29 julio 2021

«Los órganos nunca se van al cielo»

Daniela Romero Izzo, de 12 años, y Raúl Garro, de 78, compiten en estos XX Juegos Mundiales de Trasplantados que se realizan en Mar del Plata. Dos historias de deporte y vida.

blanco25
MAR DEL PLATA (Por Guillermo Blanco y Gustavo Catalano).- Ya arrancaron los XX Juegos Mundiales de Trasplantados que se celebran en esta ciudad balnearia, los primeros que se realizan en Latinoamérica y que cuenta con la participación de más de 1.100 deportistas de 50 países que compiten en 13 disciplinas.
La nadadora porteña Daniela Romero Izzo de 12 años es la más chica de la delegación nacional, mientras que el atleta-nadador mendocino Raúl Garro, de 78, y a punto de sumar su tercer Mundial, es el más veterano: juntos dejaron un mensaje de vida y lleno de deporte.
“Los órganos nunca se van al cielo. A pesar de cualquier situación mala que nos toque hay que seguir y valorar la vida. Es importante que los órganos sigan en la tierra y ayuden a que más personas tengan vida. Es bueno que estas competencias ayuden a que la gente tome conciencia sobre la donación de órganos”, reflexiona, con la madurez de un adulto, Romero Izzo, que en 2005 fue noticia al recibir un trasplante del corazón.
Campeona nacional en Buenos Aires 2011 y de los Juegos Latinoamericanos en Mendoza, hace dos años, Daniela busca ganar su primera medalla mundialista. Y mientras habla de proyectos deportivos, de sus compañeros de colegio y «de la vida”, a su lado Garro la mira con atención y, cada tanto, intercambia palabras:
“En lo que va del año ya hubo 900 trasplantes y seguro habrá más donantes después de este Mundial porque las estadísticas indican que tras este tipo de competencias hay un 30 por ciento más de operaciones en el lugar donde se organizaron», apunta.
Garro está feliz de que Mar del Plata sea sede de este primer Mundial en la región. «Sinceramente me pone muy contento ver que el Gobierno acompaña este crecimiento”, remarca.
Este atleta-nadador va por su tercer Mundial, y entre Suecia 2011 y Sudáfrica 2013 ya ganó 11 medallas: cinco de oro, cuatro de plata y dos bronce. “Además de tratar de seguir sumando medallas, estoy gestionando la apertura de la categoría para los mayores de 80 porque estoy dando casi diez años de ventaja en más de 70. Igual mal no me va”, comentó, irónico.
Todos los trasplantados tienen dos fechas de nacimiento y a los dos los une el 2006: el 5 de mayo de ese año, en la Fundación Favaloro, Daniela recibió un corazón y cinco días después, en el mismo lugar, Raúl renació por un trasplante de hígado.
El miércoles a partir de las 14 competirán en el natatorio del Estadio Polideportivo «Islas Malvinas» en busca de nuevas medallas y más vida, si eso es posible.

Últimas noticias

Biblioteca Ingenieros: en vacaciones, “Masterchef Kids”

La Biblioteca Popular “José Ingenieros” viene desarrollando, en el marco del receso escolar de invierno, una serie de...

Noticias relacionadas