21 octubre 2020

Sin mi permiso, no

Thomas Jefferson, considerado uno de los más destacados estadistas norteamericanos y hombre identificado con la Ilustración, fue un decidido defensor de la libertad de prensa. Siendo presidente de los Estados Unidos afirmó que “la fuerza de la opinión pública es irresistible cuando se le permite expresarse libremente” y, al mismo tiempo, añadió que “entre un gobierno sin prensa y una prensa sin gobierno, no vacilaría un instante en preferir lo segundo”. La libertad de prensa es, en toda sociedad organizada, un atributo necesario para la vida de sus instituciones, sean gubernamentales o privadas.

Una vez más, ha quedado claro que, como viene ocurriendo desde hace algunos años, la denominada Dirección General de Prensa y Difusión de la Municipalidad pretende digitar, por así decirlo, aquello que los medios nuevejulienses deben escribir.
En la mañana de hoy, uno de los periodistas de esta redacción se comunicó con una funcionaria del área de Acción Social municipal con la finalidad de conocer su apreciación y, por consiguiente, la de la gestión municipal, acerca de la situación que se encuentra atravesando un vecino de esta ciudad que vive en la calle y en circunstancias de abandono. La respuesta de esta funcionaria fue que, el cronista, primeramente hablara con el Director de Prensa, Julio Fernández Cortes y, si este prestaba su beneplácito, entonces concedería la entrevista.
Al principio la respuesta de la funcionaria causó sorpresa; pero, al dirigir una mirada retrospectiva y al recordar las quejas formuladas por otros colegas que han pasado por análoga posición, no fue sino otra expresión de una realidad que impera. Desde el año 2005, en que asumió la nueva gestión municipal, comenzaron a observarse procedimientos absolutamente extraños al contexto de la sociedad nuevejuliense y al periodismo del lugar, el cual no estaba acostumbrado a que, desde la órbita municipal, se le pretendiera imponer cerrojos.
El hecho esencial de que, haya sido necesario crear un organismo municipal dedicado a la Prensa y Difusión, algo que en otras administraciones no había existido, invita a varios análisis y reflexiones que la brevedad de esta nota no permite desarrollar ahora.
Es poco favorable, sobre todo para la imagen del Municipio, que una funcionaria no posea la libertad para dirigir su palabra o su opinión a un medio de prensa. Hay en ello una exteriorización de intolerancia más propio de una época que los argentinos desearíamos no haber vivido; hay en ese estilo una forma de actuar inédita para los nuevejulienses, más propicia para otros ámbitos donde la intriga, la confabulación y el contubernio pueden ser usados para la maniobra política; pero no para una comunidad como la de 9 de Julio.
El hecho de que un funcionario municipal, en la expresión de su opinión, se vea restringido por el tamiz sesgado de un Director de Prensa es verdaderamente preocupante.

Últimas noticias

Cómo será la app para tramitar los permisos para irse de vacaciones

El Gobierno bonaerense dio a conocer esta semana cómo será la temporada de verano 2021, con fuertes protocolos sanitarios...

El Intendente Barroso se encuentra aislado

En el día de hoy el Intendente Municipal Mariano Barroso comenzó a transitar un aislamiento preventivo motivado por un contacto estrecho con un caso sospechoso,...

Alexander Díaz, un gol para sumar confianza

El día viernes San Lorenzo cayó en los dos amistosos ante Lanús. Si bien a nivel colectivo San Lorenzo presenta dudas, para el nuevejuliense...

Hay 16 nuevos casos y 17 recibieron el alta

Los contagios continúan en 9 de Julio en cantidad y a velocidad, como lo explicaron las autoridades del Comité de Crisis. Se conocieron 16...

Ruta 65: la Provincia licitó tres obras

Con la presencia del Jefe de Gabinete del Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos de la Provincia de Buenos Aires, Diego Menéndez; el subsecretario...

Noticias relacionadas

- Advertisement -