spot_img
spot_img
27 noviembre 2022

Medio siglo de trabajo: «Sin prisa pero sin pausa»

 

Ana María Troia es óptica contactóloga, y tuvo una semana a puro festejo, ya que cumplió, nada más ni nada menos que, 50 años de trayectoria en esta profesión.
El punto de partida fue cuando se graduó en la Universidad Nacional de Rosario, un 13 de diciembre de 1971, casualmente el mismo día que se celebra el Día del Óptico en nuestro país.
En sus inicios, trabajó en una óptica y farmacia de la ciudad de Junín. Pero luego de casarse, se mudó a la ciudad de 9 de julio y se desempeñó en Óptica Vanina durante ocho años. Con mucho trabajo y esfuerzo logró independizarse y abrir su propia óptica, en la que trabaja desde entonces.
Ana María resalta el apoyo de sus seres queridos en todos estos años: “Estoy muy agradecida de haber cumplido estos 50 años, aún vigente, con el apoyo de todos mis clientes, mis amigos y, sobre todo, mi familia. Sin ellos no hubiese podido llegar hasta donde llegué hoy”.
Troia ha tenido siempre un rol fundamental en el crecimiento y reconocimiento de la profesión. Formó parte del Consejo Directivo del Colegio de Ópticos de la Provincia de Buenos Aires e integró el Tribunal de Disciplina, órgano responsable de, entre otras cosas, velar por el cumplimiento del código de ética profesional. Actualmente, se desempeña como Consejera de la institución. “Hago mi trabajo con mucho cariño, mucha dedicación, porque hace muchos años que estoy participando del Colegio. No lo hago por mí, lo hago por todos los ópticos de la provincia de Buenos Aires”, expresó.
Los últimos dos años fueron muy difíciles a causa de la pandemia, y las ópticas también se vieron afectadas. En principio, como todos, Ana María tuvo que cerrar su tienda, pero luego visualizó una oportunidad ante esta situación. “Me sirvió para reinventarme. Empecé a ponerle pilas, reciclé mi negocio y sigo en carrera. Sin prisa pero sin pausa”.
Respetada y admirada por sus colegas, Ana María Troia nos contó la fórmula para cumplir medio siglo de trayectoria: “Llegué hasta acá con muchas ganas y cada vez con más ganas de seguir haciendo cosas por la salud visual. Durante estos 50 años, todo lo que hice, lo hice con mucha pasión y mucha dedicación”. Además, quiso aprovechar la oportunidad para enviar un mensaje a sus colegas: “Quiero desearles a todos un muy feliz día y expresarles mis mejores deseos para estas fiestas de fin de año.»
Desde el Colegio de Ópticos de la provincia de Buenos Aires, felicitamos a Ana María y, mediante ella, a todos los Ópticos en su día.

Colegio de Opticos de la Provincia de Buenos Aires

Últimas noticias

La Orquesta de 9 de Julio actuó en Trenque Lauquen

El sábado 19 de noviembre la Orquesta Municipal 9 de Julio visitó la ciudad de Trenque Lauquen, en la...

Noticias relacionadas