spot_img
spot_img
16.7 C
Nueve de Julio
lunes, mayo 20, 2024

Gran logro deportivo de la nuevejuliense Regina Sayavedra en la Patagonia

Oriunda de nuestra ciudad, la maratonista de montaña radicada en La Plata, Regina Sayavedra alcanzó el cuarto puesto en una desafiante competencia de 110 kilómetros que se disputa anualmente en el sur argentino. En la misma competencia, en una distancia menor también participó la nuevejuliense Ana Paula Amado.

Se podría decir que los deportistas nuevejulienses siempre dan la nota por sus buenos resultados. En esta oportunidad porque la maratonista Regina Sayavedra consiguió un gran logro en la carrera de montaña llamada Patagonia Run: obtuvo el cuarto puesto en su categoría y lo festejó con algunos de sus seres queridos. 

Durante los primeros días de abril de 2024 Regina participó de la ultra trail non-stop más importante de Latinoamérica. Es decir, una competencia en la que no se frena a descansar y puede durar más de un día. Regina compitió en los 110 kilómetros y tardó 20 horas 38 minutos y 19 segundos en completar el desafío: “Pasar toda la noche y llegar y ver a tus seres queridos es lo más. Realmente después de semejante esfuerzo verlos es totalmente emocionante. Se te hace un nudo en la garganta y es imposible no emocionarse”.

Regina, hija de Susana Avigliano, contó que la experiencia realmente le gustó mucho, pero que fue una competencia muy dura y que le costó “pasar la noche”. Ella largó a las 9 de la noche del viernes 5 de abril y llegó a la meta el sábado 6 de abril a las 17:30 aproximadamente. “A la noche todo se hace más duro. Me habían agarrado algunos dolores, después el frío, el terreno estaba con bastante agua y barro, en dos oportunidades me agarró mucho sueño y realmente eso me costó”, afirmó Regina. 

Las condiciones son extremas, pero el sueño puede tornarse un inconveniente peligroso: “Me dormía y me tambaleaba para los costados. Eso fue lo más difícil”. Sin embargo, pudo encontrar la manera de superar ese obstáculo: “Le pedí a dos chicos que iban cerca mío seguir con ellos. Y me fui poniendo objetivos a corto plazo para ir superando la carrera y llegar al amanecer. Estaba convencida de que una vez que amaneciera la cosa iba a cambiar”. Lo que suponía Regina se volvió realidad: “Fui tirando hasta que amaneció. Me cambió la cabeza, me pude sentir mucho mejor en cuanto a la fuerza y voluntad que uno le va poniendo”.

«Los primeros kilómetros los hice en educación física. la profesora nos hacía correr en el parque y me encantaba»

Regina tiene 47 años y vive en La Plata desde hace 30, cuando se fue a estudiar educación física. Actualmente es docente y trabaja en escuelas. Cuenta que antes de competir en montaña corrió durante muchos años “en calle”: “Empecé con carreras de 10 (kilómetros), 15,  media maratón que son los 21, y después me enamoré de la distancia de 42 kilómetros”. Y explicó que en 2017 empezó a correr trail. 

A Regina siempre le gustó correr y recuerda su adolescencia con el deporte durante el secundario, en el Parque General San Martín. Quizás esos recuerdos la llevaron a buscar una experiencia similar: “Los primeros kilómetros los hice en el acceso y en el parque, en educación física. Yo fui al colegio San Agustín y la profesora, Claudia Rumi creo, nos hacía correr en el parque y me encantaba”. Ya desde ese momento se notaba su chapa ganadora: “También participé de una carrera que se hizo el 9 de Julio para la secundaria y que me fue muy bien, salí segunda”.

Para poder sostener una actividad durante tanto tiempo es importantísimo el apoyo de los vínculos cercanos. Regina cuenta que su pareja, madre y hermanos la bancan y entienden: “La verdad que es súper importante tanto en la previa  como en toda la preparación porque lleva mucho tiempo”. Y lo agradece porque explica que a veces llega de trabajar y se va a correr, que a veces compite los fines de semana y que el deporte implica disciplina: levantarse muy temprano e ir a entrenar.

A pesar de tener una rutina de mucha preparación, entrenar para el trail en una ciudad como La Plata no es sencillo ya que las características del terreno más cercano se encuentra en Tandil y Balcarce. Y como el desafío implica mucho entrenamiento y buena conducta con la comida y el descanso, Regina se empezó a preparar en noviembre del 2023. 

En ese tiempo de preparación entrenó altimetría en una cantera que hay en un barrio platense llamado Gorina: “Imagínate que la cuesta más larga tendrá 12 metros, así que estamos todo el tiempo ahí adentro por ahí por tres horas”. Además, para este desafío Regina complementaba su entrenamiento corriendo casi cinco veces por semana y asistiendo alrededor de tres días al gimnasio. De todas formas regulaba el entrenamiento para no exigir al cuerpo y evitar lesiones.

Pero el entrenamiento para un trail también pasa por otros aspectos, por ejemplo la alimentación. Regina cuenta que trabaja con una nutricionista y que prueba los distintos complementos que va a consumir durante la carrera: “Uno no puede ir a la carrera y comer lo que te dan en los puestos porque realmente te puede caer mal o te puedes descomponer. Entonces uno tiene que ir probando todo, desde la ropa, zapatillas y medias, hasta lo que consume para tener energía”.

Regina afirma que se prepara lo mejor que puede: “Me gusta volverme vacía. Dejar todo ahí. Me preparo para dar lo mejor después si se llega en los primeros puestos me hace re feliz, pero si no yo me quedo tranquila que dejé todo”. Y a pesar de afirmar que es una competencia muy exigente, considera que sí volvería a participar de la Patagonia Run. Sin embargo, tiene otra meta en el horizonte: “La carrera que me gustaría hacer es la de Bariloche 100, pero se hace en marzo. Así tal vez el próximo año corra esa”.

 

T.D.

Más noticias