar a la cultura del encuentro.

El encuentro de los vecinos en la vereda abre un espacio caracterizado por el cuidado, la posibilidad de encuentro, la alegría y los vínculos. Asimismo, genera las condiciones óptimas para compartir libremente una actividad informal y desestructurada, sea a través del baile, de la música, de una animada guitarreada e, incluso, de un juego.
El encuentro de una vereda permite a los vecinos vincularse en otro contexto, compartir desde un lugar ameno que genera comodidad. Entonces, la vereda vuelve a ser valorada positivamente como lugar estratégico de encuentro entre vecinos y como un espacio de libertad.
Por todo ello, es de desear que esta interesante propuesta tenga su réplica en otros barrios de 9 de Julio, o en el mismo lugar, especialmente en algún fin de semana de este otoño que ha comenzado. Una tarde dominical de otoño, de clima templado, invita a repetir este «Veredazo».

Últimas noticias

En Argentina fueron censados 47.327.407 habitantes

  Los datos provisorios del censo 2022 arrojaron como resultados que la Argentina tiene 47.327.407 de habitantes, de acuerdo a...

Noticias relacionadas