9 agosto 2020

Robbio, la calle con cuatro nombres

 

Nicolás L. Robbio. Su nombre le fue impuesto a la calle Córdoba, en 1914.

Manuel Quintana. Su nombre le fue dado a la calle Córdoba en 1908. Al parecer, esta disposición fue olvidada, pues pocos años después le dieron otra denominación.

Nicolás H. Robbio. Por error, su nombre le fue dado a la calle que ostentaba el de su padre. Las placas numerarias domiciliarias, colocadas en la década de 1970, denotan esta errata.

Historias y curiosidades

Pocas veces se ha dado, al menos en nuestra historia lugareña, que una arteria urbana haya sufrido tantas modificaciones en su denominación o, menos aún, que su nombre haya causado confusión.
La calle Córdoba o Robbio ha tenido la particularidad de ostentar cuatro nombres: Córdoba, Manuel Quintana, Nicolás L. Robbio y Nicolás H. Robbio.
“CORDOBA”
Este nombre le fue asignado por la Corporación Municipal de 9 de Julio tres años después de la fundación del pueblo, hacia 1866. En efecto, cuando la autoridad comunal civil, recientemente constituída, escogió la nomenclatura para las calles, impuso a la calle que corría paralela a Libertad y a Mendoza el nombre de la provincia argentina que ostenta el honor de poseer la universidad más antigua del país.
“MANUEL QUINTANA”
El 16 de junio de 1908 se impuso el nombre de “Manuel Quintana” a la calle que, hasta entonces, se llamaba Córdoba. No fue el único nombre que, en esa oportunidad, se otorgó a una calle. Otro fueron pretendidos aunque, en rigor, jamás prosperaron: Leandro N. Alem a La Rioja e Intendente Prieto a Santa Fe, entre otros.
Manuel Quintana había fallecido en marzo de 1906 ejerciendo el cargo de presidente de la República Argentina. Al momento en que le fue conferido su nombre a la arteria de 9 de Julio, completaba el mandado su vicepresidente José Figueroa Alcorta.
“NICOLAS L. ROBBIO”
Es muy probable que el nombre de Manuel Quintana, aún cuando había sido impuesto oficialmente, jamás haya sido usado por los vecinos. Tal vez, ni los propios ediles en 1914 ya recordaban la ordenanza que el mismo Concejo Deliberante había sancionado seis años antes; pues, en octubre de 1914, le adjudicaron el nombre de “Nicolás L. Robbio” a la calle Córdoba.
Nicolás Liberato Robbio, por lapso de casi cuadro décadas fue uno de los principales referentes en el ambiente político de 9 de Julio. Ocupó todos los cargos a que puede arribarse desde la órbita pública: comandante militar, juez de Paz, concejal y presidente del Concejo Deliberante, presidente de la Municipalidad, intendente municipal, consejero escolar, comisario de policía, senador y diputado ante la Legislatura provincial, defensor de menores; además de ser distinguido, con diversos cargos, en la dirigencia de su partido.
Admirado por sus correligionarios y, en muchas ocasiones, combatido acérrimamente por sus opositores, fue un personaje polémico en la historia política lugareña, en tiempos en que el fraude electoral era moneda corriente.
Nicolás L. Robbio falleció en Carlos Casares, a las 9 horas, del 28 de octubre de 1914. Un día más tarde, siendo su hijo Nicolás H. Robbio intendente municipal, el Concejo Deliberante de 9 de Julio sancionó una ordenanza por la cual imponía su nombre a la aludida calle.
“NICOLAS H. ROBBIO”
Promediando la década de 1970, cuando se efectuó la replanificación de la numeración de las calles y fueron confeccionadas nuevas “chapas” numerarias, un error, al parecer involuntario, hizo que se designe a esta calle con el nombre de “Nicolás H. Robbio”.
Podría conjeturarse que la errata se haya debido a una impericia, un error tipográfico o a un simple descuido. También pudo ser porque, para quien transcribió los nombre de las calles, resultaba más cercano en el tiempo el nombre de Nicolás H. Robbio (la “H” corresponde al nombre Higinio), quien también fue, como su padre, una figura reconocida en la comunidad.
Intendente municipal y legislador, era apodado por sus contemporáneos con el diminutivo de “Nicolasito”.
EL NOMBRE CORRECTO
Durante muchas décadas la calle fue llamada por su nombre primitivo, Córdoba. De hecho, aún en nuestro días hay muchos vecinos que siguen distinguiéndola con esa denominación.
El nombre correcto, tal cual fue impuesto por ordenanza de 1914, es el de “Nicolás L. Robbio”; aunque en las placas numerarias domiciliarias, diga aún “Nicolás H. Robbio”.

Últimas noticias

Ley Micaela: finalizó la etapa de sensibilización en municipios

Ministerio de las Mujeres (DIB) El Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual bonaerense informó que la...

Habilitaron las “audiencias por zoom” para mediaciones en Provincia

Lo impulsó el legislador Emiliano Balbín (DIB) Las audiencias de mediación judicial en la Provincia podrán hacerse  a través de medios electrónicos, una posibilidad que...

Reglamentaron un permiso especial para que mayores de 14 años trabajen con sus padres

La ley sólo permite el trabajo a esa edad en emprendimientos familiares (DIB) El Ministerio de Trabajo bonaerense reglamentó la autorización para que niños de...

Actores y actrices de todo el país advierten una desocupación “histórica” del 90%

Carta abierta (DIB) Actrices y actores de todo el país reclamaron en una carta abierta, dirigida “a quienes gobiernan y la opinión pública”, compensación salarial...

Restricciones para el tránsito pesado

  En vigencia de la Ordenanza Municipal correspondiente que reglamenta la circulación y estacionamiento de camiones, camiones jaulas, acoplados, semiacoplados, maquinarias e implementos agrícolas, tractores,...

Noticias relacionadas

- Advertisement -