13 abril 2021

El Senador De Angeli se refirió a diversos temas de la agenda política

Eduardo Gallo Llorente
Eduardo Gallo Llorente

El Senador de la Nación, Alfredo Luis de Angeli, es un dirigente rural de la Federación Agraria Argentina, productor y contratista rural. En 2008 cobra notoriedad nacional en el corte de la ruta más importante del Mercosur, la Ruta Nacional No 14, a la altura de Gualeguaychú donde se oponían a leyes que perjudicaban el desarrollo de la actividad agropecuaria.
Como consecuencia de esta protesta, de la cual se convierte en líder, diversos partidos políticos opositores al kirchnerismo intentaron sin éxito presentarlo como candidato en las elecciones de 2009 y 2011. En 2013 presentó su candidatura a senador nacional por la Provincia de Entre Ríos, recibiendo la adhesión de varios dirigentes políticos opositores al oficialismo. Las elecciones legislativas nacionales realizadas el 27 de octubre de ese año, lo consagraron senador
Eduardo Gallo Llorente (G.LL.) permanente colaborador del Diario EL 9 DE JULIO mantuvo una interesante entrevista con Alfredo De Angeli (DeA.), abordando diferentes temas, vinculados con la agenda política actual y, recientemente, con el sector rural.

– G.LL.: Sabemos que te encuentras recorriendo la provincia como posible candidato a gobernador. ¿Cuál es tu apreciación con respecto a la educación y a la salud?,
¿cómo se encuentra la provincia en esta y otras materias?

– DeA.: Entre Ríos es la provincia que más carga fiscal tiene, tanto en el inmobiliario rural, como en lo industrial, y en lo comercial. Sin embargo, aún cuando se tiene esa gran carga tributaria, al recorrer la provincia se encuentran los caminos terciarios en malas condiciones. Tanto así que, muchas veces, los chicos no pueden llegar a las escuelas para concurrir a clases.Los maestros, así como también los policías, no están bien pagos.
Concerniente a la salud, se puede citar un dato que no es menor: en la provincia funciona un solo hospital de niños; por lo tanto, hay quienes deben recorrer más de 300 km para llevar a sus hijos a la atención médica.Gracias a una fundación, se ayuda a la madre para brindarles alojamiento, cuando tienen que llevar a sus hijos al hospital.La colectividad judía, en 1926, donó un hospital en Villa Domínguez, cerca de Villaguay que sigue siendo un hermoso hospital, lo fue en su momento y lo es también ahora. Sin embargo, el mismo se encuentra poco equipado, ni siquiera ambulancia. En cambio, a 20 kilómetros, el hospital de Villaguay se encuentra abarrotado de pacientes.
Muchas personas recorren cientos de kilómetros para hacerse atender y, en el camino, pasan por hospitales que antes estaban funcionando y hoy no lo están.
Por otro lado, los empleados públicos no están bien distribuidos; porque hay lugares donde sobran funcionarios, mientras que en otros hacen falta.
– G.LL.: La seguridad es otra de tus preocupaciones…
– DeA.: Por supuesto. Hay cosas que ocurren, de muchas nos enteramos, de otras no. En el mes de mayo encontraron un auto oficial de la gobernación con droga en su interior. De ello nos enteramos en el mes de agosto.

¿Acaso hubo encubrimiento?.

– G.LL.: ¿Cuál es tu reflexión acerca de las obras públicas que el gobierno nacional ha desarrollado en tu provincia?

– DeA.: El gobierno envía obras públicas, las cuales están bien, pero no siempre le resuelven las necesidades a la gente. La salud, la educación y la seguridad son cuestiones que corresponden al gobierno provincial. Los legisladores provinciales conocen dónde están los problemas, dónde se deben construir los servicios de agua o cloacas, dónde es necesario edificar una escuela.
La Nación delega el dinero. La obra pública ya viene adjudicada, lo cual huele a sobreprecio, a corrupción. La autopista Concordia -Paraná se encuentra avanzando de a poco. El año pasado, atravesando esa ruta, advertí que hay un hospital que no cuenta con gas natural. Es muy interesante que se construya esa nueva ruta; pero, con mucho menos, se le podría haber resuelto el problema al hospital.

– G.LL.: Estamos en medio de la cosecha de trigo. Los productores no tienen a quién venderle a un precio lógico. Es vergonzosa la política oficial. ¿Cuál es tu opinión sobre la problemática que afecta al trigo?

– DeA.: No sé si esta situación se debe a que el gobierno está mal asesorado o que emplea estas medidas por ideología. El gobierno nacional aseguraba que iba a cuidar la mesa de los argentinos. En realidad, nunca la cuidaron o bien la estrategia no les ha servido. Hacer que se siembre menos trigo, hizo que el precio de la harina tenga una suba. Más aún, aseguran que tuvieron que importar trigo, pero no lo hicieron público para no tener que pagar el costo político de semejante equivocación.
El pan llegó a valer $30, precisamente porque fue una de las peores cosechas de trigo de la historia.

