4 diciembre 2021

Ya estamos en julio, es momento de podar rosas

podaderosas

** Espacio coordinado gentilmente por Nélida Spinetta de Secreto
Con el frío ya establecido, son pocas las ganas de salir. La chimenea, una torta en el horno y un buen libro resultan más tentadores que asomar la nariz en los días helados del invierno. El jardín transita su período de mayor reposo. Me gusta llamar “dramatismo invernal” al estado en que se encuentra en este momento y disfrutar del constraste tan marcado don el recuerdo de la primavera. Pero cuando el sol asoma, nos devuelve el ánimo para salir a realizar algunas tareas que quedaron pendientes.
El principal trabajo del mes es la poda de las rosas, de los frutales y de los árboles caducos, si es que aún no se han podado. Aprovechando que han detenido su crecimiento, se les puede devolver la forma y hacer una limpieza profunda, eliminando las ramas enfermas o lastimadas.
Tambien es buen momento para organizar y orden los espacios de trabajo, limpiar, reparar o reponer herramientas y afilar cuchillas. Asimismo, es conveniente comenzar a preparar tutores, que serán muy necesarios durante la primavera, o comprarlos.
Las malezas empiezan a aparecer tímidamente, tanto en el césped como en los canteros. Podemos quitarlas a mano para evitar que se desarrollen y afecten el crecimiento de plantas vecinas.
EN EL JARDIN
Plantaciones
y trasplantes
El tiempo de plantación sigue vigente Plantar durante esta época del año ofrece muchas ventajas, no sólo por el precio de las, plantas en relación con su tamaño, sino también porque les permite instalarse y comenzar a echar raíces lentamente para brotar con intensidad en la primavera.
Los trasplantes también continúan, siempre que no se trate de especies sensibles al frío y que se cuiden especialmente los planes para evitar que se rompan. Un buen método para trasplantar especies grandes sin que se desarmen sus cepellones consiste en envolverlos con alambre de gallinero común no galvanizado, uniéndolo bien con alambre fino, de modo que queden listos para el desplazamiento. Con este envoltorio pueden enterrarse ya que las raíces crecen entremedio y el alambre terminará oxidándose y desintegrándose con el tiempo.
PLANTACION DE ROSAS
Julio y los meses de invierno son el momento ideal para plantar rosas, que suelen venderse a raíz desnuda, envasadas o en terrón. En el caso de comprarlas a raíz desnuda, debe comprobarse que posean una buena cantidad de raíces y en cualquiera de los casos que sus ramas estén turgentes (hidratadas). Si se compran a raíz desnuda y no se van a plantar de inmediato, las raíces deben cubrirse con tierra y mantenerse húmedas hasta el momento de la plantación. Antes de plantarse, pueden sumergirse en una palangana con agua para brindarles una hidratación extra.
PODA
Julio es el mes ideal para hacer la poda de los rosales. Sobre todo, porque están en el momento de mayor descanso (o letargo invernal). Esto significa que la savia está quieta y la brotación será muy lenta hasta que comience el calor.
La poda genera en las plantas una reacción particular: la savia que antes hacía un recorrido largo por toda la planta, será ahora abundante y se distribuirá en menos ramas. Por eso las yemas que estaban dormidas comenzarán a hincharse para brotar y formar, más tarde ramas nuevas.
Esta es una de las razones por las cuales se hace la poda fuerte de las rosas en pleno invierno, ya que si se podan muy temprano, cuando aún no se ha detenido el crecimiento pueden comenzar a brotar y los brotes corren peligro de helarse.
Por el contrario, si se podan muy tarde, las plantas ya habrán comenzado a dar sus brotes nuevos, que luego se eliminarán con la poda. Asi habrán gastado energía innecesariamente y la floración se atrasará. En esta época puede continuarse con la poda de árboles caducos y arbustos de floración estival si es que no se ha hecho aún.
También pueden podarse los frutales de carozo y pepita, quitando las ramas viejas, enfermas y entrecruzada y eliminando aquellas que no posean yema de flor. Estas ramas suelen distinguirse por ser muy largas, vigorosas, y con yemas casi imperceptibles. Reducir la cantidad de ramas en un árbol frutal maduro no sólo permite que el sol llegue mejor a todas las partes del ejemplar, sino que también posibilita que la energía se concentre en menos frutos, lo que aumenta su tamaño.
Siempre que se hacen trabajos de poda, deben utilizarse las herramientas adecuadas, de acuerdo con el grosor de las ramas que se van a podar.
PARA RECORDAR
El viernes 11 de agosto a las 15 hs. en la Cámara de Comercio de 9 de Julio -con la organización de las Artesanas del Verde- disertará la reconocida paisajista Clara Billoch.

clarabilloch

Últimas noticias

«Nacho» Fernández es campeón del Brasileirao con Mineiro

El futbolista de Dudignac Ignacio «Nacho» Fernández se consagró Campeón del Brasileirao con su equipo el Atlético Mineiro, por...

Noticias relacionadas