spot_img
spot_img
26 septiembre 2022

La historia a través de las fotografías Por Héctor José Iaconis

El retrato:

La fotografía que hoy publicamos tiene la particular de ser de las pocas que se conservan, tomadas en el estudio de Fotografía «La Moderna Parisiense», en su primera época. En general, los retratos tomados por esta firma, cuando aún se encontraban en propiedad de primer propietario, revelan una particular sensibilidad artística, por la calidad de los mismos.
1. EL ESTUDIO FOTOGRAFICO
«La Moderna Parisiense», que funcionó en un local de la calle Libertad entre La Rioja y Mitre, pertenecía a Ana y Juan Hoesé. En realidad, el fotógrafo y fundador había sido el segundo; un joven que, siendo alemán, aparece identificado en algunos documentos como francés.
Establecido casi en la edad infantil en 9 de Julio, en el último cuarto del siglo XIX, su padre, Eduardo Hoesé, tenía el oficio de talabartero. Según el censo de población de 1895, la familia se hallaba instalada en la planta urbana del pueblo, donde vivían, además de Juan, sus padres, Eduardo y Cataliana y sus hermanos Ana, Catalina, Magdalena, Augusto y Paulina (siendo solamente la última de nacionalidad argentina).
Juan, el fotógrafo, había nacido en 6 de junio de 1878, en Bolchen (en francés, «Boulay»), por entonces un pequeño pueblo en Lorena, ubicado a unos veintiséis kilómetros al noroeste de Metz y a orillas del Kaltbach. Si bien Bolchen había pertenecido al territorio de Francia, tras la guerra franco-prusiana, en 1871, fue anexionado al Imperio alemán. Es probable que, por esta razón, Eduardo, el padre de Juan, en un sentido de pertenecía a su antigua patria, haya informado al oficial censista en la Argentina que su hijo era de nacionalidad francesa en lugar de alemana.
Las características del estudio fotográfico de Juan Hoesé interesaron tempranamente a Rafael Adobato, propietario de la Fotografía «Buenos Aires», con quien posteriormente mantuvo una especie de asociación comercial. No son del todo claros, al menos no hemos podido acceder a fuentes que lo acrediten, los móviles que llevaron a Rafael Adobato a poseer en propiedad el estudio de «La Moderna Parisiense» y convertirlo, a comienzos de la década de 1910, en una sucursal de su empresa. Un testimonio oral, que se ha transmitido a nivel familiar, lo explica; empero, evitaremos reproducirlo aquí por carecer de evidencia documental que lo sostenga.
Con el correr de las décadas, en centenares de fotografías tomadas en el estudio de Adobato, se observará la presencia de mobiliario que había pertenecido originalmente a «La Moderna Parisiense» de Juan Hoesé.
2. CARACTERÍSTICAS DEL RETRATO
El retrato fue, en efecto, el género que desarrolló con mayor relieve el fotógrafo Juan Hoesé. De acuerdo con una definición generalizada, el género del retrato se refiere a aquellas imágenes en que él o los sujetos principales se encuentran representados de manera explícita para su identificación. Al mismo tiempo, este o estos están conscientes de la presencia de la cámara. Cuando existe más de un sujeto retratado a la vez, se considera un retrato de tipo grupal.
En este caso se trata de una fotografía del tipo «Cabinet Card», una impresión fotográfica en papel montada en cartulina de tamaño estándar fabricada comercialmente. Algunos ejemplares del estudio de Hoesé que se conservan aparecen montados en soportes en cartón del tipo Bristol Board.
El soporte posee un filete en relieve con realces en art nouveau y, en la parte inferior se halla impreso, con tipografía en tinta azul, el nombre del estudio fotográfico.
3. OTRAS REFERENCIAS
Esta fotografía registra el retrato grupal de un hombre adulto junto a un niño, en una pose bastante frecuente en representaciones de este tipo.
Aquí aparecen Teodosio Tarchini, a quien sus familiares y amigos distinguían con el apodo de «Tudes», de nacionalidad helvética. Radicado en 9 de Julio hacia comienzos del siglo XX, «Tudes», era hermano político del industrial Antonio Vanina, por estar casado con María Teresa Repetto, hermana menor de la esposa de aquel.
En esta imagen posa junto a su único hijo, Aldo, quien con el tiempo, afincado en la ciudad de Buenos Aires, se convertirá en un prestigioso orfebre. Casado con Hilda Bermejo, Aldo falleció relativamente joven sin dejar descendencia.
Si dudas, como hemos sugerido en otras ocasiones, una fotografía antigua puede aportar referencias muy sustanciosas sobre de diferentes aspectos del pasado; de ahí, su valor notable como fuente primaria.

fotohistoria18

Últimas noticias

Empleados de Comercio celebraron su día

Este lunes 26 de septiembre, los empleados de Comercio celebran su día, conforme de acuerdo a la Ley 26.541,...

Noticias relacionadas