16 septiembre 2021

Cuando la comunidad festejó su Centenario

escudoLa distancia temporal, relativamente breve, enmarcan los últimos cincuenta años, hace que, en la memoria de muchos nuevejulienses, que tuvieron el privilegio de vivirlos, se conserve el recuerdo de los festejos del Centenario de la fundación de 9 de Julio, ocurridos en octubre de 1963.
Un despliegue, hasta entonces casi infrecuente, para la todavía tranquila ciudad aconteció en esas jornadas, hace medio siglo. Tal fue la proyección que alcanzaron aquellos festejos que, varios medios de prensa de circulación nacional, tales como «La Nación» y «La Prensa» dedicaron varias páginas para reflejar aspectos de la vida institucional y comunitaria de 9 de Julio.
La multiplicidad de factores que convergieron entonces hicieron que esta fiesta popular integrar a todos los sectores de la sociedad, a partir de la guía rectora de una Comisión Especial formada por los vecinos y presidida por el recordado comerciante Heriberto Gómez, a la cual el intendente municipal de entonces, Santos Abel de la Plaza, le otorgó autonomía plena para la organización de todos los festejos.
Los medios de prensa de la época reflejaron la magnitud de aquellos festejos. En una nota periodística publicada unos días antes de comenzar la celebración central, EL 9 DE JULIO, en su edición del 25 de octubre de 1963, manifestaba el sentimiento que, de manera generalizada, experimentaban los nuevejuliense es en aquellas horas del Centenario:
«Pasado mañana habrá cumplido 9 de Julio un siglo de vida. Habrá transcurrido un siglo desde que Julio de Vedia, entonces coronel, avanzaba con sus hombres en la conquista de estas regiones… Con el esfuerzo de los nativos y de los extranjeros que aquí se afincaron se fue construyendo todo. Se hicieron caminos, se alambraron los campos, se trabajó la tierra, se construyeron ranchos y fueron suplantados después por modernas y confortables casas, se tendieron líneas férreas, el telégrafo, el teléfono, las aguas corrientes, la luz, el pavimento y, ahora último, las obras cloacales. Luego llegaron las grandes rutas nacionales y provinciales, el aeródromo y cuánto es signo de progreso y civilización».
« En este progreso -prosigue el texto- está el ansia de superación y el esfuerzo de nuestros antecesores, de nuestros padres, que luchaban por emerger y porque sus hijos se superen. De los criollos y de los gringos que llegaron cargados de sueños a hacer la América. Y lo hicieron, sí que le hicieron, construyendo entre todos, entre ellos y nosotros, este pueblo magnífico que ahora lucha por crear nuevas fuentes de trabajo para hijos tengan bienestar mientras laboren su mayor grandeza».
« Así llegamos hoy a la primera centuria. Y el pueblo todo celebra el acontecimiento. Aquí llegan sus hijos ausentes y quienes aquí estuvieron alguna vez para sumarse a la celebración, mientras se coloca este jalón de los 100 años como si ello sirviera para hacer un alto en el camino y valorar cuántos esfuerzos juntos hay aquí acumulados».
Esas palabras reflejan el pensamiento de la tercera generación de hijos de 9 de Julio; pues entonces todavía vivían los nietos de quienes habían fundado la ciudad. Así sentía esa generación el palpitar interior de un corazón agradecido a quienes, a lo largo de los años, habían contribuido para engrandecer la comunidad nuevejuliense.

