spot_img
spot_img
27 noviembre 2022

Domingo «Minga» Fernández. El recuerdo de un corazón «Lagunero»

* Había nacido en 9 de Julio casi con el Club «Libertad», la institución de sus amores, aquella por la que se brindó con generosidad.
* Fue jugador y «canchero» y, desde luego, un «lagunero» de alma.
* De ocupación ferroviario, como muchos de su populosa barriada, fue un hombre estimado.

El año próximo, el Foot-Ball Club Libertad arribará al 100º aniversario de su fundación. En efecto, a lo largo de su centuria de historia, este Club ha tenido figuras destacadas, entrañables, que dejaron un recuerdo imborrable: Domingo «Minga» Fernández, fue uno de aquellos dilectos hombres de «Libertad».
Una inquietud juvenil lograda formar las bases iniciales de lo que hoy es una pujante y señera entidad de nuestro medio. Tanto en el aspecto social, deportivo y cultural, el Club Libertad mantuvo siempre incólume el pensamiento que impulsó su tránsito institucional.
Desde aquella vieja esquina de Libertad y Alsina, en un cubro su forma generacional, donde un puñado de muchachos con sueños e ilusiones se lanzaron a la gran empresa de fundar un nuevo Club,munidos solamente de una idea amplia y constructiva, anteponiendo su esfuerzo y su cariño para cristalizar el cometido.
El Club Libertad nació en 1923 en el seno de una barriada que siempre se identificó como auténticamente «lagunera» y que no dudó, a través de las décadas, en brindarle su apoyo.
El aspecto deportivo señaló el derrotero inicial, cuando las jornadas futboleras constituían la pasión única de esta entidad. El comienzo lo marcó la primera cancha, improvisada, cerca de la vieja laguna de Beraza, en Robbio y Avellenada, precisamente donde hoy se encuentra la terminal de ómnibus. En aquel primer potrero, el Foot-Ball Club Libertad fue llamado a la vida y también allí, para siempre, fue llamado «Lagunero».
Domingo «Minga» Fernández puede decirse, de manera irrefutable, fue parte de la historia grande del Foot-Ball Club Libertad. Había nacido casi con la institución lagunera.
Si bien, por una razón lógica de su edad, no se encontraba entre los jóvenes que fundaron el Club, desde la década de 1930 comenzó a pertenecer al club.
Era oriundo de esta ciudad, en el hogar formado por Benito Fernández, de nacionalidad española, y Margarita Ortelli, la familia de su madre eran productores agropecuarios en la localidad de Dennehy.

Domingo «Minga» Fernández.

UNA PASIÓN
Desde temprana edad sintió pasión por los colores del Foot-Ball Club Libertad. Un amigo suyo, Luis María César (a quiene apodaban «Pichón»), hijo del jefe de la estación del Ferrocarril del Oeste (más tarde, Ferrocarril Sarmiento), lo invitó a incorporarse, siendo niño, al Club, recientemente fundado.
Era común en aquellos años que los niños o adolescentes invitaran a sus amigos a integrarse a su Club de pertenencia. En ua entrevista brindada a EL 9 DE JULIO un año antes de su fallecimiento, «Minga» Fernández recordaba su ingreso al Club y aquel contexto inicial: una buena parte de los empleados ferroviarios del Ferrocarril del Oeste o sus hijos pertenecían a la institución, sea como simpatizantes, miembros de la comisión directiva o como jugadores.

JUGADOR Y «CANCHERO»
«Minga» Fernández se destacó como jugador, por espacio de varios años. Cuando estaba a punto de nacer su tercer hijo prometió que, si éste era varón (hasta entonces tenía dos hijas) dejaría definitivamente de practicar este deporte. Efectivamente, tuvo un hijo varón, Horacio y, a partir de entonces, dejó de jugar.
Por supuesto, ello no lo desvinculó del Foot-Ball Club Libertad; por el contrario, a partir de entonces comenzó a desempeñar la tarea de canchero. Lo hizo primero en el antiguo campo emplazado en la avenida Urquiza entre Entre Ríos y Jujuy (hoy, Arturo Frondizi y Edison), que había sido inaugurado el 25 de mayo de 1931. A partir de junio de 1972, pasó a ocuparse del cuidado de la cancha en las nuevas instalaciones de la Avenida Urquiza y Acceso Presidente Perón.
Por aquellos años, «Minga» Fernández marcaba la cancha con una regadera, mantenía el césped en las mejores condiciones y también, en muchas ocasiones, se ocupaba del vestuario. De su protagonismo como «canchero», en la memoria de los hinchas y simpatizantes del Club se guardan atractivas anécdotas.
En efecto, «Minga», era un riguroso custodio de la cancha y, no dudaba, a la hora de llamar la atención de quien pretendiera deteriorar o utilizar de manera inconveniente las instalaciones.
De ocupación ferroviario, las exigencias de su profesión le obligaron a dejar su tarea de «canchero» dejando, sin embargo, un memorable legado.

SU FAMILIA
«Minga» Fernández había formado su hogar junto a María Ramona Oldani. De esa unión nacieron sus tres hijos, Araceli, Margarita y Horacio; además, completaban su familia sus nietos, por quienes sentía especial orgullo; María Sol, Natalia, Guadalupe, Esteban, Ignacio y Laura.

PALABRAS FINALES
Domingo «Minga» Fernández falleció en 9 de Julio el 20 de octubre de 2014, a los 91 años de edad.
Hasta el último día de su vida, «Minga» perteneció con todo su corazón, al Club de sus amores.
Un año antes de su fallecimiento, pudo ver a su Club arribar a su 90° aniversario. En aquellos días, tanto en su memoria como en su mirada, brillaba el destello juvenil de las primeras horas en que su pasión lo llevó a patear la pelota para su amado «Libertad». Sus ojos vieron pasar muchas horas de luchas, alegría y triunfos.
Hoy, su recuerdo se mantiene vivo entre quienes lo conocieron. Ojalá que, el año próximo, cuando el Foot-Ball Club Libertad cumpla sus cien años, el recuerdo de quien hoy nos ocupa esté presente y se le rinda un merecido homenaje a su memoria.

Últimas noticias

«Microcentro Federal» convocó a artistas nacionales en Buenos Aires

La Ciudad de Buenos Aires transformó el microcentro en un faro cultural con shows que contó el viernes con...

Noticias relacionadas