5 agosto 2021

Un susto con final feliz

SONY DSC
El convecino Federico Casey relató lo ocurrido el sábado de la siguiente manera en las redes sociales: «Hoy fui testigo de un hecho increíble, de esos a los que a veces les llamamos ‘desgracia con suerte’. Estábamos en La Niña, mirando un partido de fútbol entre el local y San Agustín. De pronto, enfrente nuestro, gritos desgarradores y personas que desesperadamente se tomaban la cabeza. Un médico! Un médico! pedían con desconsuelo. Hacia allí, del otro lado de la cancha, corrió «Nacho» Barroso, sin tener la menor idea de lo que iba a encontrar.
Un jugador había tirado un pelotazo, la pelota traspuso el tejido perimetral, golpeó en la trompa de un auto, y en el rebote pegó en el estómago de una nena de unos cuatro años, que justo estaba comiendo un caramelo, y se lo tragó por efecto del impacto. Le tomó un paro respiratorio, pero afortunadamente pudo hacerle expulsar ese cuerpo extraño, y revivirla mediante respiración boca a boca.
Mi pequeño homenaje para «Nacho», que pudo superar la consternación y la tremenda presión y salvar una vida. En el viaje de vuelta apenas articuló palabra. Supongo que la terrible angustia por lo vivido luchaba palmo a palmo con el orgullo por la convicción ante el camino elegido».

N de la R:
Dr. Ignacio Barroso, su presencia en el lugar y su rápida intervención no fueron casualidad.
La Vírgen Niña, patrona de esa localidad, lo guió hasta la cancha y lo demás lo hizo Ud., salvándole la vida a esa pequeña.
Los nuevejulienses nunca olvidaremos su pronta acción en este relato que estremece.
¡¡Gracias, Dr. «Nacho» Barroso!!

Últimas noticias

Polo Educativo: sigue la obra en su segunda etapa

En la esquina de Salta y Libertad se siguen llevando a cabo los trabajos del futuro Polo Educativo y...

Noticias relacionadas