24 julio 2021

Original puesta en escena teatral

[13 de julio de 2010] El viernes pasado la “Esquina Arte y Cultura” de Fernando Pisano y Verónica Paulucci fue escenario de una original y simpática iniciativa teatral. Un grupo de chicos de entre ocho y catorce años de edad representaron una obra infantil titulada “Pido gancho”.

“Pido gancho” es la historia de una niña, Martina, que tiene un deseo: detener el tiempo. Para lograrlo llama a unas hadas amigas y éstas le dicen cómo hacerlo pero le advierten que el hechizo va a durar sólo una hora y que, como ella será la única persona en el mundo que no se va a congelar, antes de que se cumpla esa hora debe volver al mismo lugar de su casa y decir las palabras mágicas para que el tiempo se descongele. Si pasa esa hora y no llega a pronunciar esas palabras el tiempo quedará congelado definitivamente.

Martina detiene el tiempo pero, como es muy curiosa, sale a recorrer las calles del pueblo y se pierde. Y un hada mala le va a hacer un maleficio para que no pueda descongelar el tiempo.

El grupo de teatro: la originalidad de esta obra radica en que es llevada adelante –como se anticipó más arriba-, por un grupo de chicos. El libreto y la dirección de la obra fueron creados y ejecutados íntegramente por Emilia Casas, de catorce años. Ella promovió y dirigió los ensayos y la puesta en escena durante cuatro meses junto con los chicos que integran el elenco: Lucía Casas, Ailín Capasso, Joaquina Figue- roa, Rocío y Melina Aram- buru, Luisina Redra do, Nicolás Barry, Julia y Ana Pardavila y Mercedes Pereda.

Pero este grupo viene llevando adelante actividades teatrales desde hace varios años y se identifica con el nombre de “Por siempre había una vez”. Durante ese tiempo se incorporaron poco a poco distintos integrantes, todos de edades similares y siempre trabajando con libretos y dirección de Emilia Casas.

La concurrencia del público: esta es la primera vez que el grupo pone en escena una obra en la “Esquina Arte y Cultura” ya que hasta ahora lo venía haciendo en el ámbito familiar. Y el éxito de esta iniciativa fue rotundo y superó las expectativas de los integrantes del grupo. La “Esquina” se llenó de gente con una particularidad: concurrieron no solamente niños sino también adultos. Y todos vivieron con similar entusiasmo las escenas que representaron los integrantes del elenco.

El entusiasmo y la respuesta del público fue el mejor premio que podían recibir los chicos del grupo “Por siempre había una vez” después de haber estado ensayando durante cuatro meses. Y eso los motivó a pensar en realizar una nueva función que podría llevarse a cabo para el Día del Niño.

En momentos en los cuales se cuestiona tanto la influencia de los adelantos tecnológicos en los hábitos y entretenimientos de los chicos y adolescentes, iniciativas como éstas alientan a pensar que la magia del arte sigue siendo posible.

Por último es importante destacar la actitud de artistas como Verónica Paulucci y Fernando Pisano que abren generosamente sus puertas a estas iniciativas.

Estuve presente en la obra “Pido gancho” y quiero cerrar esta nota con un interrogante: ¿Por qué será que el viernes todos los adultos que estuvimos en la “Esquina Arte y Cultura” nos entusiasmamos con esa obra tanto como los propios chicos?

Últimas noticias

Entrevista a Diego Santilli: “Kicillof está lejos de la gente”

El candidato de PRO para enfrentar al radical Facundo Manes en la interna de Juntos pro el Cambio explicó...

Noticias relacionadas