23 septiembre 2021

María Rita Fournier realiza una gran labor solidaria

rita-pelucas22-2 rita-pelucas22

No siempre, en las comunidades grandes o pequeñas, transcienden los gestos solidarios gestados por sus vecinos. Hay acciones de servicio, orientadas hacia las personas que atraviesan problemas de salud u otros trances, que ennoblecen a sus gestores por la dimensión del bien que con ellas despliegan.
María Rita Fournier, desde hace un par de años, viene realizando una gran labor solidaria: brindar la posibilidad que pacientes oncológicos, que pierden su cabello por el tratamiento quimioteràpico, puedan contar -en forma completamente gratuita. con pelucas, gorros y pañuelos.
Ahora, Rita, ha redoblado el esfuerzo, comenzando a fabricar en 9 de Julio las pelucas y cubre un radio de más de 100 kilómetros; pues, muchas personas de otras ciudades, se las solicitan.

MERITORIA INICIATIVA
En diálogo con EL 9 DE JULIO, María Rita, explica que hace dos años conoció el grupo «Pelucas solidarias Baradero», «que se dedica a la confección de pelucas oncológicas para pacientes que se están sometiendo a tratamientos de quimioterapia y han perdido el cabello, abasteciendo a todo el país”.
Al principio, Rita se incorporó al grupo de trabajo de Baradero, enviando pelo para la fabricación de pelucas y solicitando las que fueran necesarias para pacientes de 9 de Julio. Asimismo, conseguía pelucas usadas, que le donaban, y ella las reciclaba, las ponía en condiciones para destinarlas a las pacientes que las requerían.

LA FABRICACION EN 9 DE JULIO
En virtud de la gran demanda que tiene el grupo de Baradero, Rita emprendió junto a su esposo la tarea de fabricarlas aquí, en 9 de Julio. Ana María Rocca le presta su generosa colaboración cociendo las pelucas a máquina, mientras Rita las arma.
El armado de una peluca no es una tarea fácil, demanda una gran dedicación y mucho tiempo. Comienza cuando ella, en su peluquería, recibe el cabello donado; luego deben realizarse las combinaciones de colores, la formación de las denominadas “cortinas” que darán forma a la misma. Solamente la costura manual de la peluca puede insumir unas seis horas.
Rita comenta que, “quienes donan cabello, disfrutan del corte gratuito y,a demás, se llevan una muñeca de regalo”.
“Las pelucas -agrega- se entregan sin costo alguno, siempre en calidad de préstamo. El único requerimiento consiste en que, una vez que la mismas se ha dejado de usar, sea devuelta, para que acondicionada o rearmada, le pueda servir a otros”.

COMO COLABORAR
Con su dedicación y natural vocación de servicio, Rita ha organizado un banco de pelucas solidario. Si bien no se acepta la donación de dinero, existen muchas formas de colaborar.
“Si alguien -refiere la entrevistada- lo desea puede donar pelo o los elementos que se necesitan para el armado de las pelucas: hilos de poliéster marrones y negros, hilos para cocer jeans en los mismos colores, cinta de papel, microtul de doble rebote, alfileres, pañuelos, gorritos, turbantes”.
También quienes deseen hacerlo pueden acercarse para brindar su tiempo, su trabajo. No se requiere de grandes esfuerzos, más aún hay personas que ofrecen su tiempo llevàndose pequeños trabajos para realizar en sus casas.
Para quienes se dispongan a donar su cabello, el único requerimiento es que sea a partir de los 15 centímetros mínimos. Todo tipo de cabello sirve para este cometido, sea el color que fuere, aunque se encuentre teñido o con decoloraciones.
La donación de un mechón de pelo significa, para este emprendimiento de servicio solidario, un aporte de inestimable valor.
A propósito de ello, Rita, hace un llamado especial a sus colegas peluqueros para que, en lugar de tirar el cabello, lo reúnan con a penas una bandita elástica y lo acerquen a su peluquería.

DONDE CONTACTAR
Quienes deseen colaborar o solicitar pelucas, deben contactarse con Marìa Rita Fournier, en su peluquería de Garmendia 349. También pueden hacerlo por vía telefónica al 427719 o al 15-449467, o por mensaje privado en Facebook.

UN MOTIVO DE SATISFACCION
FRENTE A LA ADVERSIDAD
“Hoy coloqué la peluca número 58 a una chiquita de ocho años”, en una mezcla de satisfacción por el deber cumplido y de tristeza ante la situación de salud adversa que debe padecer una niña.
Cada que vez que una paciente se acerca a devolver la peluca, porque ha terminado su tratamiento médico y ya no la necesita, es otro motivo de alegría y beneplácito, que Rita comparte con ellas.
Hay muchas formas de hacer el bien hacia los demás. No siempre debe ser el dinero el recurso para impulsar gestos humanitarios; la vocación por la solidaridad y la entrega generosa son las claves fundantes de grandes logros.

Últimas noticias

El Intendente Barroso visitó Naón

El día martes, el Intendente Municipal de 9 de Julio, Mariano Barroso, acompañado de funcionarios; visitó la localidad de...

Noticias relacionadas