– G.LL.: El sector rural podría ser un protagonista esencial para la economía del modelo si las medidas fueran otras…

– DeA.: Por supuesto. El gobierno necesita dólares. ¿Cuál es el sector que más rápido puede aportárselos?… el sector agropecuario. Si hubiéramos producido 20 millones de toneladas de trigo, nos quedaría un saldo exportable de aproximadamente 12 millones de toneladas, Ahí nomás, ya tenemos dólares para ingresar.
Si en lechería tuviéramos los 17 millones de litros, contaríamos con un importante excedente que puede ser transformado en productos para exportación.

– G.LL.: El gobierno nacional asegura que promueve la industrialización de las materias primas; pero, por otro lado, ya existen trabas a la exportación de queso, dulce de leche u otros productos lácteos. ¿Qué opinás al respecto?
– DeA.: No comprendo la lógica del gobierno que pone en práctica esas medidas. Quizá lo hace como una forma de sometimiento, para que la gente viva de los subsidios. Sinceramente, no me gusta la ideología que empobrece al pueblo para someterlo.

La Argentina ha perdido un tiempo maravilloso para que muchos argentinos estuviesen mucho mejor. Para captar votos, tienen gente sometida. La verdadera justicia social que yo conozco es la de brindar a la gente un trabajo digno. Ahí , entonces, ellos no van a poder someter a la gente para que los vote.

– G.LL.: Según tu apreciación, ¿cuáles son las políticas más importantes que sería necesario cambiar, cuando ingrese un gobierno de otro partido político?.

– DeA.: Sea el gobierno que fuere va a necesitar el ingreso de divisas. Lo primero que hay que hacer es liberar las exportaciones, con reglas de juego claras, transparentando el mercado y dándoles a los productores cierta previsibilidad.
No deben tener prioridad solamente los commodities. Debe existir un acuerdo entre los países que producimos proteínas. Somos productores de alimentos por excelencia, y tenemos que trabajar para reforzar en ese sector.

– G.LL.: Coincidimos en que faltan representantes del sector agropecuario en el parlamento. ¿Por qué, en el año 2010, cuando había varios representantes, no se pudo avanzar en muchas cuestiones?.

– DeA.: No solamente es responsabilidad por los errores cometidos de los legisladores, también lo es de la Mesa de
Enlace y de los productores que no los apoyamos.Algunas asociaciones no gubernamentales tendrían que haber hecho lo que se hace en otros países. En Brasil, por ejemplo, esas organizaciones vinculadas con el sector

apoyan a los legisladores, los respaldan y les arman los proyectos. De esta manera, crean un lobby que, lejos de ser algo negativo, permite alcanzar soluciones, mejorar lansituación.

Al Congreso de la Nación le faltan más lobbys del sector agropecuario.

– G.LL.: Este año, ¿cómo trabajaron las comisiones de Agricultura, en las Cámaras de Diputados y Senadores ?

– DeA.: Desconozco lo ocurrido en Diputados. En Senadores solamente nos hemos reunido una sola vez, después de la conformación, para tratar temas menores.La Senadora Meabe, su presidente, se encuentra conproblemas de salud, y la vicepresidente no convoca a laComisión para reunirse.

– G.LL.: ¿Por qué crees que este gobierno ataca a quienproduce?

– DeA.: Porque el gobierno quiere sostener el populismo.Para ello necesita dinero y se lo quita a quien produce y alos que trabajan.La lógica consiste en sacarle al que trabaja para darle alque no trabaja.

– G.LL.: ¿Dentro de diez años, existirá el kirchnerismo oserá sólo un mal recuerdo?.

– DeA.: Ojalá que sea apenas un mal recuerdo y quemucha gente entienda que este gobierno quiere a lospobres. Los quiere tanto, que los multiplica. Eso lo dije enel año 2008.

– G.LL.: En estos momentos la Argentina aplica políticaseconómicas y agropecuarias muy distintas respecto de lospaíses vecinos a lo que parece que les está yendo mejor.

¿Por qué?

– DeA.: La política que aplica el gobierno actual es decorte netamente populista. Nosotros plantamos un árbolpensando que va a dar sombra a nuestros hijos y nietos;sin embargo, ellos piensan en la carpa, para que sólo les désombra a ellos. De todas maneras, el primer viento se lasva a volar.

– G.LL.: En tu opinión, ¿cuáles son los países más ricos?¿los que más consumen o los que más producen?,

– DeA.: Para mí, son los que más producen. La producciónle va a dar bienestar al pueblo a través del trabajo genuinoy de la cultura del trabajo y de la justa remuneración.

– G.LL.: Hace unos días tuve la oportunidad de ir aun Congreso sobre Economía Política, organizadopor el Centro de la Cooperación de Carlos Heller y laUniversidad de Quilmes. En una de las ponencias en laque se hablaba de la soja, la discusión parecía girar entorno a cómo se pueden apropiar de mayor renta sojera.

