spot_img
spot_img
15 C
Nueve de Julio
jueves, mayo 30, 2024

INOCUIDAD AGROALIMENTARIA

senasa29-8“Los controles a transportes en ruta son un eslabón fundamental a
la hora de rastrear el origen de los alimentos
Lo señaló el encargado de los operativos del Centro Regional
Buenos Aires Norte del Senasa, Guillermo Deluca. Se fiscalizó la
carga de más 415 vehículos, labrándose 37 actas de infracción por
incumplir la normativa sanitaria vigente.
Chivilcoy, BUENOS AIRES, 28 de agosto de 2017 – El Servicio
Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) continuó,
durante los meses de junio, julio y agosto, con sus actividades
de prevención y control a transportes en rutas, en distintas
localidades del centro y norte de la provincia de Buenos Aires.
En esta oportunidad, personal especializado del Centro Regional
Buenos Aires Norte (CRBAN) realizó, durante el trimestre
señalado, trece procedimientos integrales de control a
transportes en ruta, fiscalizando la carga de más 415 vehículos,
labrando un total de 37 actas de constatación. Algunas de las
infracciones: falta de rótulo o del permiso de tránsito
restringido (PTR), que respaldan la mercadería transportada,
falta de libreta sanitaria solicitada a todo transporte con
sustancia alimenticia, habilitación vencida, además de no tener
la inscripción en los laterales del vehículo.
También sancionaron camiones jaula por no cumplir con las
exigencias técnicas establecidas (ventilaciones tapadas y falta
de rodillos internos) para el traslado de animales, y se
decomisaron y destruyeron productos y subproductos de origen
animal por ser transportados sin la correspondiente documentación
respaldatoria de origen. Estos procedimientos fueron efectuados
en las localidades de Saladillo, Trenque Lauquen, Lincoln, San
Antonio de Areco, Arrecifes, Las Flores y Navarro.
“Controlar en la ruta la carga de todo producto o subproducto de
origen animal y vegetal, y asegurar sus condiciones higiénico-
sanitarias de traslado es fundamental a la hora de saber la
procedencia de los alimentos y asegurar su inocuidad”, señaló el
agente a cargo de los operativos del CRBAN, Guillermo Deluca.
Estos controles, además de velar por la calidad e inocuidad de
los agroalimentos, son muy importantes en materia de prevención y
concientización, ya que en reiteradas ocasiones los transportes
infraccionados concurrieron a las oficinas del Senasa para
regularizar su situación, procediendo a habilitar el vehículo y
así adecuarlo a las exigencias expresadas por la normativa
vigente.

Más noticias