21 septiembre 2021

Acusaron al Ejecutivo municipal de persecución política

concejo14-castroEn la noche del pasado viernes tuvo lugar la primera sesión ordinaria del Concejo Deliberante de 9 de Julio correspondiente al período en curso. En la oportunidad, fueron tratados más de treinta proyectos sobre diferentes temáticas, presentado por los diferentes bloques de concejales y por el Departamento Ejecutivo.

Al comienzo de la sesión, los concejales Martín Banchero, Paolo Barbieri, Walter Bertolini, Alberto Capriroli, Eduardo Cerdeira, Hugo Conca, María Elena Defunchio, Horacio Delgado, Javier Fernández, Marienela López, Eduardo Moscato, Mariano Pereda, Mariana Pianetti, Guillermo Rodríguez y Valeria Sendoya, recibieron las respectivas credenciales.

EL DESPIDO DE MARCELA CASTRO
Uno de los momentos más significativos de esta sesión fue cuando se dio lectura a una nota, dirigida al presidente de ese Cuerpo por Marcela Castro, enfermera que desempeñaba tareas en el Centro Integrador Comunitario «Dr. Martín Callegaro», y que fuera despedida de su puesto de trabajo a fines del mes de marzo.
En la carta en cuestión, Marcela Castro, entre otros términos, indicó que desde el año 2009 ha experimentado «diferentes maltratos y persecución» hacia su persona «sin entender los fundamentos de los mismos».
«He escuchado -expresa en la nota- que el Sr Intendente Municipal Dr Batistella Walter , en varias oportunidades ha mencionada la ‘necesidad de trabajar en forma mancomunada sin deferencias políticas por el bienestar de los Nuevejulienses’. Sin embargo no encuentro otro motivo que no sea el de persecución política hacia mi persona ante la insistencia del Ejecutivo de solicitar permanentemente mi baja del Programa Médicos Comunitario».
«Un Secretario de Salud -añade en otro pasaje, de este gobierno Municipal, ante su renuncia, se acercó a mi lugar de trabajo, donde me confesó que el Intendente Dr Batistella, le solicitó mi baja del programa, por el solo hecho de que yo pertenecía a un partido político, diciéndole: ‘ a esa negra me la echás’. Este mismo funcionario de la salud, prefirió renunciar antes de firmar mi baja (entre otras cosas), diciéndome: ‘prefiero irme, sos excelente enfermera, sólo quiero que te cuides, vamos a seguir siendo compañeros de trabajo, prefiero irme y seguir cosechando amigos, colegas, y no enemigos” y asi fue».
En diferentes partes de la nota, Castro, formula varias acusaciones no solamente del intendente municipal sino hacia funcionarios de su gabinete.
«El día 28 de mayo 2012 -recuerda Castro-, el doctor Simonelli me cita en la Secretaria de Salud, y me notifica verbalmente que no pertenezco más al CIC, abre el cajón de su escritorio y me tira una copia de la notificación. Me solicitó que no vaya a la Mesa de gestión, por los siguientes motivos: que no pertenezco al barrio; que le falto el respeto a la comunidad , a los funcionarios y a mis compañeros». Al mismo tiempo reveló que el mismo funcionario le habría dicho que «el CIC está contaminado, que lo pasaría por un colador y si fuese por él lo prendería fuego».
En esa oportunidad, gracias a una auditoría realizada y el apoyo de sus compañeros, Castro fue reincorporada. Pero, según sus propias palabras, el 28 de Marzo 2014, recibió una carta documento en su domicilio, donde se le notificaba la no renovación de la beca, ni de contrato. Cabe recordar que Castro está incorporada al Programa Médicos Comunitarios cuyos haberes son pagados por Nación, que se implementa desde hace siete años como una innovadora política de fortalecimiento de recursos humanos para el primer nivel de atención de la salud, cuyo propósito es la consolidación, en los sistemas locales de Salud, de la estrategia de atención primaria. «El día 1º de abril -prosigue Castro en su misiva- me apersoné al palacio municipal. Estaban en reunión el Sr intendente y la actual Secretaria de Salud, esperé y exigí las respuesta / motivos de mi baja. Hablamos más de 40 minutos, donde es la primera vez que el intendente me atiende, porque siempre se negó. Se me dice que hay un informe con quejas de la Coordinadora del CIC respecto a mi trabajo y finalmente me dicen que es: porque hago politica en el CIC, porque quiere despolitizar el CIC. Nuevamente menciona lo mismo que el ex secretario Dr. Simonelli, y me prohíbe asistir a la mesa de gestión».
La nota dirigida por Marcela Castro motivó el cruce de palabras entre algunos concejales oficialistas y de oposición. Lo que ha quedado claro es el compromiso de los ediles de investigar esta situación y si, en efecto, se trataría de un abuso de autoridad, con connotaciones de persecución ideológica, lo cual resultaría muy poco saludable para una administración municipal que pretende dar el consenso entre todos los actores políticos. En definitiva, como ha escrito la novelista Marguerite Duras, «cuando se tiene cierta moral de poder, hace falta muy poco para caer en el exceso».

Últimas noticias

8k Rosario: Fiorella Caviglia ganó la general de damas

Este domingo 19 de septiembre la atleta nuevejuliense Fiorella Caviglia tuvo un excelente desempeño ganando la competencia de atletismo...

Noticias relacionadas