26 septiembre 2021

La Opinión cumple hoy 98 años de vida

Escribe: Mariela Nazar
Directora de La Opinión
laopinion1
Vale la pena intentarlo. Buscar la manera para que nuestro lenguaje logre conservar una fidelidad lógica sin que la semántica nos deje atrapados, es el gran desafío.
Buscar que el entorno social, político y cultural no desaparezca en la maraña de las individualidades, que la realidad no se nos cuele y, en el proceso, revalidar día tras día ante los lectores nuestra función como observadores.
Porque desde el principio son ellos (ustedes), con su juicio, los que nos otorgan el diploma de creíbles. Y por eso existimos. Hoy es el día en que cumplimos 98 años. Mensurar nos ayuda, no sólo para saber lo que hemos vivido sino para saber todo lo que nos queda por vivir. Aprender de lo acontecido y comprender que entre un pasado que parece remoto y el futuro que es ahora, se alza la obra de varias generaciones de trenquelauquen- ses comprometidos con el tiempo que les ha tocado vivir.
Y es esta sociedad, justamente, la que actúa, con sus más y con sus menos, advirtiendo a sus pichones
en crecimiento que delante de ellos se abren, al menos, dos caminos: el que está asociado a las acciones que construyen conocimiento, conocimientos que promueven cambios, cambios que producen transformación y aquél otro donde el desarrollo precede al aprendizaje y lo explica.
Como sea, todo es construcción social. Lo justo, lo serio, lo verdaderamente importante sería no caer en la vacuidad permanente, en no permitir que los instrumentos proporcionados por superestructuras que nada tienen que ver con nuestra identidad, nos perforen e impidan el surgimiento de potenciales valores que se identifiquen con creaciones propias.
Por eso, es imperativo persistir a perpetuidad en un progresivo paso a paso para lograr un estado superior de bienestar, tratando, a capa y espada, de no caer en trampas que obstaculicen el desarrollo de nuestra cultura desvinculándola del básico problema económico.
Hagamos el superior esfuerzo de abandonar las teorizaciones, las diferenciaciones entre doctrinas, los análisis sobre socialismos de derecha o de izquierda, capitalismo, prácticas reaccionarias y otros decires.
Es primordial no perder de vista que el punto de partida es, siempre, la situación social desde su base. Pero volviendo a nuestro festejo, los años nos han aportado mucho de todo. Tantas vidas compartidas no pasan sólo existiendo. No me quedo sólo con el “algo habrán hecho”. Hicimos historia… la nuestra. Y fue. Y es. Y somos arte, parte y testigos del sublime suceder de la vida de miles de personas. Y no es una verdad de perogrullo, es realidad y por eso, innegable. Soberbia, dirán ustedes. No. Orgullo de pertenecer

Últimas noticias

Llevaron la camiseta de Quiroga al cerro Tres Picos

La camiseta Nro 8 del Club Atlético Quiroga, además de tener el ida y vuelta desde la mitad de...

Noticias relacionadas