¿Cuál es tu opinión al respecto?

– DeA.: Se ve que no conocen nada del campo. Hablarde la súper renta de la soja pone de manifiesto que noconocen absolutamente nada sobre este tema. Un añopuede venir una buena producción, sin embargo en otropuede no ser así, y perderlo todo.

– G.LL.: En el año 2008-2009, parecía que el campo habíainstalado en la sociedad el problema de la apropiacióntotal de la renta, que quería llevar adelante el gobierno.Hoy, con los chicos de la Cámpora y con las medidas queestá tomando el ministro de Economía, pareciera que elsector estuviera perdiendo una batalla. ¿Cómo ves estasituación?.

– DeA.: En realidad nosotros no estamos perdiendo labatalla, la está perdiendo el país, la sociedad. Por culpa delas medidas de este gobierno, la gente va a sembrar menosy esto va a perjudicar al pueblo.Cuando la situación cambie, el país va a volver areflorecer y mucha más gente estará trabajando enel campo. No hemos perdido la batalla. Hay genteatrincherada, esperando el cambio. Sin duda que muchosvan a desaparecer, pero el país se va a recuperar.Como dijo Humberto Volando, la Argentina se recuperacon el campo, nunca sin el campo y, menos aún, en contradel campo. Este gobierno no solamente fue en contra delcampo, sino también va en contra del país.

– G.LL.: Para vos, ¿tuvo algún éxito el intento del expresidente Néstor Kirchner de formar una agrupacióngremial bajo la denominación de “La Canpo”?

– DeA.: Ellos no son productores agropecuarios.Una agrupación gremial de este tipo debe formarsecon productores agropecuarios genuinos. Ellos estánequivocados, piensan que detrás del escritorio puedensembrar con decisiones políticas. Muchos de ellos sonempleados estatales.Hay que ir y meterse dentro del campo. No creo que estosmuchachos de “La Campora” puedan hacerlo, aguantarlevantarse a las 6 de la mañana y acostarse las 10 dela noche, como patrón; o que tengan que ir a un bancopara pedir un crédito para sembrar. La mayoría de esosmuchachos están ahí porque tienen un muy buen sueldo.Como dijo el “Momo” Venegas, son militantes rentados.

– G.LL.: En el año 2008 el gobierno creía que laFederación Agraria no se iba a unir a las otras entidadesy que iba a apoyar las medidas oficiales. Yo sostengo queel productor chico, mediano o grande no debe apoyar esasmedidas. ¿Qué opinas al respecto?.

– DeA.: En el año 2006 me retiré de la Federación cuandose apoyó la medida de cierre de exportación de la carnevacuna. Con esto, cerca de 15,000 obreros de la industriade la carne, quedaron sin trabajo. En ese momento medi cuenta que este gobierno no tenía nada para dar a lospequeños y medianos productores.

– G.LL.: La sociedad debe participar y comprometerse con la política…

– DeA.: La sociedad no está acostumbrada a participar.

Ni en las cooperadoras de las escuelas se encuentra gentepara poder renovar las comisiones directivas. Todo va acambiar cuando la sociedad argentina comprenda que esnecesaria la participación.Muchas veces le he preguntado a mi madre porqué elproductor agropecuario no participaba en política. Ellarecordó que, cuando su padre vino de Europa, lo hizo conapenas dos mudas de ropa, con hambre. Por eso decidiótrabajar puertas adentro, preocupado de que su familia nopase hambre y sin inmiscuirse en cuestiones políticas.Hoy es diferente. La sociedad argentina debe entenderque las cosas van a cambiar en la medida en que hayaparticipación de todos los sectores.Por lo general, lo que acostumbra decir la gente es que nohay que meterse en política. Que la política es sucia. Enrealidad, la política no es sucia, lo son los políticos.

GLL: Muchas gracias Alfredo, dejamos acá.

Últimas noticias

Valentina Fernández vivió una experiencia “increíble” en el CeNARD

La joven jugadora de pelota a paleta Valentina Fernández, oriunda de la localidad de Dudignac, vivió dos jornadas en...

SúperTC2000: Tomás Cingolani se metió entre los diez

El piloto nuevejuliense tuvo una buena carrera y entró en el top ten de la tercera final del año del Súper TC2000 en el...

“Femicidio”: un libro para ayudar a las mujeres y sus familias

El 6 de diciembre de 2019 fue asesinada la joven Bárbara Zabala, el mismo día que cumplía 20 años. Aquella noche el ex novio...

Nueva colecta: convocan a donar sangre

El próximo miércoles 14 de abril se llevará a cabo una nueva colecta de sangre organizada por el Servicio de Hemoteriapia del Hospital "Julio...

Continúa la vacunación antirrábica

La Dirección de Albergue Canino de la Municipalidad de Nueve de Julio, continuó desde hoy, y a lo largo de toda la semana en...

Noticias relacionadas

- Advertisement -