25 noviembre 2020

Padre Meirado Hux: El sentido de la Historia, en la formación de la cultura

[14 de mayo de 2010]

* Desde muy joven, de una forma u otra, tuvo una vinculación con la ciudad de 9 de Julio y, además, fue maestro de varios alumnos nuevejulienses.

* En Los Toldos, donde vio despertarse su vocación hacia el estudio del pasado, indagando acerca de la evolución histórica de la región.

* Viene dedicando más de medio siglo a la investigación histórica, y fruto de esa paciente labor son un número muy importante de libros publicados.

El padre Meinrado Hux junto a su hermano de comunidad, el Abad Mamerto Menapace.
El padre Meinrado Hux junto a su hermano de comunidad, el Abad Mamerto Menapace.

Sin dudas, es al padre Meinrado Hux a quien se debe el mayor aporte historiográfico acerca de los aborígenes de la región de la provincia de Buenos Aires. A partir de un largo itinerario, pudo conformar una rica bibliografía que hoy es fuente de consulta de muchísimas personas.

No solamente ha focalizado su interés exclusivamente en Los Toldos, también se ha mantenido atento a los hallazgos documentales sobre la fundación de ciudades vecinas, teles como Bragado, Junín, Lincoln y 9 de Julio.

Nacido en Tobel, en el Cantón Thurgau, en la parte alemana de Suiza, el 1º de abril de 1921, en el hogar formado por Bernardo Hux y María Meyenberger.

Sus primeros estudios los realizó en su pueblo natal hasta que, sintiendo el llamado vocacional a la vida consagrada, decidió ingresar a la milenaria Abadía Benedictina de Einsiedeln, también famoso santuario mariano.

En el Monasterio de Einsiedeln realizó los estudios secundarios en Humanidades y  los superiores, en Filosofía y Teología.

El padre Hux realizó su noviciado en el mismo Monasterio, donde profesó en 1943, adoptando como nombre de religión en Meinrado, en honor del santo fundador de esa abadía.

El Orden del Presbiterado lo recibió en 1947 y, un año más tarde, el abad de Einsiedeln le propuso viajar a la Argentina para fundar un nuevo monasterio cerca de la ciudad bonaerense de Los Toldos.

FUNDADOR DEL MONASTERIO DE LOS TOLDOS

En mayo de 1948, el padre Meinrado arribó a la República Argentina formando parte de la comunidad que habría de fundar la actual Abadía Benedictina de Santa María de Los Toldos. Es grupo de sacerdotes y monjes, estaba encabezado por quien se convertiría en el primer prior del nuevo monasterio, el padre Eugenio Pfiffner (1898-1959).

A partir de entonces, el padre Meinrado comenzó a desarrollar una importante labor dentro de esa comunidad religiosa. Asimismo fue uno de los fundadores de la Escuela Agrícola Benedictina, que funcionaba en el mismo Monasterio. En este establecimiento, en el cual se dedicó por espacio de 45 años a la enseñanza, fue maestro o profesor de varios nuevejulienses que, siendo niño, concurrieron allí como alumnos.

EL HISTORIADOR

Puede decirse que, apenas llegó a esta tierra, el padre Meinrado se sintió atraído por el conocimiento de la historia de la región. Además de las tareas educativas y las inherentes a la vida monástica, halló momentos disponibles para efectuar sus primeros estudios históricos, los cuales habrían de convertirse  en fuentes fundamentales para el estudio del pasado en la provincia de Buenos Aires.

Su vocación de investigador de la historia se despertó en Los Toldos al comprobar que sus vecinos, los descendientes de la tribu del cacique Ignacio Coliqueo y los vecinos de la ciudad, no conocían sus antecedentes históricos. Estos dos temas los estudió a lo largo de muchos años, pudieron descubrir la necesidad de iluminar la historia y la cultura de otras zonas del interior de la provincia.

Pocos años después de su llegada a la Argentina, y de radicarse en la Estancia «La Ciudadela», donde fue erigido el Monasterio, se vinculó con la comunidad de 9 de Julio y forjó una entrañable amistad con el primer historiador de esta ciudad, Buenaventura Vita. Aún se conserva parte de la rica correspondencia que el sacerdote dirigía a Vita, en aquellos años iniciales de sus trabajos como historiador, para comentarle algunos aspectos de su labor.

En esa época, año 1953, el aviador nuevejuliense Evaristo R. Crosa tenía a una de sus hijos estudiando en la Escuela Agrícola, y frecuentemente se dirigía hasta allí en avión para visitarlo. El padre Meinrado aprovechaba esta ocasión para enviar a Buenaventura Vita su correspondencia, o para intercambiar libros o documentos.

Sus investigaciones, puede decirse, abrieron el camino no solamente para el estudio de la historia del Partido de General Viamonte y la tribu de Coliqueo, sino también los antecedentes históricos de muchas otras comunidades de la zona.

