spot_img
spot_img
20 C
Nueve de Julio
miércoles, junio 12, 2024

Nos escribe una nieta del fundador de Diario EL 9 DE JULIO

A pesar de no haberlo conocido, sé que la figura de mi abuelo Mariano Arroyo Vázquez fue siempre un motivo de orgullo para sus hijos. Un orgullo que supieron transmitir a sus propios hijos, nosotros, sus nietos. Su formación en el Instituto Jorge Manrique de Palencia y el Monasterio de San Zoilo en Carrión de los Condes, Castilla, le permitió ejercer la docencia en el Colegio Cavallari de 9 de Julio, donde tuvo la satisfacción de formar a varias generaciones de niños y jóvenes en el arte de los números y las letras.
Pero fue su pasión por el periodismo, que traía desde su España natal, donde había publicado en «El Día» de Palencia, lo que le permitió alcanzar su plenitud profesional. Publicó artículos en prosa y verso en los otros dos diarios de principios de siglo en 9 de Julio,  «El Luchador» y «El Porvenir», pero su mayor orgullo profesional fue la fundación del diario EL 9 DE JULIO, llamado así en homenaje a la ciudad que lo acogió cuando llegó a Buenos Aires en búsqueda de nuevos horizontes. Ciudad que, curiosamente, se parece mucho a su Palencia, esa que dejó de jovencito.
Después de su fallecimiento, EL 9 DE JULIO siguió siendo parte de la vida de su viuda y de sus hijos. Y los lazos con el diario no se cortaron cuando estos dejaron «El Nueve» para instalarse en la entonces llamada Ciudad de Buenos Aires. Recuerdo muy bien que llegaba en una «encomienda» a mi tío Rafael Pedro («Chito»),  quien lo pasaba luego de mano en mano entre mi madre y sus hermanas.
Hoy sigue siendo parte de la vida de quien esto escribe, su nieta, argentina y porteña, residente de Nueva York desde hace 35 años, quien lo lee por internet todos los días, nomás levantarse, junto con el «New York Times», para estar al tanto de las noticias de Nueva York y de «El Nueve», esa ciudad que ninguno de los descendientes de mi abuelo ha podido olvidar.
¡Muchas felicidades a EL 9 DE JULIO en este nuevo aniversario, y que haya muchos más para seguir leyéndolo y festejar!

Cristina Márquez Arroyo
Newburgh, Nueva York
Estados Unidos de América

Más noticias