12 abril 2021

Agricultura de Precisión: Manejo Sitio Específico de Insumos

El concepto general de que los lotes de producción agrícola no son espacialmente uniformes no es nuevo. Es evidente que existe gran variabilidad espacial a nivel intra-lote en el tipo de suelo y propiedades edáficas, disponibilidad de nutrientes, rendimiento de cultivos, contenido de proteína en grano, exportación de nutrientes con las cosechas y respuesta por parte de numerosos cultivos a la aplicación de fertilizantes y a variaciones en la densidad de siembra. Si bien la variabilidad espacial ha sido reconocida desde los inicios de la agricultura, en el pasado reciente los productores agrícolas no disponían de las herramientas necesarias para cuantificar y manejar efectivamente dicha heterogeneidad, por lo que solo se empleaban estrategias productivas espacialmente rígidas con las que podían alcanzar altos niveles de rendimiento, pero no necesariamente alta eficiencia productiva.

Agricultura de Precisión

En la mayoría de los lotes de producción, la variabilidad natural o adquirida de la fertilidad del suelo y/o de la productividad de los cultivos hace que la siembra y fertilización uniforme tiendan a que los niveles de insumos empleados sean excesivos o insuficientes, lo que deriva en potenciales problemas ambientales y pérdidas de rentabilidad. Desde inicios de la década del 90, comenzaron a desarrollarse tecnologías y principios para manejar la variabilidad espacial (y temporal) de los factores que determinan en mayor medida la producción agrícola, a fin de incrementar los rendimientos, elevar la eficiencia del uso de los insumos y preservar la calidad ambiental. El desarrollo de nuevas tecnologías, englobadas en el concepto de “Agricultura de Precisión”, como los sistemas de geoposisionamiento global  (GPS), sistemas de información geográficos (GIS), monitores de rendimiento, sensores de suelo y cultivo, imágenes aéreas y satelitales, sistemas de siembra y fertilización variable, entre otros, transformaron en realidad la posibilidad de diagnosticar y variar los niveles de insumos a aplicar dentro del lote a una escala en la cual en el pasado era impracticable. En este contexto nace el “manejo sitio-específico”, que permite detectar, cuantificar y manejar la variabilidad espacial con el objetivo de aumentar la eficiencia productiva y disminuir el impacto ambiental.

Si bien la tecnología hoy presente tiene altísima potencialidad, el desafío actual radica en identificar áreas o zonas dentro de un lote con diferente probabilidad y magnitud de repuesta a la aplicación de insumos por parte de los cultivos. A su vez, el éxito del uso de la agricultura de precisión se basa en la habilidad de aplicar los niveles óptimos de insumos en dichas áreas homogéneas a través de un adecuado diagnóstico basado preferentemente en múltiples capas de información (Fig. 1). Sin embargo, la implementación de herramientas de caracterización ambiental, diagnóstico y siembra o fertilización variable también debe considerar la relación costo-beneficio a fin de resultar en un incremento significativo en la rentabilidad del productor respecto al manejo tradicional.

En el partido de Nueve de Julio, existe un gran potencial para el uso de la agricultura de precisión debido a que existe variabilidad espacial en el rendimiento de los cultivos principalmente asociada a la topografía, el tipo de suelo y la disponibilidad de agua y nutrientes. Es por ello que es necesario empezar a manejar dicha variabilidad para aumentar la eficiencia en el uso de los insumos y mejorar la rentabilidad.

Figura 1. Ejemplo de delimitación de áreas de muestreo de suelo para un manejo variable de fósforo, nitrógeno, azufre y densidad de siembra de maíz, integrando varias fuentes de información.

Figura 2. Rendimiento de maíz en función de la dosis de nitrógeno aplicada para diferentes zonas de manejo. Las líneas punteadas indican como la dosis óptima económica de nitrógeno puede variar significativamente dentro de un mismo lote.

¿Cuándo el manejo sitio-específico de insumos es más efectivo?

•    Grandes diferencias en rendimiento y tipo de suelo dentro del lote.

•    La variación a gran escala es mayor que la microvariación.

•    Baja interacción entre la variabilidad espacial y temporal.

•    Basado en un mapeo, muestreo y siembra/aplicación de bajo costo.

•    Variabilidad espacial correctamente identificada, determinada o delineada.

•    Uso de adecuadas herramientas de diagnóstico y recomendación.

•    Relación de precios insumo-producto desfavorable.

Fuente: CLARION

Últimas noticias

Un nuevo espacio que combina gastronomía y música

Durante la pandemia así como cerraron comercios, también se abrieron puertas. Con actitud e imaginación, emprendedores se animaron ante...

La funeraria y mueblería de Francisco Vita

Por Héctor José Iaconis En la esquina de las actuales Bartolomé Mitre y Libertad funcionó, en las últimas décadas del siglo XIX hasta alrededor de...

Descubrir las maravillas del universo en los cielos bonaerenses

  Desde tiempos remotos observamos el cielo. Los viajeros lo utilizaban para guiarse en sus travesías marítimas, y otros quedaban hechizados por mitos y leyendas...

COVID-19: confirman 8 nuevos infectados y suman 132 los casos activos

El Comité de Crisis en Salud del Partido de 9 de Julio ha dado a conocer un nuevo informe  acerca de la situación sanitaria...

Más de 3 millones de usuarios tienen cuenta DNI

La billetera digital gratuita de Banco Provincia pasó en abril la barrera de los 3 millones de personas usuarias a tan sólo un año...

Noticias relacionadas

- Advertisement -