spot_img
spot_img
28 enero 2022

La importancia de la vacuna antigripal

La gripe o influenza se ha adelantado al invierno este año en la Argentina. Según los últimos datos epidemiológicos, casi todos los casos de gripe este año se deben al virus A H1N1, que causó la pandemia en 2009 pero que ahora circula en forma estacional durante la época de frío. Las autoridades sanitarias recomiendan que todas las personas que tienen un riesgo mayor de sufrir complicaciones por influenza reciban una dosis de vacuna antigripal.

El virus de la gripe o influenza es muy contagioso y causa de 3 a 5 millones de enfermos y hasta 500.000 muertes por año en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud. Como el virus cambia frecuentemente, cada año la vacuna debe adaptarse a las cepas en circulación, tanto en el Hemisferio Norte como en el Hemisferio Sur. En 2016, la vacuna trivalente es eficaz contra tres variantes del virus: el A H1N1, el A H3N2 y el B. El organismo demora alrededor de dos semanas en fabricar anticuerpos para defenderse contra estas cepas.

La gripe se manifiesta con fiebre mayor a 38 grados, tos, congestión nasal, dolores de garganta, de cabeza o musculares y un malestar generalizado. En niños pequeños, puede generar problemas para respirar, vómitos, diarrea, somnolencia o irritabilidad.

La influenza puede causar complicaciones y hasta la muerte en pacientes cardiovasculares. Un estudio estadounidense reciente, publicado por investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Columbia en la revista JAMA, confirmó la asociación entre el incremento de las consultas a la guardia por gripe y el aumento de muertes por infarto cardíaco en mayores de 65 años durante la época invernal. En este sentido, dicen los científicos de Nueva York, los aumentos de muertes por razones cardiovasculares en el invierno pueden deberse a las infecciones por influenza.

Afortunadamente, distintos estudios mostraron que la vacuna antigripal disminuye el riesgo de isquemia coronaria, infarto de miocardio y hospitalizaciones en personas con antecedentes cardíacos.

Entre quienes deben vacunarse ahora figuran los pacientes con enfermedades cardiovasculares y renales crónicas, diabetes, obesidad o EPOC. Además, deben recibir dos dosis los bebés entre 6 y 24 meses y una dosis de vacuna las embarazadas (en cualquier momento de la gestación), los mayores de 65 años y los profesionales de la salud.

Todas las personas que pertenecen a estos grupos de riesgo todavía están a tiempo de vacunarse gratuitamente en hospitales y centros de vacunación. El resto de la población también puede vacunarse, aunque no es obligatorio que lo hagan.

La vacuna contra la influenza no produce gripe en ningún caso, ya que los virus que contiene están inactivos. Sus efectos adversos son menores, y pueden incluir dolor y enrojecimiento en el sitio de la inyección y algo de fiebre.

Para evitar el contagio, además de la vacunación, es aconsejable lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón; cubrirse la boca y la nariz al estornudar y toser; no compartir cubiertos ni vasos; y ventilar los ambientes.

gripe

Últimas noticias

A cuánto subió el valor de la VTV en la provincia de Buenos Aires

Tras la actualización de la modalidad de turnos, el servicio de verificación técnica vehicular (VTV) de la provincia de...

Noticias relacionadas