Entre sus primeros aportes a la investigación de la historia, se cuentan algunos artículos interesantes, entre los que pueden mencionarse “El general Bartolomé Mitre, padre y amigo de los indios», publicado en la Revista del Museo Mitre en 1957; un par de años más tarde publicó otro artículo sobre la labor del misionero Emilio Savino, en la conocida revista «La Perla del Plata» de Luján.

Tal como el propio padre Meinrado lo explica, primero buscó «entrar en contacto directo con los descendientes de la tribu de Coliqueo, que vivían en ranchos dispersados en el llamado campo de la tribu y muchos ya en la ciudad, para ver si algunos viejos conservaban recuerdos y tradiciones de sus antepasados».

«Pero –añade- no encontré sino fragmentos de algunos hechos de cierta importancia y que no pocas veces se contradecían. Me di cuenta que, por nuestra prevención hacia su raza y por la discriminación sufrida, olvidaron su historia, su idioma y hasta su identidad… así fue que me decidí investigar para comprarles y contarnos la verdadera historia. Y la encontré muy digna de contar”

“Finalmente me dediqué a unirlos y los de la historia de muchas tribus y sus caciques de la raza araucana, porque había encontrado mucha documentación no aprovechada  y pude editar cinco libro con muchas biografías de cacique pampa puelches, pampas ranqueles, huilliches y salineros, pehuelches, boronas y araucanos chilenos”, comenta el sacerdote.

Fruto de su ubicación y trabajo constante, de sus estudios y búsquedas documentales, es el libro “Coliqueo, el indio amigo de los Toldos”, quizá de entre todos, el más conocido, que ya lleva cuatro ediciones (1966, 1972, 1980 y 1999).

Entre sus libros más importantes, pueden citarse, además, «Una Excursión Apostólica del Padre Salvaire a Salinas Grandes», publicado en 1979; «El Concepto de Dios entre los Araucanos y la religiosidad y las creencias de nuestro pueblo aborigen, los Mapuches», editado en 1974 y «Los Orígenes de Bragado», publicado en 1995.

Sus biografías sobre los caciques, publicadas a comienzo de la década de 1990, tituladas «Caciques Pehulches, Pampas y Serranos», «Caciques Pampas y Ranqueles», «Caciques Huilliches y Salineros» y «Caciques Borogas y Araucanos”, respectivamente,  fueron reeditadas  por el prestigioso sello «El Elefante Blanco» en 2004.

Por otra parte, el padre Meinrado, preparó y corrigió para su edición, las memorias de Don Electo Urquizo fundador de Los Toldos, así como también un diario de viaje de un explorador y expedicionario suizo, Jorge Claraz, entre otros

Precisamente, la dependencia directa a las fuentes primarias y su caracterización; así como la prolija selección que, del aparato erudito, ha realizado el padre Hux, le otorga a cada uno de sus libros un notable valor intelectual.

EL CONFERENCIANTE

El padre Meinrado, se destaca también como conferenciante. En octubre de 1975 pronunció una conferencia en la ciudad de Santa Rosa, provincia de La Pampa, acerca de «El concepto de Dios entre los mapuches». En 1929, en ocasión del 80º aniversario del fallecimiento del sacerdote Salvaire dictó una conferencia en la junta de historia eclesiástica Argentina. Un año más tarde, invitado a las jornadas de historia Mariana Argentina, en Mendoza, participó con una exposición inédita sobre «La Virgen de Luján y los indios de la Pampa».

El 13 de agosto de 1981, en la ciudad de Mercedes, en una disertación se refirió a «Los Indios y Caciques en la Guerra de la Pampa».

EN 9 DE JULIO: CONTRIBUCIONES IMPORTANTES AL ESTUDIO DE SU HISTORIA

En la ciudad de 9 de Julio, el padre Meinrado ha brindado conferencias en distintas ocasiones.

Al cumplirse en 1963, en el marco de los festejos del primer Centenario de esta ciudad,  el padre Meirado pronunció una conferencia bastante bien documentada, sobre el origen de la fundación y sus circunstancias históricas de 9 de Julio. Esta disertación actual,  como otra que pronunció en octubre de 2003, puede decirse, fueron el puntapié inicial para su libro “El General Julio de Vedia. Su vida y trayectoria militar”, editado por la Cooperativa Eléctrica y de Servicios de esta ciudad en 2006.

Con su libro, “El General Julio de Vedia. Su vida y trayectoria militar”, el padre Meinrado Hux, emprendió la labor de trazar una biografía de este militar, fundador del Partido de 9 de Julio, guerrero del Paraguay, primer gobernador del Chaco y director del Colegio Militar de la Nación.

