4 diciembre 2020

ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE SU CREADOR, EL GENERAL Y ABOGADO Dr. MANUEL BELGRANO

Nota enviada en junio del 2013 por el recordado amigo de EL 9 DE JULIO Dr.Roberto Rossi

BELGRANO

“Es el más metódico de los generales que conozco en nuestra América; lleno de integridad y talento natural, no tendrá los conocimientos naturales de un Bonaparte en punto a la milicia, pero créame Ud. que es el mejor que tenemos en América del Sur” (San Martín a Godoy Cruz).-

“Belgrano no tenía, como el mismo lo ha dicho, grandes conocimientos militares, pero poseía un juicio recto, una honradez a toda prueba, un patriotismo puro y desinteresado (…) y un valor moral jamás desmentido” (Gral. José María Paz).-

“General sin las dotes del genio militar, hombre de Estado sin fisonomía acentuada, sus virtudes fueron la honradez del propósito y el trabajo desinteresado” (Sarmiento).-

“Mi padre me proporcionó la enseñanza de las primeras letras, la gramática latina, filosofía y algo de teología, en el mismo Buenos Aires. Sucesivamente, me mandó a Europa a seguir la carrera de las leyes y allí estudié en Salamanca, me gradué en Valladolid, continué en Madrid y me recibí de abogado en la Cancillería de Valladolid. Tuve la suerte de encontrar hombres amantes del bien público que me manifestaron sus útiles ideas (…) se apoderó de mi el deseo de propender cuanto pudiese al provecho general y adquirir renombre con mis trabajos hacia tan importante objeto, dirigiéndolos particularmente a favor de la Patria” .- (Manuel Belgrano –Autobiografía).-
– – – – – – – – – – o – – – – – – – – – – – –
El dìa 20 de Junio de 1820 morìa el Buenos Aires el General Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano, creador de la Bandera Nacional y uno de los espíritus màs puros que ha dado el paìs, después de catorce meses de larga agonía. Reducido a una extrema pobreza, sòlo era visitado por dos o tres amigos, no màs, quienes generosamente le adelantaron algunos fondos para paliar sus necesidades. Asì pudo regresar desde Tucumán (donde estaba postrado por la hidropesía que lo aquejaba) a Bs.As. Don José Celedonio Balbín puso a su disposición 2000 pesos plata que èl aceptò agradecido, con cargo de devolución. En los primeros dìas de febrero, el general se puso en marcha. Lo acompañaban su mèdico de cabecera, el Dr. Joseph Redhead, su capellán el padre Villegas y sus fieles ayudantes de campo Jerónimo Helguera y Emilio Salvigni. Sus piernas estaban tan hinchadas y su estado de postración era tal, que cuando llegaban a alguna posta, sus ayudantes lo cargaban en hombros para bajarlo del carruaje y conducirlo a la cama. Belgrano llegò a Buenos Aires en el mes de marzo. Desde entonces pasò sus dìas sentado en un sillòn y la noche en vigilia, incorporado en su cama, porque no podìa acostarse del todo. Sus hermanos y los pocos amigos que le habìan quedado, lo rodeaban a todas horas del dìa y de la noche. El gobernador de Buenos Aires, Ramos Mejìa, sabedor del estado de indigencia en que se encontraba, le enviò un dìa 300 pesos, con destino a los gastos de su curación. El 25 de mayo, 25 dìas antes de morir, habìa dictado su testamento, “encomendando su alma a Dios, que la formò de la nada y su cuerpo a la tierra de que fue formado”, según sus propias palabras. El dìa antes de morir, pidió a su hermana Juana que lo asistìa con el amor de una madre, que le alcanzase su reloj de oro colgado a la cabecera de la cama. “Es todo cuanto tengo para dar a este hombre bueno y generoso”, dijo dirigiéndose a su mèdico Redhead. Fue sepultado en tierra, en el patio de la Iglesia de Santo Domingo, muy cerca de donde había nacido (Avda.Belgrano 430, en propiedad demolida a principios del siglo XX). Con el mármol de su lavabo personal fue confeccionada la làpida para la tumba. Sus restos fueron exhumados en 1902 para colocarlos en el mausoleo construìdo en el mismo lugar. Se dice que la esposa de un  alto jefe militar  presente en el acto pretendiò llevarse de recuerdo un diente de Belgrano, lo cual fue impedido en forma terminante por la Comisión encargada del traslado.-

