22 octubre 2020

Audífonos e implantes cocleares gratuitos para promover la integración social de los niños sordos

Con el objetivo de sensibilizar a la población acerca de la importancia de la detección temprana de la hipoacusia infantil, que afecta entre 700 y 2100 niños al año, el Ministerio de Salud de la Nación implementa un programa nacional para la detección y atención temprana de la sordera, por el cual se adquirieron 800 audífonos, de los cuales más de 80 están en proceso de entrega, 100 audífonos superpotentes y 25 dispositivos para implantes cocleares.

El Ministerio de Salud de la Nación, a cargo de Juan Manzur, adquirió 800 audífonos, de los cuales más de 80 se encuentran en proceso de entrega, 100 audífonos superpotentes para sorderas severas y 25 dispositivos para realizar implantes cocleares, a través del Programa Nacional de Detección Temprana y Atención de la Hipoacusia, una iniciativa que tiene por objetivo garantizar la integración e inclusión social de los chicos que sufren sordera.

«Es un orgullo poder decir que hoy en la Argentina los niños con disminución auditiva pueden acceder a implantes cloqueares y audífonos en forma totalmente gratuita», señaló el Viceministro Gabriel Yedlin, a propósito de los alcances del programa, y en vísperas de la celebración del Día Nacional de la Audición, que se conmemora mañana.

«Se les garantiza el acceso a este derecho a quienes no cuentan con obra social, de la misma manera que el Estado provee las vacunas en Calendario Nacional», dijo Yedlin tras indicar que «este es otro ejemplo en que la acción estatal achica las brechas de la desigualdad».

El funcionario destacó que «tuve la posibilidad de presenciar las cirugías de dos niños a quienes se les realizaron implantes cocleares en Santiago del Estero, que significan nada más y nada menos que darle a los chicos la posibilidad de adquirir lenguaje y de aprender junto a sus pares de igual a igual», y precisó que «por eso nos llena de entusiasmo saber que ya está en pleno desarrollo una estrategia que asegura la inclusión social».

La hipoacusia o sordera afecta a entre 700 y 2100 niños al año, en Argentina, por eso, para disminuir la prevalencia de la discapacidad auditiva en el país, la cartera sanitaria promueve la detección temprana y el tratamiento de la sordera, conforme quedó establecido en la reglamentación de Ley de Hipoacusia, una medida llevada adelante por la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner en 2011.

Según el decreto, todos los niños deben ser evaluados, diagnosticados y tratados en el primer año de vida con el objetivo de disminuir la prevalencia de la discapacidad auditiva en Argentina y posibilitar la integración de estos niños al sistema escolar.

En este sentido, los niños deben someterse a un estudio auditivo para el que el Ministerio de Salud de la Nación aportó 200 otoemisores distribuidos en todo el país, durante el año pasado. Sin este chequeo universal, la edad promedio en la que se detectan los problemas del oído es entre los dos y los tres años, y cuando se ha perdido un tiempo extraordinario para la recuperación del lenguaje.

El Programa funciona en conjunto con el Plan Nacer, un seguro público de cobertura sanitaria totalmente gratuito, que establece los controles médicos a los recién nacidos que permiten detectar la hipoacusia infantil y realizar un seguimiento de la enfermedad en caso de que sea necesario.

El Día Nacional de la Audición se conmemora cada 28 de marzo en referencia a la fecha en que el profesor Juan Manuel Tato realizó por primera vez, en 1993, una cirugía con la que devolvió la audición a un enfermo de otosclerosis.

Gracias a este descubrimiento y al avance de las tecnologías en materia quirúrgica aplicada a patologías auditivas, en la actualidad se pueden llevar a cabo implantes cocleares, los cuales consisten en la inserción de un dispositivo electrónico en el hueso temporal del niño que presenta sordera profunda, y por medio de electrodos que se introducen en la cóclea dañada, se logra estimular el nervio auditivo en forma directa.

Ley de hipoacusia y funcionamiento del Programa

En 2011, el Gobierno Nacional estableció el derecho de todo recién nacido a que se estudie tempranamente su capacidad auditiva y se le brinde tratamiento en forma oportuna. A través de la reglamentación de la Ley de Hipoacusia (25.415), firmada por la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, el Estado garantiza la detección temprana y el tratamiento adecuado de la hipoacusia infantil, con el fin de promover el desarrollo del lenguaje y la integración social en los niños que la sufren.

Conforme al decreto 1093/2011, sobre el «Programa Nacional de Detección Temprana y Atención de la Hipoacusia», que implementa el Ministerio de Salud de la Nación, la detección y tratamiento de la hipoacusia infantil debe ser incluida entre las prestaciones obligatorias de obras sociales y entidades de medicina prepaga.

En tanto, el mismo programa garantiza el primer par de audífonos e implantes cocleares en forma totalmente gratuita, a los niños con signos de disminución auditiva y que no posean ningún tipo de cobertura social.

Para ello, se ha implementado un Sistema de registro de cada caso detectado en cada una de las provincias, que son las encargadas de informar periódicamente al equipo del Programa nacional, encargado de coordinar el abordaje y tratamiento adecuado. El equipo se encarga de acompañar a las familias de los niños que sufren sordera, desde lo institucional, pero también desde lo humano, guiándolos e informando las posibilidades que tienen para evitar que estos niños tengan severas secuelas funcionales.

Sobre hipoacusia y sordera en Argentina

La hipoacusia es la falta de capacidad para escuchar los sonidos, y puede producirse por factores hereditarios, congénitos y adquiridos desde el momento del nacimiento, o adquirirse a lo largo de la vida, obedeciendo a numerosos factores causales. Cuando la hipoacusia es tan profunda que no se percibe ningún sonido, se trata de hipoacusia profunda o sordera.

En Argentina nacen aproximadamente 700.000 chicos al año; de estos, entre 1 y 3 de cada mil tienen hipoacusia. La discapacidad auditiva constituye el 18 por ciento de las discapacidades en el país, la cual se reparte en un 86,6 por ciento de dificultad auditiva y un 13, 4 por ciento de sordera.

La detección temprana permite comenzar lo antes posible un tratamiento adecuado para facilitar en el niño la adquisición de la lengua y disminuir al máximo posible dificultades de comunicación e integración social.

La discapacidad auditiva disminuye si la hipoacusia es tratada temprana y correctamente por lo que representa una prioridad para la salud pública, aprovechar la capacidad de detección precoz y potenciar la posibilidad de realizar una intervención oportuna.

Para más información, se pueden contactar a la siguiente dirección de correo: hipoacusia@msal.gov.ar

Últimas noticias

El Intendente Barroso deberá seguir aislado

El Comité Conjunto de Crisis en Salud informa que el Intendente Municipal Cdor. Mariano Barroso continuará en su domicilio...

Reabre sus puertas Farmacia Hutt

El Colegio de Farmacéuticos de 9 de Julio informa que Farmacia Hutt reabre sus puertas en el horario habitual. Esto es posible, ya que el...

Instituciones instan a asumir una mayor conciencia social

A través de una iniciativa de Rotary Club de 9 de Julio, el martes se llevó a cabo una reunión (vía zoom) con representantes...

Se postergó la Sesión del Concejo Deliberante

El Concejo Deliberante informó que la sesión ordinaria que se iba a realizar este jueves 22 de octubre se va a llevar a cabo...

Esta vez la lluvia fue más pareja

Volvió a llover en el partido de 9 de Julio, por segunda vez en la semana. Esta vez el nivel de agua caída fue...

Noticias relacionadas

- Advertisement -