A lo largo de más de cuarenta años, frecuentó  el Archivo Municipal de 9 de Julio, cuando  aún estaba en el altillo sobre el edificio municipal y era atendido por la profesora Juana Elías Mascheroni. Más tarde, prosiguió sus estudios acerca de la fundación de 9 de Julio, con grandes frutos, en  el Archivo del Estado Mayor y de las Fronteras, el Archivo General de la Nación, el Archivo del Museo Mitre, lo que para el caso era muy valioso. También frecuentó  la casa del general Emilio de Vedia y Mitre, quien había heredado un baúl con el archivo de su padre, el conocido historiador Mariano de Vedia y Mitre.  En ese baúl grande halló muchas cartas del fundador de la ciudad de 9 de Julio, con información muy valiosa que hasta entonces no había sido exhumada.

En efecto, el autor reunió un caudal documental muy importante y, de esta forma, ha convertido a esta obra  en el estudio biográfico más completo y documentado que, sobre la temática, existe hasta ahora.

SU MONUMENTAL “GUIA  BIBLIOGRÁFICA”

En 1984, el padre Meinrado publicó la primera edición de su “Guía Bibliográfica. El indio en la Llanura del Plata”, que fuera reeditada por la Asociación de Amigos de las Artes Tradicionales, en dos volúmenes, en el año 2000. Esta obra monumental, tal como lo manifiesta su autor, «nació de un amor profundo al hombre y brotó por la sincera búsqueda de verdad histórica”.

Esta “Guía Bibliográfica», ordenada de manera exhaustiva, constituye un imprescindible instrumento de trabajo para muchos investigadores y, ciertamente, un valioso incentivo en el estudio del pasado.

AYUDARLES A CONSTRUIR SU PASADO…

La Tribu de Coliqueo le debe, como se dijo, al padre Meinrado la oportunidad de reencontrase con su historia, a través de muchísimas vertientes. Además de las tareas sociales realizadas, para con la tribu, desde el Monasterio, en 1961 propició la primera convocatoria a la laguna del Cementerio, denominada «la Azotea», para conmemorar en comunidad un nuevo aniversario de la muerte del cacique Ignacio Coliqueo; y en 1962 propició la creación de inauguración del Museo del Indio, en el mismo Monasterio, y que constituye un punto turístico importante para conocer las raíces de la cultura indígena.

Desde entonces, viene atendiendo a muchísimos grupos de escolares y visitas guiadas, en este recinto cultural. Asimismo, en cierta ocasión, bregó por la constitución de peñas folklóricas integradas por jóvenes, con el objetivo de  recuperar el idioma y la cultura. Para dar el primer paso, elaboró un «Método para Aprender de Nuevo el Idioma Mapuche (Araucano)», haciendo también una grabación en cassette. En este impecable trabajo lingüístico, reunió también material musical, poético y literario.

RECONOCIMIENTOS: LA «CRUZ PRO ECCLESIA»

El año pasado, el Papa Benedicto XVI, le otorgó la “Cruz pro Ecclesia et Pontifice”. “Esta distinción vino a demostrar el aprecio con que se valora su persona y su actividad incansable y prolongada”.

“Como sacerdote, de espíritu misionero, siempre procuró que sus contactos y encuentros con los hermanos mapuche estuvieran señalados por su condición de evangelizador, con una preocupación muy sincera por cada persona y por cada situación que encontraba. La distinción pontificia llega, pues, al padre Meinrado cuando se encuentra gozando de la merecida admiración y estima, y por él se extiende a quienes lo apoyaron y a todos los que colaboraron con él, y es para nuestra diócesis un legítimo motivo de orgullo”, se explicó entonces.

PALABRAS FINALES

En nuestros días, aún con su avanzada, el sacerdote suizo en cuyo acento se advierten las características de la lengua germana, siguen prestando sus servicios a Dios, a la Iglesia y a su comunidad, en la Abadía benedictina de Los Toldos, que hace casi sesenta años contribuyó a fundar.

Sigue viviendo intensamente la  Regla de San Benito, sustanciada en la simplicidad del Evangelio, que abre a los monjes al gozo de la sabiduría,  haciéndolos sentir hermanos, libres y hombres nuevos.

Desde allí se convierte en un genuino ejemplo, no solamente para los consagrados, sino también para todos los historiadores y docentes de buena voluntad, que aspiran a buscar y transmitir la verdad.

Últimas noticias

Políticas públicas contra las violencias de género

15 La Ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, Estela Díaz, cerró la Jornada sobre “Políticas públicas...

Sigue siendo alto el nivel de ocupación de camas

El Comité de Crisis en Salud del distrito de 9 de Julio, en una conferencia de prensa detalló la situación que se registra...

Nicolás Bonfiglio ganó en Buenos Aires

El piloto de 9 de Julio Nicolás Bonfiglio (Fiat Uno) alcanzó el triunfo en la final del domingo de la Clase 1 del Turismo...

Accidente en el semáforo de San Martín y San Juan

Uno de los hechos preocupantes del fin de semana fue un choque registrado el domingo en horas de la noche en una esquina donde...

Hay 279 casos activos de Covid-19

El Comité de Crisis informó este martes que actualmente son 279 los casos activos de Coronavirus en 9 de Julio. En la jornada de...

Noticias relacionadas

- Advertisement -