23 septiembre 2021

Los sirgadores del Volga. Ilyá Repin

Durante la segunda mitad del siglo XIX  Rusia vive bajo  la autocracia zarista.  La base de la economía  del imperio es la agricultura que, en poder de  grandes terratenientes,  es el  sostén principal del gobierno,  la aristocracia, el  ejército y la burocracia estatal.

the-boatmen-on-the-volga-ilya-efimovich-repin
Sin embargo, tras la derrota de la guerra de  Crimea, el régimen se ha desgastado,  existe  una gran disconformidad en la población y se  comienza a precipitar un  período de reformas radicales.  (Sustrato de la revolución  del siguiente siglo).
El  absolutismo feudal, lentamente,  se desplaza hacia el capitalismo.  La burguesía comercial e industrial (muy retrasada respecto de  la europea que va   por la segunda fase de la Revolución Industrial) comienza a desarrollarse.
Entre otras, la medida de   Alejandro II  (1855-1881)  de  emancipar a los campesinos libera una  enorme cantidad de mano de obra  que, carente de  tierras y concentrándose  en centros urbanos, vive  en precarias y penosas condiciones.
La Sociedad de Arte ambulante creada hacia  1870 es una expresión más del descontento general que  experimenta el pueblo.  Los pintores desconformes  con las limitaciones que les impone la Academia Imperial de Artes de San Petersbur- go, se reagrupan. El propósito  es divulgar el arte y  la estrategia  recorrer cada rincón de las   provincias rusas con las pinturas a cuestas.
La temática de la obra será  costumbrista, centrada en las clases bajas, aunque  también se dedicarán  a mostrar las bellezas del paisaje ruso, sin olvidar el retrato, especialmente, de intelectuales, escritores y políticos revolucionarios.
Ilya Repin, es uno de los tantos pintores que forma parte de la nueva agrupación. Egresado de  la Academia imperial, y  particularmente  influenciado en Francia  por el realismo pictórico de Gustave Courbet, salta a la fama con ¨Los sirgadores del Volga¨ (1873), convirtiéndose en poco tiempo enel líder del movimiento de   los itinerantes conocido en Rusia como los Peredvízhniki. .
En un óleo sobre lienzo de 131 cm x 281 cm,  un grupo de sirgadores ( de sirga, cuerda que sirve para tirar de las redes o de las  embarcaciones a tierra),  remolcan a contracorriente una pesada embarcación.
Provistos de cuerdas entorno a sus torsos, cruzan   delante de  nosotros en diagonal. Literalmente, están doblados, vencidos,  convertidos en  verdaderos animales de tiro.    De todos ellos, sólo uno nos mira culpándonos por  nuestra quietud ante tamaña injusticia. (Se trataría  de un antiguo sacerdote excomulgado según figura en las anotaciones del autor).
Hacia mitad de la hilera, sin embargo, destaca un  joven iluminado por el sol. Viste  harapos claros y con la cabeza erguida,  mira  hacia la otra orilla.  Es la rebeldía misma,  la  esperanza de cambio depositada en la juventud revolucionaria que se  contrapone a la resignación de los hombres  más viejos.
En el barco un par de marineros maniobran para no encallar. La bandera del imperio ruso ondea agitada por el viento en lo alto del mástil. Curiosamente aparece al revés, con los colores invertidos, recurso  con el que el autor denuncia  a un  estado ruso anclado en el pasado,  que explota y somete a sus  ciudadanos  a los trabajos más inhumanos.  (La idea parece corroborarse con una embarcación a vapor que se observa en la lejanía como un símbolo de la revolución industrial, progreso que a criterio del autor podría liberar a los sirgadores de tan extenuante labor).
El cuadro dio mucho que hablar cuando se expuso en San Peters- burgo.  Dosto yevsky, dijo de él:
¨Vi sirgadores, sirgado- res reales, nada  más… Es inevitable sentir que estamos en deuda con esta gente¨.
La dura labor de los sirgadores  inmortalizada por  Repin, inspiró una de las canciones más populares  de la rusa soviética.  Adaptada por Manuel de Falla en  1922,  todos sus   derechos fueron  destinados a sufragar  ayuda a los millares de desplazados rusos como consecuencia de la Primera Guerra mundial (Puede accederse a diversas Interpretaciones  a través de  You Tube).
Durante la Segunda Guerra, dicha canción, encarnó  la  resistencia y la voluntad inquebrantable del pueblo ruso  ante la invasión de los nazis.
La pintura se exhibe actualmente en el Museo Estatal de San Peters- burgo.
Puede verse en todo su esplendor en distintas páginas de la web.

Últimas noticias

El Intendente Barroso visitó Naón

El día martes, el Intendente Municipal de 9 de Julio, Mariano Barroso, acompañado de funcionarios; visitó la localidad de...

Noticias relacionadas