Arbol Genealógico del Prócer

Padre: Domingo Francisco Belgrano Peri (luego castella- nizado Pérez), oriundo del pueblo de Oneglia, en la Liguria , Italia.- Llegó a Buenos Aires en 1750 y fue un comerciante de sólida posición, con conexiones en todo el Virreinato, como así también en Brasil, España e Inglaterra. Contrajo matrimonio el 4 de de Noviembre de 1757 en la Iglesia de la Merced con doña María Josefa González Casero.- Don Domingo falleció el 14 de Setiembre de 1795 y Mará Josefa el 1ro. de  Agosto de 1799. Ambos fueron sepultados en la Iglesia de Santo Domingo por ser devotos de esa Orden.- Tuvieron doce hijos además del creador de la bandera nacional, a saber: Carlos José (militar), José Gregorio (militar), Domingo Estanislao (sacerdote), Francisco (militar), Joaquín, Miguel, Agustín, María Josefa, María del Rosario, Juana, Juana Francisca Buenaventura y María Florencia.-
– — – – – – – – – – 0 – – – – – – – – – – – – –
El General Belgrano vivió una intensa relación amorosa con María Josefa Escurra, hermana de Encarnación, la esposa de Rosas. Cuando él parte a Tucumán para hacerse cargo del ejército del norte, María Josefa lo sigue, viajando cincuenta días  en diligencia utilizando el servicio de mensajería. En tales circunstancias concibió un hijo que nació el 30 de Setiembre de 1813 en la estancia de unos amigos, en Santa Fe. L niño fue bautizado como Pedro Pablo y llegaría al grado de Coronel. Por los prejuicios de la época, no fue reconocido por Belgrano y lo adoptaron de inmediato Juan Manuel de Rosas y su esposa Encarnación, asentándolo como Pedro Pablo Rosas y Belgrano.- El General les encargó que cuando el joven llegara a la mayoría de edad, le revelaran la verdad, lo que así se hizo. Pedro se instaló en la zona de Azul y Olavaria dedicándose a la explotación ganadera, en virtud de las grandes extensiones de campo que le obsequiara su padre adoptivo. Asimismo fue Juez de Paz y comandante militar interino de sus pagos. Se casó en 1851 con  Juana Rodríguez y tuvieron 16 hijos. En 1812 el creador de la bandera quedó prendado de la hermosura de María Dolores Helguera, pero los avatares de la guerra los distanciaron. No obstante, al reencuentro vivieron un intenso romance a resultas del cual Dolores quedó embarazada. Nuevamente Belgrano debió marchar a ocuparse de sus obligaciones militares y los padres de la joven la obligaron a casarse con otro hombre, que más tarde la abandonaría. Durante ese matrimonio, el 4 de mayo de 1819, nació Manuela Mónica del Corazón de Jesús. El general se encontraba ya muy enfermo y quiso conocer a su hija, viajando para ello a Tucumán. Lamentablemente para él, pudo disfrutarla muy poco.-

Fuentes consultadas: Instituto Belgraniano, Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires y ots.-

Últimas noticias

Concientización sobre la Discapacidad

  https://www.youtube.com/watch?v=W5pq2hTAbVw A través de la organización "Tendiendo Redes" en el marco del Día de las Personas con Discapacidad se llevaron...

Extienden el horario comercial en todo el Partido

La Municipalidad de Nueve de Julio informa que ante el cambio de estación y la llegada del verano, se ha tomado la decisión de...

Son once los nuevos casos

El Comité de Comité de Crisis en Salud informó este jueves que se confirmaron 11 nuevos casos de Coronavirus (3 por hisopados y 8...

Padre Mamerto Menapace: “la siembra es el gran gesto de esperanza”

Anoche tuvo lugar una interesante charla brindada por el Padre Mamerto Menapace, filmada y grabada en la Abadía Benedictina de Santa María en Los...

Hoy es el Día del Médico

Se celebra el 3 de diciembre de cada año el Día del Médico. En medio de la pandemia los médicos, como otros trabajadores de...

Noticias relacionadas

- Advertisement -