27 septiembre 2021

San Valentín: ¿Un regalo saludable?, por Lic. Sofía Villarrica

Chocolate-la-droga-del-amor-1

Mañana se celebra el día de los enamorados. Y una de las teoría sobre este día, afirma que todo comenzó en la Roma antigua, donde la religión tenía un papel muy importante.San Valentín era cura durante el reino de Claudio III. Este emperador creía que en el campo de batalla rendían mejor los hombres solteros, ya que los casados querían volverse a sus casas y los otros no tenían esa urgencia, por lo que prohibió el casamiento. San Valentín al considerarlo injusto lo desafió y seguía dirigiendo el rito de matrimonio en secreto, hasta que fue descubierto por Claudio quién lo mandó a la cárcel. En el tiempo que pasó prisionero se enamoró de la hija del carcelero. Según la leyenda, en vísperas de su muerte, Valentín dejó una carta de despedida a su amada, y en ésta dejó su firma «De tu Valentín», firma que se convertiría en popular para las parejas que se envían tarjetas el día de los enamorados. Valentín fue ejecutado al día siguiente, el 14 de febrero del año 270.
En el año 496, el Papa Gelasio I decidió que el día 14 de febrero sería el día en el que se honraría a San Valentín. Poco a poco, ese día se iba convirtiendo en una fecha en la que se intercambiaban mensajes de amor, y San Valentín se fue popularizando y se convirtió en el patrón de los enamorados.
En los países nórdicos esta fecha coincide con la época en la que se emparejan y aparean los pájaros en esa zona y por ello, se ve como un símbolo de amor y creación. En algunos países de America Latina se considera el día del amor y la amistad. En Japón, en el día de San Valentín la costumbre es que las mujeres regalen chocolates a los hombres, no sólo al amado sino a compañeros de trabajo, amigos, familiares. Los hombres deben corresponder al detalle un mes más tarde en el día conocido como Día Blanco y el regalo de vuelta debe tener más valor que el recibido.
En Argentina, este próximo jueves se celebrará San Valentin, y es una buena oportunidad para regalar un chocolate de buena calidad. Este puede tener efectos beneficios para la salud gracias a su ingrediente principal: el cacao.
Pero chocolate y cacao no son lo mismo. El chocolate se elabora a base de cacao, leche, grasas y azúcares. Dependiendo de la cantidad que tenga de cada ingrediente se habla de chocolate negro o amargo, con leche, blanco o de otros derivados como el chocolate de cobertura, de taza o en polvo.
El cacao es rico en fibra y minerales, principalmente potasio, fósforo y magnesio, la cantidad de azúcares es mínima y sus hidratos de carbono mayoritarios se encuentran en forma de almidón. Es rico en grasas, pero destaca especialmente por su contenido en polifenoles y fenólicos, compuestos antioxidantes. Todos estos nutrientes varían al mezclar el cacao con otros ingredientes para elaborar el chocolate.
El cacao es el fruto del cacaotero o árbol del cacao que se cultiva en zonas tropicales de América Central, Indonesia y el Archipiélago malayo, Brasil, el Caribe o África occidental. Dentro del fruto de forma ovalada se pueden encontrar entre 30 o 40 semillas o granos que son las que se utilizan para elaborar el chocolate después de ser fermentadas y secadas. El paso siguiente se trata de obtener de las semillas, la pasta y la manteca del cacao por separado. Con estos 2 ingredientes y azúcar, se obtiene el chocolate. El que es con leche, contiene menos del 35-40% de cacao y se le añade leche, azúcar y otros ingredientes como por ejemplo los frutos secos. El chocolate blanco no es en sí un chocolate porque no contiene pasta de cacao, solo está elaborado con manteca de cacao, leche y más del 50% de azúcar, por lo que es un producto muy dulce y calórico. El chocolate de cobertura también es rico en manteca de cacao con un mínimo del 30%. El chocolate de taza contiene menos del 50% de cacao y se mezcla con harina de trigo, arroz o maíz para conseguir que espese. El chocolate en polvo tiene muy poco cacao, aproximadamente un 25% y lleva también harinas y azúcar; otro producto muy diferente es el cacao puro en polvo, bajo en grasa y en azúcar.
El chocolate más valioso es el amargo, ya que contiene como mínimo un 50% de pasta de cacao y al que solo se le añade azúcar y manteca de cacao. Los chocolates de alta calidad deben ser de más del 60% de cacao e incluso se pueden encontrar del 99%. Con estas proporciones las propiedades nutricionales del cacao son mayores.
Los estudios sobre el chocolate apuntan a que un consumo moderado, especialmente del negro, puede mejorar la salud cardiovascular, reducir la presión arterial, disminuir los lípidos en sangre y colesterol, ejercer una función vasodilatadora y paliar la pérdida cognitiva relacionada con la edad. Esto se debe principalmente a los antioxidantes naturales que tiene el cacao.
En resumen, las claves para consumir chocolate son:
– Elegir un chocolate de buena calidad, con mayor porcentaje en cacao.
– Que contenga poca cantidad de azúcar.
– No comprar el chocolate por su precio. Un chocolate muy barato seguramente es malo porque no se han seleccionado bien las habas de cacao y se disimula su mala calidad con un exceso de tostado.
– Comer chocolate para disfrutar, no pensando que es un superalimento.
– Comerlo en forma ocasional y con moderación.

Sofía Villarrica
Lic. en nutrición
M.N.: 7103 M.P.: 2763
Atiende en:
Consultorios Ceinsa – Yrigoyen 1339 – Turnos: 520111
Centro de Diagnóstico IMC – Cnal. Pironio 255 – Turnos: 425299

Chocolate-la-droga-del-amor-1

Últimas noticias

La Neurodiversidad se hace visible con el mural

El domingo 26 de septiembre la artista plástica nuevejuliense Silvia Andrea Galvani junto a integrantes de Familiares y Amigos...

Noticias relacionadas