LOS ACTOS REALIZADOS
Para alcanzar un mayor lucimiento de los actos, la Comisión del Centenario había solicitado a los vecinos que en bandera en los edificios.
El programa de actos se iniciaba el día sábado 26 de octubre, en horas de la mañana, con la recepción de la embajada de ex-residentes de 9 de Julio, en su mayoría personas radicadas en la ciudad de Buenos Aires que conformaban el denominado Círculos «Los del 9», institución de la cual era referente, por entonces, Amilcar Lupano. Este recibimiento se efectuó en la estación del Ferrocarril Sarmiento. Seguidamente, en el transcurso de la mañana, se realizó un acto de homenaje en la municipalidad y otro en la Escuela Nº 1.
En horas de la tarde del mismo sábado, en el Hospital se efectuó un acto de homenaje a los fundadores y propulsores del mismo. Más tarde, fue largada una maratón, denominada «El Cruce de 9 de Julio».
Hacia el atardecer, en el Salón Blanco de la Municipalidad, la historiadora Juana Elías de Macheroni ofreció una brillante conferencia acerca de la fundación de 9 de Julio. En esos días también, el padre Meinrado Hux había insertado sobre la personalidad del fundador, Julio de Vedia.
En la noche del sábado 26 de octubre de 1963, también se llevaron a cabo varios actos culturales: un concierto de piano ofrecido por Beatriz Altare, la inauguración de una exposición pictórica con obras del artista plástico Héctor Bustos Fernández y una fiesta popular en la Plaza «General Belgrano».
Las firmas comerciales de 9 de Julio adhirieron a la celebración del centenario realizando vidrieras alegóricas, las cuales fueron inauguradas también en esa jornada.
Los festejos centrales tuvieron lugar el domingo 27 de octubre. Con la salida del sol, fueron detonadas 21 bombas de estruendo y, en las primeras horas de la mañana, las bandas de música comenzaron a recorrer las calles de la ciudad.
Seguidamente se efectuaron los actos protocolares y el tradicional desfile. Hacia el mediodía, luego de ser inaugurado el nuevo edificio de la Biblioteca Popular «José Ingenieros», fue servido un lunch, en las instalaciones del palacio municipal.
En horas de la tarde del mismo domingo, fue inaugurado el monumento donado la ciudad por el Círculo «Los del 9», obra del reconocido escultor Luis Perlotti, que actualmente se encuentra poco menos que olvidado en el interior del Parque «General San Martín».
Promediando la tarde fueron inauguradas las instalaciones de obras sanitarias y un servicio de cloacas y, más tarde, por las calles del centro de la ciudad se realizó el esperado desfile de carrozas.
Por la noche, pasadas las 22 horas, en el estadio del Club Atlético «9 de Julio» se realizó un espectáculo de fuegos artificiales y, para concluir el programa, en diferentes instituciones locales se organizaron bailes.
Antes de iniciarse las celebraciones, ya transitando la semana del Centenario, el concejo deliberante de 9 de Julio realizó una sesión especial.

EL CONCURSO DE CARROZAS
En el marco del centenario de 9 de Julio, se había dispuesto la organización de un concurso de carrozas. En esa ocasión desfilaron unas dieciocho, de excelente elaboración, lo cual implicó que no resultara nada fácil la tarea del jurado de tener que escoger las mejores.
Los estudiantes de los diferentes establecimientos educativos participaron con variados aportes de carrozas y la premiación resultó de la siguiente manera:

Para las carrozas con motivos históricos:
Primer premio: «Palacio flotante de Calígula», Quinto año Nacional.
Segundo premio: «La Porteña», Cuarto año Comercial.
Tercer premio: «Los Filibusteros», Cuarto año Nacional.
Cuarto premio: «Retreta del desierto», Escuela Profesional.
Quinto premio: «Visita de Marco Polo», Tercer año Nacional B.
Sexto premio: «María Antonieta camino a la guillotina», Cuarto año Normal B.
Séptimo premio: «Colón ante los Reyes Católicos», Tercer año Comercial 1ª.

