23 julio 2021

Alejandro Casas presentará As de espadas, cuatro de copas

[30 de junio de 2010] El Dr. Alejandro Casas publicó su tercer libro: se trata de la novela «As de espadas, cuatro de copas» de la editorial Ediciones de Las Tres Lagunas. La presentación será el sábado 10 de julio a las 19 horas en el Salón Auditorio de la Cámara de Comercio, con entrada libre y gratuita con invitación para la comunidad en general.

«En 9 de Julio somos varios los que escribimos, no sólo los que estamos radicados acá. Es un hecho cultural y artístico muy importante para la Ciudad» destacó el escritor Alejandro Casas a Diario  «EL 9 DE JULIO» adelantando que lo acompañarán la escritora Clara Benedetti (realizando el análisis del libro) y el Profesor Horacio Vizzón.

La música la aportarán Gabriela Bérgamo, José «Toto» Arcucci, Juan Cruz Casas y Raúl Cerdeira.

Antecedentes

Desde hace varios años que Alejandro Casas escribe cuentos y novelas. Hace cuatro años (en 2006) publicó su primer libro titulado «Encuentros», de cuentos, a través de la editorial Dunken. En 2008 publicó una novela titulada «Boca de urna» por medio de la editorial «Ediciones del Dragón».

Temática

En relación a la temática de sus tres publicaciones, el autor señaló que «los tres libros son diferentes. El primero fue de cuentos, la primera novela publicada ‘Boca de urna’ fue puramente de ficción en la que se trata la política, y este tercero tiene en común con el primero la historia familiar».

En ese sentido, Alejandro Casas sostuvo que  «As de espadas, cuatro de copas» se relaciona con el primero con un parecido a las referencias con el pueblo y referencias familiares. «Es una novela autobiográfica, que narra una historia de un tramo de mi vida personal. Trata la relación de un padre (con hemiplejia durante 19 años) y su hijo. En el año 2000 vuelve a tener un deterioro en su salud por la edad y la larga enfermedad y eso hace que tenga que regresar a la clínica en la que estuvo en el año 1981».

«Esa circunstancia que se da al inicio de la historia de la novela, desata en el hijo un montón de recuerdos y vivencias. Gran parte de la novela es un viaje a través de la memoria con un final cantado de antemano: la suerte del padre ya no va a ser la misma, el deterioro de salud es irreversible y lo espera la muerte, que es inevitable».

En esa historia, hay recuerdos que se remontan a los 70′ y a los 80′ que, según el autor, «tiene un fuerte componente de referencia familiar y también tiene un trasfondo de situaciones de pueblo y de vínculos entre vecinos y amigos. A lo largo de esos 19 años la vida en el pueblo fue cambiando, para terminar en los últimos capítulos en el presente cuando se narra la historia, con lo que ha cambiado el pueblo y el país en todo ese tiempo».

Su familia, consejera

Así como su esposa ha aconsejado a Alejandro Casas en otras cuestiones relacionadas a su actividad como escritor, también una de sus hijas le sugirió no publicar esta novela después de los cuentos.

«Esta novela (As de espadas, cuatro de copas), la escribí antes de Boca de Urna. Se dio una situación particular y simpática: cuando publico el libro de cuentos, tenía lista la novela y mi hija Emilia (la mayor) me sugirió que publicara primero ‘Boca de urna’ porque sino ‘te van a tomar por un escritor triste’» me dijo. «Tuve su asesoramiento, le hice caso y así fue como salió primero la novela política», explicó.

La primera novela que escribió

«As de espada, cuatro de copas» fue la primera novela que escribió Alejandro Casas en el año 2000, como borrador o bosquejo. «Primero la corregí con Susana Silvestre (escritora fallecida de Buenos Aires), después la terminé de corregir con Antonio Dal Massetto»

«Esta novela me enseñó a escribir. Me sirvió de catarsis desde el punto de vista psicológico, en cuanto a aliviar distintas cuestiones con un componente afectivo muy fuerte», aclaró Casas, quien indicó que «fue necesario dejar de transcurrir cierto tiempo para tomar distancia».

La novela,  con mensajes

Alejandro Casas sostuvo que la novela «también tiene una parte de ficción». Afirmó que «lo que pretendo no es sólo transmitir la descarga de lo personal que me ha pasado, una situación angustiante, si no  también dejarle algún otro mensaje a los que la lean».«La novela tiene más de un mensaje y trato de no decirlo, para dejar que cada uno la lea y la interprete a su manera. Es una historia difícil pero aún en medio de lo doloroso, trato de dejar un mensaje de optimismo. Eso lo intento reflejar en el último capítulo», concluyó Casas.

Últimas noticias

Argentina: más del 50% recibió una dosis de la vacuna contra el Covid

En el marco del fuerte avance del Plan Estratégico de Vacunación que despliega el Gobierno nacional, la Argentina alcanzó...

Noticias relacionadas