29 noviembre 2020

Néstor Gutiérrez: “Desde el lugar que nos toque ocupar, podemos ser útiles a nuestros semejantes”

[10 de mayo de 2011] Tal como lo habíamos anticipado oportunamente, el viernes último, el Concejo Deliberante de 9 de Julio, otorgó un Diploma de Honor a la Solidaridad a Néstor José Gutiérrez, responsable del Archivo de Publicaciones Periodísticas «Ricardo Germán López» del Diario EL 9 DE JULIO, como testimonio de reconocimiento a su amplia trayectoria en las instituciones de bien público del partido de 9 de Julio.

En oportunidad de referirse a este homenaje, la concejal Zulema Porta, del bloque de la Unión Cívica Radical, se refirió a la trayectoria de Gutiérrez, subrayando que se trata de «una historia rica en compromiso, en participación solidaria y responsable, y en dedicación a distintas instituciones sociales y culturales; destacándose como miembro fundador de varias sociedades de fomento, participando y colaborando en muchas otras entidades».

«Se trata -añadió la edil- de una forma de vida, en la que compromete su tiempo familiar, su tiempo libre, y con una situación de humildad muy importante, digna de destacar. Tanto así que, el otro día, él me decía: ‘Esto yo lo hago en el silencio, no lo hago para que se me destaque públicamente. Por todo eso es importante que nosotros podamos destacar estas virtudes, sobre todo en estos tiempos en que el individualismo prima por encima de la solidaridad».

El concejal Ricardo Gallo Llorente, seguidamente, se refirió a los ideales políticos de Néstor Gutiérrez, quien abrazó el pensamiento del Movimiento de Integración y Desarrollo (M.I.D.), fundado por el doctor Arturo Frondizi.

Luego de que, el presidente del H.C.D. y la concejal Porta le hicieron entrega del diploma respectivo, Néstor Gutiérrez se dirigió a los presentes agradeciendo este homenaje.

“Este homenaje –expresó Gutiérrez- es mucho para mí, consideró que no merezco esta distinción, he trabajado silenciosamente a la par de las instituciones de bien público y sin fines de lucro, por el esfuerzo que ellas hacen para realizar sus fines comunitarios, culturales, deportivos y sociales. En estos momentos, las entidades civiles pasan también por épocas críticas”.

“Desde el lugar que nos toque ocupar en la sociedad, podemos ser muy útiles a nuestros semejantes”, dijo el homenajeado, entre otras palabras.

UNA RICA TRAYECTORIA

Néstor Gutiérrez  nació en 9 de Julio, el 17 de abril de 1937, fueron sus padres Pablo Gutiérrez y Tomasa Ayestarán de Gutiérrez, inmigrantes españoles, quienes se  radicados en esta ciudad hacia 1933 con la finalidad de instalar un comercio de mercería y lencería.

Sus estudios primarios los cursó en la Escuela Nº 1 “Bernardino Rivadavia”. Más tarde, prosiguió los secundarios en la Escuela Nacional de Comercio y Anexos y en el CENMA Nº 20. Asimismo, frecuentó por breve lapso de tiempo el Instituto Tecnológico de la Universidad de Luján, instalado temporalmente en las aulas de la Escuela Normal Superior de 9 de Julio.

Contaba quince años cuando comenzó a prestar su colaboración  en la Biblioteca Popular “Anastasio Prieto”, dependiente del Club Atlético “9 de Julio”, junto al secretario rentado de la entidad, Juan Manfredo. A los dieciocho años integraba la Subcomisión de Básquetbol, conjuntamente con Emilio C. Adobato, Eduardo Bustamante y Domingo Graciano, entre otros.

Un par de años más tarde comenzó a formar parte de la comisión directiva del Club, estando presidida por el escribano Santos Abel de la Plaza; y en años posteriores ocupando los cargos de tesorero, secretario y vicepresidente del Club.

Del mismo modo, integró la Subcomisión de Fútbol, representando a la institución en la Liga Nuevejuliense de Fútbol, conformando las comisiones de Jugadores, de Interpretación y Reglamentos, y la secretaría de la Liga, en la década de 1970.

A los diecinueve años de edad, Néstor Gutiérrez, comenzó a trabajar en la sección Cereales y Seguros, en la hoy extinguida Cooperativa Agrícola Ganadera de 9 de Julio Limitada, cuyo asiento se encontraba en la esquina de Libertad y Salta.

Algunos años después continuó desempeñando tareas en gestoría impositiva y contable junto a Reuberling y Sáenz y Ferreyra. Además efectuó trabajos administrativos en el negocio de ventas de Repuestos “Ika”, Distribuidora de Repuestos Nueve de Julio S.A..

Durante dos décadas le cupo administrar un establecimiento agropecuario ubicado en la localidad de “El Tejar”, hecho que le permitió adquirir conocimientos acerca de la gestión de los establecimientos rurales.

Contaba dieciocho años cuando fue afiliado a la Unión Cívica Radical. En 1956 comenzó a actuar en la juventud de la línea interna denominada Movimiento de Intransigencia y Renovación, para pasar luego a la Unión Cívica Radical Intransigente y después al Movimiento  de Integración y Desarrollo. En esta última corriente debió ocupar cargos partidarios e integrar las listas de candidatos en varios actos eleccionarios.