Para las carrozas con motivos alegóricos:
Primer premio: «Natividad blanca», Quinto año Comercial.
Segundo premio: «La ciencia guía al trabajo», Escuela Nacional de Educación Técnica Nº 134 (hoy E.E.T. Nº 2).
Tercer premio: «Erase un zapato», Departamento de Aplicación de la Escuela Normal.
Cuarto premio: «Llega el circo», Quinto año Normal A.
Quinto premio: «La fiesta de los faroles», Primer año Nacional B.
Sexto premio: «La cenicienta», Tercer año Comercial 2ª.
Séptimo premio: «Remembranzas», Primer año Comercial 2ª.
Octavo premio: «Paleta primaveral», Primer año Comercial 1ª.
Noveno premio: «Colaboración», Segundo año Comercial 2ª.
Décimo premio: «Escudo de Nueve de Julio», Quinto año Normal.
Undécimo premio: «Don sabiduría, eternidad y consejo», Segundo año Comercial 1ª.

En su edición del martes 29 de octubre de 1963, EL 9 DE JULIO, afirmaba: «no hay ninguna exageración si decimos que el público que presenció el desfile de carrozas no registra precedente alguno».
«Todo el distrito -añade el cronista- se volcó sobre varias cuadras y pocos son los vecinos que no llegaron al lugar del recorrido que asombró a hombres acostumbrados a ver en el país y en el extranjero manifestaciones de igual naturaleza. Lo mismo mereció el cálido aplauso y el comentario elogioso cada trabajo que significa la realización de las carrozas con delicado y ponderable esfuerzo. El juicio valorativo en el mismo el emitido por los nueveju-liense s que por las personas de otras ciudades y de la Capital Federal. Otorgar los premios no fue tarea fácil».

LA PRESENCIA DEL GOBERNADOR
Los actos del Centenario de la fundación de 9 de Julio fueron presididos por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, doctor Anselmo Marini. Puede decirse que, al momento de visitar esta ciudad, Marini era un flamante gobernador, pues había asumido su cargo pocos días atrás, el 12 de octubre de 1963.
El gobernador presidió todos los actos desarrollados en la jornada del 27 de octubre y pronunció un discurso en la mañana de ese día.

LA DAMA NUEVEJULIENSE MAS ANTIGUA EN 1963
En esas jornadas de octubre de 1963, el Diario EL 9 DE JULIO, distinguió a la nuevejuliense mas antigua que vivía entonces: Elvira Celaya de Michelini, nacida el 4 de mayo de 1876 quien, además de nacer en esta ciudad, siempre había vivido aquí.
Además del saludo del gobernador y de recibir las felicitaciones en un acto realizado en la Plaza «General Belgrano», recibió como obsequio una medalla de oro otorgada por la Joyería y Relojería Contarini y otro obsequio de la Comisión del Centenario.

PALABRAS FINALES
Tarea difícil resultaría condensar en una nota periodística los sentimientos vividos por los nuevejulienses aquel 27 de octubre de 1963. Niños y jóvenes que hoy son adultos; hombres y mujeres, ancianos entonces que habían visto producirse la gran metamorfosis urbana motivada por el progreso, estaban presentes en aquellos actos. Aún vivían, aunque ya octogenarios, hombres y mujeres que habían conocido y tratado a los primeros pobladores del lugar.
¡Cuántas emociones se habrán sentido en esos momentos!, ¡cuántas lágrimas derramadas en la alegría que animaba ver una ciudad pujante con proyección de futuro!
Hoy, aquellos días de octubre de 1963, están para siempre grabado en el recuerdo de un pueblo que no olvida su historia.

* Con la edición impresa del próximo sábado 26 de octubre, Diario EL 9 DE JULIO, ofrecerá a sus lectores un importante suplemento, edición especial, referido al Sesquicentenario de la Fundación de 9 de Julio. Allí, además de la historia de 9 de Julio, se brindarán testimonios, entrevistas y material fotográfico de significativo valor histórico. Será, en efecto, una interesante publicación para coleccionar.

Últimas noticias

Eventos turísticos: se conoce el calendario

Los municipios vivirán el fin de semana previo a la primavera con fiestas populares, actividades deportivas, recorridos guiados y...

Noticias relacionadas