27 septiembre 2021

Federico Zabala Settimo: el camino de músico a luthier

Interpretando canciones, reparando y construyendo instrumentos

FEDERICOZABALAFEDERICOZABALA2

 

El joven nuevejuliense Federico Zabala Settimo es un apasionado por la música que comenzó tocando en su adolescencia y por las vueltas de la vida encontró su camino como luthier, reparando y construyendo instrumentos musicales.
Federico trabaja en la construcción con guitarras y bajos eléctricos. Y con reparaciones en guitarras clásicas y eléctricas, bajos eléctricos, charangos, ukeleles. En una entrevista nos comentó aspectos interesantes de su labor.
– ¿En qué momento se despertó tu pasión con la música? ¿Qué edad tenías? y cuanto tiempo estuviste tocando la guitarra?
– Siempre me gustó mucho la música, a los 15 un amigo me enseño a tocar una canción con una guitarra y me gustó mucho. Eso me llevó a empezar clases y hasta el día de hoy nunca dejé de tocar.
– ¿De qué manera te transformaste en luthier?
– Un día estaba tocando y dejé mi guitarra apoyada en una silla, cuando volví la guitarra estaba en piso y con la pintura levantada en algunas partes. Se la llevé a Mario Peraita (que tiempo después se transformó en un gran amigo y maestro) y la dejo tan bien que dije yo quiero dedicarme a esto. Busqué en donde se podía aprender el oficio en Buenos Aires y llegué a Baccaglioni, un luthier que además de construir instrumentos daba un curso. Empecé al terminar la secundaria, al tiempo de empezar el curso se necesitaba un ayudante en el taller y ahí empecé a trabajar con él, aprendí mucho más en el trabajo del día a día que en el curso.
– ¿En qué consiste el trabajo tuyo como luthier con qué instrumentos trabajás?
– Consiste en construir, reparar y mantener instrumentos de cuerda. Construyo guitarras y bajos eléctricos, mi idea es hacer instrumentos personalizados y a medida, es la principal diferencia con un instrumento de fábrica que salen en serie y todos iguales.
– ¿Qué aprendiste en los talleres y cursos y qué aprendizajes tuviste con el luthier con el que empezaste?
– En el curso hubo una parte teórica, en el que se vieron tipos de maderas, partes de un instrumento y los diferentes tipos de construcciones, también electrónica ya que el curso era de instrumentos eléctricos. Después había una parte práctica en la que construías un instrumento propio, cuando empecé a trabajar aprendí a usar maquinas y detalles sobre otros instrumentos. También aprendí muchísimo con Mario Peraita, quien siempre me dio una mano cuando me largué a trabajar por mi cuenta.
– ¿Cuanto hace que te dedicás a esta profesión?
– Hace cuatro años que me dedico como trabajo. Los últimos dos años y medio estuve viviendo en Ushuaia, me fui a probar suerte, sin trabajo y me encontré con muchísimos músicos y con que no había luthier, así que con el tiempo empezó a salir trabajo y pude dedicarme al 100% a esto. Actualmente estoy de paso nuevamente por 9 de Julio.
– ¿Cómo es tu relación con los músicos?
– Suele ser muy buena, cuando me piden un instrumento entramos en una relación constante de hablar muy seguido, ya que voy consultando por todos los detalles y dando opciones para elegir. Los que están en la ciudad en la que trabajo van seguido al taller a ver el proceso y cebar unos mates
– Trabajás con pedidos a gente de distintas ciudades
– Si, hay varios instrumentos en Buenos Aires Capital, en La Plata, otro tanto en Ushuaia y Rio grande (Tierra del Fuego) y otros en 9 de Julio
– Encontraste en esta tarea una actividad que terminó siendo tu profesión y que te hace sentir bien
– Si, totalmente. Siempre lo vi como una profesión, y si… me hace sentir muy bien poder trabajar de lo que realmente me gusta
– Algo más que nos quieras contar…
Que voy a estar un tiempo por 9 de julio haciendo trabajos, así que músicos atentos.

Últimas noticias

Volcó un automóvil camino a Norumbega

Sin consecuencias para el conductor Volcó un automóvil camino a Norumbega Anoche en el camino rural a la localidad de Norumbega se...

Noticias relacionadas