Por entonces leía las obras de José Ingeniero y los orígenes del Radicalismo; así como también solía alternar charlas con personas de edad muy avanzada, de las cuales pudo abrevar valiosos reseñas acerca de los orígenes de 9 de Julio, la Segunda Guerra Mundial o la evolución de los movimientos sociales.

A su esfuerzo decidido y a una labor perseverante, se debe la fundación de la Biblioteca Popular “Antonio Aita”, de la Asociación Cultural homónima, a cuyo cuidado se encuentra actualmente. Como bibliotecario y administrativo se desempeña desde hace cuatro años, aunque antes realizó -ad honorem- una importante tarea de organización y catalogación del fondo bibliográfico.

Siendo adolescente, cabe señalarlo, también tuvo a su cuidado una biblioteca, la denominada “Florentino Ameghino”. En efecto, al producirse el cierre del Colegio Cavallari, su familia, facilitó un cuarto con salida a la calle, en su antiguo domicilio de la calle La Rioja entre Robbio y Mendoza, para albergar los anaqueles que contenían los copiosos volúmenes de la biblioteca del colegio. De este modo, pudieron protegerse esos importantes bienes culturales hasta que se decidiera destinarlos a las bibliotecas “José Ingenieros” y de la Escuela Normal Superior.

En 1967, por breve tiempo, Gutiérrez, integró la Comisión Cooperadora del Asilo de Ancianos de 9 de Julio. En la oportunidad, prestó su colaboración junto a otros miembros de la asociación: Bernardo Margasín; señora Beraza de Cappelletti, en representación del comisionado municipal, Carlos Cappelletti; y Otilia Irigoitía, entre más.

A la sazón ocupó la secretaría de la Comisión Pro-Escuela del Barrio Diamantina, conjuntamente con Joaquín Viegas –presidente-, Antonio Aita, Osvaldo Aranda, señora de Murillo, Pablo Irigoitía, Néstor Más, Eduardo López Nuño y un grupo numeroso de vecinos del barrio. Finalmente, esa agrupación, logró la creación de la Escuela Nº 52.

En 1973, desempeñó la tesorería de la Cooperativa de Crédito y Consumo de 9 de Julio Limitada, presidida por Antonio Aita; como así, en la década de 1990, fue socio fundador de la Sociedad de Fomento de El Tejar, en representación de cuya entidad fue fundador de la Federación de Sociedades de Fomento del Partido de 9 de Julio.

En los últimos años, siendo parte del Movimiento Acción Cooperativa-Lista “Celeste”, y en las elecciones de la Cooperativa Eléctrica y de Servicios “Mariano Moreno” Limitada fue elegido delegado por su distrito.

En la actualidad, desempeña el cargo de secretario de la Sociedad de Fomento de Barrio Luján, e integra la Asociación Cultural “Antonio Aita”, de la que también es socio fundador.

Hacia la segunda mitad de 2001, Néstor Gutiérrez fue uno de los encargados de dictar el Curso de “Historia de 9 de Julio: Siglo XIX”, realizado en el marco de los Cursos y Taller Gratuitos de Iniciación organizados por el Diario “El 9 de Julio”. A partir de entonces, entre los asistentes a esas clases surgió la iniciativa de fundar una Junta de Estudios Históricos. Esta institución fue fundada el 9 de marzo de 2002, siendo Gutiérrez uno de los miembros fundadores, y actualmente desempeña un cargo en su comisión directiva.

Tanto en la infancia como en adolescencia, alternó la práctica del fútbol con la del básquetbol. En los juegos de salón practicó el ajedrez y el billar participando, con este último, en campeonatos de clubes locales.

Integró los cuadros de las divisiones inferiores de Atlético “9 de Julio”; y, en básquet, tuvo sus inicios en los infantiles del equipo “Los Aturuncos”, pasando luego al club en el equipo de Cadetes. En esta condición, su equipo resultó campeón en 1954, del Torneo de la Asociación de Básquetbol de 9 de Julio, junto a “Chiquito” Lombardo, Fernando Kierbel, Omar Guzzo, D. Santana, Wilson Galañena, Vaudagna y otros.

En la actualidad Néstor Gutiérrez integra la Comisión Fiscalizadora de la Calidad del Agua y colabora activamente en la Sociedad de Fomento de Barrio Luján y en la Biblioteca Popular «Antonio Aita», que funciona en dicha sede.

Últimas noticias

Historias con nuevos sabores del mate

El mate es más que una bebida, es el oyente privilegiado de alegrías y penurias, el copiloto ideal de...

«Laguneros» se prepara para el próximo disco

La banda de rock Laguneros se prepara para grabar el nuevo disco que llevará el nombre de "Farabute". Más allá de la pandemia, "Laguneros"...

La «china» que cebaba mates

Por Héctor José Iaconis. El antiguo archivo administrativo de la Municipalidad de 9 de Julio, aquel que funcionó durante unas siete décadas en el desván...

Medios electrónicos: nuevos parámetros para audiencias de conciliación

La Federación del Nucleamiento Emprearial del Noroeste Bonaerense (NENB), a traves de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) comunica que la Secretaria...

Hay 25 casos nuevos de Covid-19

El Comité de Crisis en Salud del Partido de 9 de Julio informó 25 nuevos casos de Covid-19 (20 por hisopados y 5 por...

Noticias relacionadas

- Advertisement -