6 diciembre 2021

Lo que consiguió Guillermo Moreno


gallollorente-eduardo-225x300* Por Eduardo Gallo Llorente.

Hace unos años había una publicidad del ex presidente Menem, en una campaña política, que decía “Menem lo hizo” y detallaba algunos de los logros del ex presidente.
Hoy podríamos decir por analogía “Moreno lo hizo”. Quien para unos es un héroe nacional que le pone el pecho a las balas de las grandes corporaciones, llámense Clarín, Shell, etc., para otros es un patotero maleducado. Lo más llamativo de esto es que entre los admiradores de Moreno hay algunos productores agropecuarios, el más mediático de ellos es Ider Peretti, presidente de la sociedad rural de Monteros, habitual acompañante de Moreno en los viajes internacionales y quien ha recibido varios subsidios y ventajas comerciales como los cupos de exportación de maíz de la última campaña
Analicemos los resultados de las políticas del Secretario de Comercio con relación al sector agropecuario.
Hoy los molinos harineros no consiguen trigo después de la menor siembra en 100 años y de una magra cosecha por problemas climáticos. La bolsa de harina pasó en un año de $100 a $200 y el pan también ha tenido importantes aumentos últimamente. La tonelada de trigo en el mercado local vale más que la tonelada de soja, un hecho inédito en la historia económica argentina. Todo esto consecuencia de la cantidad de promesas incumplidas con relación al sector agropecuario, como por ejemplo, el trigo plus o maíz plus, que supuestamente iban a reducir las retenciones si aumentaba la producción pero nada de esto se cumplió. También prometieron devolver las retenciones a los pequeños y medianos productores trigueros, no ocurrió. Por eso ahora no creo que tenga mucha incidencia en la siembra de trigo el anuncio de devolvernos las retenciones al trigo que se exporta vía un fideicomiso.
Con relación al sector de la carne nuestro país ha prácticamente desaparecido como exportador de este producto por una combinación de atraso cambiario y de la imposición de derechos de exportación. Hoy en día hemos llegado a la situación ridícula de que el principal corte de exportación es el mondongo, dado que no es muy aceptado por el consumidor local y en cambio es requerido por algunos países asiáticos. Como consecuencia de estas políticas desde el 2009 han cerrado más de 100 plantas frigoríficas y han perdido su puesto de trabajo más de 15.000 trabajadores de dicha industria. No hay novillos pesados para exportar, no es negocio producirlos, entre otras cosas por el desaliento que significó el cierre de las exportaciones de carne en el año 2006. En la última crisis ganadera, cuando la hacienda en pie valía muy poco, quizás algunos memoriosos recuerden que el secretario Moreno le hizo decir a la presidenta que iban a construir cuatro o cinco feedlots, para engordar terneros holando, ya que los productores lecheros los mataban o regalaban porque no era rentable criarlos. Por supuesto que esto nunca se concretó.
Hoy los productores agrope- cuarios, entre los que me incluyo, hemos aprendido que el gobierno lo único que le interesa es que se produzca soja dado que con ese producto nos saca más del 50% de la renta, entre retenciones, impuesto a la ganancias, impuesto al cheque, ingresos brutos, etc.
En Venezuela, el gobierno es dueño del 100% de la renta del petróleo, acá en la Argentina tenemos la suerte de que el gobierno sólo se apropia de la mitad de la renta sojera. Todo esto es posible por el alto precio de la soja en el mercado internacional.
En el partido de 9 de julio, en el año 2005, había 385.000 cabezas de ganado y en este momento sólo 265.000. Lo mismo ha ocurrido en toda la Pampa Húmeda. La producción de carne no es rentable sobre campos agrícolas.
La cuota Hilton, un beneficio que nos otorgó el Mercado común europeo para poderle exportarle carne sin impuestos, por la cual muchos gobiernos bregaron durante años para incrementarla. Desde que está el Gran Guillermo, no se cumple, por distintos motivos, el principal no hay novillos pesados y la carne es más rentable venderla en el mercado interno que exportarla.
La implementación nefasta para los productores de los famosos ROE o permisos de exportación, que con la infantil excusa de defender la mesa de los argentinos, o de desacoplar los precios locales de los internacionales es otro de los logros de Moreno lo único que ha conseguido es que los exportadores de granos ganen mucha plata a costa del productor argentino de maíz y trigo y que la producción de carne y leche están estancadas hace años.
Los defensores de esta política agropecuaria argumentan que la disminución de las exportaciones de carne se debe a que hay menos hectáreas ocupadas por la ganadería y que creció mucho la producción de soja. Esto es parcialmente cierto ya que todos los países del Mercosur: Brasil, Uruguay y Paraguay, han aumentado su producción de soja y de carne simultáneamente. A Venezuela, que pertenece al Mercosur no la tengo en cuenta porque no es un país en serio, su presidente dice que habla con un pajarito, sólo produce petróleo y hasta tiene que importar el papel higiénico.
Los productores estamos “fregados”, como dicen los españoles, ya que la presidenta nos ve como una va- ca lechera a la que hay que ordeñar a fondo, sacarnos toda la renta posible de la soja y producir alimentos bien baratos. Bajos precios nunca son compatibles con altas producciones, es una ley básica de la economía.
El Secretario de Comercio, el gran Guillermo, para algunos es un héroe, para mí y para otros no es más que un matón bravucón que hace abuso de su poder y de su posición dominante. También le dicen Pinocho porque pretende engañarnos con los ridículos índices de inflación y pobreza que publica periódicamente. Personalmente pienso que habría que cerrar el INDEC ya que estas estadísticas no las tiene en cuenta nadie, ni los particulares para realizar contratos entre ellos, ni la justicia en sus fallos, ni los empresarios y sindicalistas en sus negociaciones paritarias. Por eso, para que sirve un INDEC que nos dice mentiras.
La presidenta debería hacer un giro de 180 grados en sus políticas con el sector agropecuario, pero escasas esperanzas tengo que eso suceda. Pero podemos estar tranquilos en el sentido que ahora tenemos un Ministerio de Agricultura, como hemos bregado durante años, pero resulta que el ministro no se quiere reunir con la Mesa de Enlace, que representa a todos los productores porque son cuatro y el quiere recibirlos de a uno. Un poco caprichoso, o una excusa, además nos podemos quedar recontra tranquilos porque el ministro ha reconocido que no es especialista en producción agropecuario sino en pesca. Es como si yo que soy ing. agrónomo fuera secretario de energía a lo mejor importaríamos menos combustibles.
El secretario Moreno es el principal impulsor de la campaña Clarín miente, pero cuando Néstor era presidente le extendieron las licencias por diez años a los prestadores de servicios audiovisuales y permitieron la fusión de Cablevision y Multicanal creando un monopolio de dudosa legalidad. Pero bueno en esa época eran amigos con el multimedio y sabemos que la amistad como el amor muchas veces no es para siempre.

Últimas noticias

El Ciclo de Charlas cerrará con el mensaje de Mamerto Menapace

El próximo miércoles 8 de diciembre a las 20:30hs. a través del Canal Youtube INTA Pergamino, cerrará el Ciclo...

Noticias relacionadas