4 agosto 2021

El árbol de «Rincón Elegante»

Muchas de las leyendas y antiguas tradiciones que hacen referencia al árbol de Navidad se remontan a tiempos muy antiguos, pero la documentación histórica acerca del árbol tal y como lo conocemos y decoramos hoy en día, sólo apareció en los últimos siglos. No hay duda, sin embargo, que estas leyendas y tradiciones muestran la convergencia de muchas costumbres, algunas de ellas nacidas fuera de la cultura cristiana y otras de origen estrictamente cristiano.

RINCON2
Desde tiempos muy antiguos, los pueblos primitivos introducían en sus chozas las plantas de hojas perennes y flores, viendo en ellas un significado mágico o religioso.
Los griegos y los romanos decoraban sus casas con hiedra. Los celtas y los escandinavos preferían el muérdago y muchas otras plantas de hoja perenne (como el acebo, el rusco, el laurel y las ramas de pino o de abeto) pues pensaban que tenían poderes mágicos o medicinales para las enfermedades.
En la cultura de los celtas, el árbol era considerado un elemento sagrado. Se sabe de árboles adornados y venerados por los druidas de centro-Europa, cuyas creencias giraban en torno a la sacralización de diversos elementos y fuerzas de la naturaleza.
Se celebraba el cumpleaños de Frey (dios del Sol y la fertilidad) adornando un árbol perenne, cerca de la fecha de la Navidad cristiana. El árbol tenía el nombre de Divino Idrasil (Árbol del Universo): en cuya copa se hallaba el cielo, Asgard (la morada de los dioses) y el Valhalla (el palacio de Odín), mientras que en las raíces profundas se encontraba el Helheim (reino de los muertos).
Cuando se evangelizó el centro y norte de Europa, los primeros cristianos de esos pueblos tomaron la idea del árbol para celebrar el nacimiento de Cristo, cambiando su significado pagano.

En nuestra ciudad se ha recreado el árbol navideño de diferentes maneras. En muchísimas viviendas se observa encendido desde el 8 de diciembre día en el cual, según prescribe la tradición, debe armarse hasta el 6 de enero del año siguiente.
No cabe duda que, de los árboles navideños ubicados en la ciudad, el más bello y más distinguido se encuentra emplazado en la céntrica esquina de Libertad y Tucumán.
En efecto, desde hace varios años, en el conocido comercio “Rincón Elegante”, ubicado en la esquina de Tucumán y Libertad, viene presentando, en el marco de la celebración de las festividades de Navidad y Año Nuevo, el ya tradicional árbol, siempre acompañado con bellos adornos que le dan especial realce. Esta importante iniciativa impulsada por su propietaria, Nesfel Elena Pagani de Soracco, se ha hecho parte de la postal urbana y no son pocas las personas que, a diario, se acercan para observarlo y tomarse fotografías junto al gran árbol navideño.
Montado con una estructura metálica, se encuentra completamente ornamentado con motivos navideños y con sus luces que le brindan un brillo y colorido especiales. Sobre el balcón de la casa comercial se desliza una imagen de Papá Noel con un trineo que le da mucho más que un toque de gracia.
Es meritorio y digno de ser destacado este esfuerzo por hermosear la esquina de Libertad y Tucumán con un motivo navideño; una tarea que, sin dudas, no es sencilla. Al hecho de tener que acometer la tarea de armarlo, montarlo en su estructura, se debe considerar que es menester garantizar su preservación en óptimas condiciones durante el horario nocturno, evitando su deterioro, procurando una guardia nocturna.
Através de esta breve semblanza queremos significar el esfuerzo de Nesfel Elena Pagani de Soracco, de su familia y de sus colaboradores, un gesto de adhesión y cercanía con la comunidad, una actitud solidaria para que, a través de una imagen tan significativa, todos puedan vivir el espíritu de  la Navidad.

Últimas noticias

Bomberos: adhesión de los Cuarteles, por la tragedia de Caseros

La familia de los Bomberos Voluntarios está de duelo por el fallecimiento de los bomberos voluntarios Cristian Ragazzoni, Gabriel...

Noticias relacionadas